25 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tampoco se han tenido en cuenta los informes periciales que indican que los whatsapp de Dana enviados a Sergio fueron realizados por terceras personas

Caso Dana Leonte: Su pareja Sergio Ruiz seguirá en prisión al rechazarse la geolocalización del móvil de la joven rumana

Dana Leonte y Sergio Ruiz.
Dana Leonte y Sergio Ruiz.
Sergio Ruíz, único sospechoso en la cárcel detenido por el asesinato de su pareja Dana Leonte, seguirá en prisión porque hay indicios suficientes para que continúe en prisión y por tanto, la titular del Juzgado número 4 de Vélez Málaga que instruye el caso, Beatriz Pérez, ha desestimado la puesta en libertad solicitada por su abogado.

A pesar de las especulaciones sobre la inminente puesta en libertad de Sergio Ruiz, la jueza Ana Beatriz Pérez, ha resuelto, y van tres veces ya, que continúe en la prisión de Alhaurín de la Torre, de manera provisional, mientras la Guardia Civil sigue buscando restos de Dana Leonte en la zona boscosa cercana a la vivienda que compartía con el acusado en Arenas, Málaga.

Según el auto de prisión dictado en septiembre del pasado año: “Entre las 19:00 y las 22:40 del pasado 12 de junio Sergio Ruiz golpeó en la cabeza con un palo a su pareja Dana trasladando el cuerpo para ocultarlo”. Sin embargo, a pesar de que los perros especializados de la Benemérita marcaron restos de sangre en un palo, la presunta arma del crimen, y en varios puntos de la casa, los análisis sólo han podido determinar que la única sangre que hay al 100 por ciento de fiabilidad es una gota de sangre de Sergio en una toalla del baño. Con esos datos y apoyado por nuevos informes el abogado de Sergio, Juan José Moreno, había vuelto a pedir hace unos días la puesta en libertad provisional de su defendido.

La investigación de la Guardia Civil se decanta por un crimen pasional, ya que los investigadores creen que Dana Leonte iba a abandonar a Sergio Ruiz, tal y como se desprende de los mensajes intercambiados entre ambos en días anteriores al crimen. Además, la principal prueba de cargo es el hueso de la joven encontrado por el perro de un paseante en el monte y que se comprobó que pertenecía a la joven Dana.

La Guardia Civil cree que la desaparecida tenía planes de futuro con su hija y que no planeaba una desaparición voluntaria. Entre las pruebas aportadas por la investigación está la geolocalización de los teléfonos móviles de ambos, que prueban que ambos permanecían juntos en su vivienda a la hora en que se cometió el asesinato.

Algunos de los mensajes intercambiados entre Dana y Sergio Ruiz.

Además, varios testigos han asegurado que Sergio tenía un carácter violento y que se deshizo de las botas de trabajo que llevaba el día del crimen para borrar cualquier huella de sangre mientras transportaba el cadáver de Dana en el coche hasta el monte.

Sin embargo, su abogado defensor aportó una prueba de parte realizada por un perito que aseguraba que otras personas diferentes a Sergio y Dana habían enviado los mensajes por whatsapp que supuestamente intercambió la pareja el día que la joven madre desapareció. También aportó un informe que echaba por tierra el trabajo de la Guardia Civil respecto a la geolocalización de los teléfonos móviles de Dana y Sergio.

Sin embargo la jueza desestima ahora esta petición de puesta en libertad a pesar de las pruebas presentadas por la defensa de Sergio Ruiz.

COMPARTIR: