27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La madre del motorista fallecido en un accidente de circulación pide ayuda después que la Audiencia Provincial de Madrid haya rechazado su recurso

Se frena el caso de Rafa Moral: "Nuestro abogado nos ha dejado tirados y sin recursos"

/ Rafa Moral
Rafael Moral Castro murió junto a su novia en 2017 en un accidente de moto. Sus padres pretenden reabrir el caso y solo exigen que se recoja el testimonio de un testigo visual de un accidente que se recogió en unos atestados que ofrecen algunas dudas.

Los padres de Rafael Moral Castro no se dan por vencidos después de llevar casi cuatro años luchando porque "se haga justicia" en el caso de la muerte de su hijo de 24 años, que perdió la vidaen un accidente de moto junto a su novia de 18 años.

Carmen, madre del fallecido, se lamenta en declaraciones a El Cierre Digital porque se encuentran "tirados y sin recursos" después de que su abogado haya decidido no seguir a su lado instantes después de que la Audiencia Provincial de Madrid haya rechazado su última alegación. La familia ha contratado ahora para llevar el caso al prestigioso abogado Marcos García Montes. 

Sentido contrario

La madre de Rafa, simplemente, pide que la Justicia reabra el caso y mande llamar a un testigo que habría visto que el coche con el que se cruzó el joven habría invadido el sentido contrario de la circulación.

La familia ha puesto en marcha la campaña de recaudación de fondos para "hacer frente a la larga lucha" que lleva acumulado el matrimonio al toparse con "múltiples inconvenientes durante la investigación", asegura la familia.

La familia no está conforme con los informes

Rafael Moral Miranda, padre del joven, explica a El Cierre Digital que lo más llamativo del caso es que cree que "no hay que ser ingeniero para darse cuenta de que hay demasiados fallos en el informe. El recorrido de la moto que aparece en los informes es falsa".

Según Rafael, "también hay muchas dudas en el caso porque tenemos pruebas de que el cadáver de mi hijo fue movido. Y lo peor de todo es que no nos han querido escuchar. Creemos que la Guardia Civil no ha hecho bien su trabajo. Es que ni siquiera le hicieron el control de alcoholemia al conductor del coche" con el que se cruzó su hijo. 

El accidente 

Rafael Moral Castro falleció hace cuatro años en la localidad madrileña de Ribatejada y el atestado asegura que el joven, en el momento del accidente infringía varios artículos del Reglamento General de Circulación y previsiblemente se vio obligado a realizar una maniobra evasiva que le costó la vida a él y a su pareja. 

El Cierre Digital ya contó que el Juzgado de Instrucción Número 4 de Torrejón de Ardoz emitió acta de sobreseimiento del caso basándose en los informes del forense y el atestado de la Guardia Civil, documentos facilitados a este medio por los padres del joven fallecido, Rafael Moral y Carmen Castro.

En dicho atestado se informaba de que el conductor del vehículo infringía, entre otros, los artículos 45.1 y 29.15B del Reglamento General de Circulación, relativos a los límites de velocidad y a la prohibición de circular por la vía en un cambio de rasante o curva de reducida visibilidad respectivamente. 

Dudas 

A pesar de esto, la familia del difunto, Rafael Moral Castro, sostiene que el accidente no se debió a una salida de vía, como apuntó la Guardia Civil, sino que fue causado por un coche tripulado por un hombre, que, de acuerdo con la madre del conductor fallecido, “no reunía las mínimas exigencias físicas y psicológicas y que, además, tenía caducado el carné de conducir” y una mujer que lo acompañaría.

No obstante, los padres del difunto, Rafael Moral y Carmen Castro, en base a las pruebas que han podido reunir, defienden que el accidente fue causado por un coche tripulado por un hombre que "no reunía las mínimas exigencias físicas y psicológicas y que, además, tenía caducado el carné de conducir" y una mujer que lo acompañaría, según sostiene Carmen. Esta es la lucha en la que llevan inmersos más de tres años.

Los padres de Rafa han recabado numerosas pruebas.

Aunque el Juzgado de Instrucción Número 4 de Torrejón de Ardoz emitió en su día acta de sobreseimiento del caso basándose en los informes del forense y el atestado de la Guardia Civil, los padres de Rafa consiguieron su reapertura en agosto de 2019 informando a la fiscal del caso y al fiscal jefe de la zona de Alcalá de Henares de lo que consideraban una presunta falta de diligencia en la elaboración de los informes que sucedieron al accidente.

Tal como ya informó este medio, la familia presentó las conclusiones del informe elaborado por el Grupo de Investigación de Accidentes de Tráfico (GIAT), un texto que "rectificó por irregular más del 60% del primer informe", de acuerdo con la madre de Rafa. Sin embargo, según nos cuenta, la Fiscalía pidió el cierre provisional del caso, algo que concedió el juzgado. Por ello, la familia recurrió ante la Audiencia Provincial, que ha desestimado su la petición. 

Justicia para Rafa

Los padres de Rafa han personalizado "con cariño una mascarilla" que pide 'Justicia para Rafa'. Esta mascarilla se puede adquirir por 10 euros a través del correo electrónico (justiciapararafita24@gmail.com). 

Mascarilla que ha sido puesta a la venta por la familia de Rafa. 

Este elemento simbólico también se puede comprar en la tienda sita en la calle Constitución 50 bis de Daganzo de Arriba o por vía postal, con 2 euros extra de gastos de envío por mascarilla. El número de cuenta para ayudar a al familia de Rafa es el siguiente: ES91 1465 0100 951 4162 3205. Más información en el número de teléfono: 620980812. 

 

COMPARTIR: