22 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Muchos de estos actos de odio no tienen efectos legales al estar dentro de la libertad de expresión, aunque sí valoran condenar el caso contra Sánchez

Los otros ‘ajusticiamientos’ a muñecos de políticos: De fusilar a Abascal a guillotinar a Rajoy

Fotografía de la piñata inspirada en Pedro Sánchez que fue apaleada en Ferraz
Fotografía de la piñata inspirada en Pedro Sánchez que fue apaleada en Ferraz
Las tensiones vividas durante las protestas de Ferraz han generado numerosas polémicas. La última, y probablemente la más sonada, tiene que ver con el apaleamiento de un muñeco inspirado en la figura del presidente Sánchez, acto que ha generado indignación en el Gobierno. Sin embargo, no es algo nuevo, en nuestro país se han vivido hechos similares con protagonistas variados, entre los que también se encuentran el Rey y otras personalidades políticas.

En los dos meses de protestas en Ferraz contra las estrategias del Gobierno de Pedro Sánchez, se han vivido algunas situaciones que han levantado polémica en mayor o menor medida. Así ocurrió la pasada Nochevieja, cuando los congregados frente a la sede del PSOE apalearon, a modo de piñata, a un muñeco que representaba la figura de Pedro Sánchez

En respuesta, el Ejecutivo de Sánchez está preparando una denuncia ante la Fiscalía por un posible delito de odio. Sin embargo, no es una novedad que se ultraje a figuras políticas como el presidente del Gobierno, el rey u otros líderes, ya que esto ha ocurrido en nuestro país anteriormente. Por este motivo, líderes del PP han reprochado a Sánchez su ‘doble rasero’ a la hora de condenar estas actitudes.

Los ‘ajusticiamientos’ a guiñoles de la Familia Real

Como ya se ha mencionado, el apaleo de muñecos y guiñoles para desprestigiar a personalidades políticas es una práctica que se lleva realizando en España durante años.

Uno de los objetivos de este tipo de actos es la Familia Real, que ha sido protagonista de varios actos de protesta de esta índole. En el año 2020, Sortu, un partido político integrante de la coalición EH Bildu, colocó una cuerda alrededor del cuello de una estatua del rey Felipe VI en el centro de Pamplona, frente al Palacio de Navarra, que es la sede del Gobierno regional. Esta acción coincidió con el Día de la Hispanidad y tenía como objetivo denunciar el supuesto colonialismo supremacista del reino de España. Durante el evento, también derribaron la estatua de Cristóbal Colón, además de la del rey. Como resultado, doce organizadores de la acción fueron citados para declarar ante la Audiencia Nacional. Por su parte, Sortu calificó este incidente como un ataque grave a la libertad de expresión.

deae0e586d43accb644dd7d2bf391a02

Figura del rey Felipe VI 'ajusticiada' en Pamplona en 2020

Algo parecido ocurrió durante la celebración de la Diada del 2020, cuando varios integrantes de los polémicos CDR incendiaron un muñeco representando al rey Felipe VI en el centro de Barcelona. En esa misma jornada, también se quemó en la capital catalana una gran fotografía que mostraba a todos los miembros de la familia real.

Por otra parte, hace ya más de una década, en enero de 2013, el comediante Jair Domínguez, que trabaja en TV3, fue citado para declarar ante la Audiencia Nacional por haber utilizado dianas de tiro con la fotografía del rey emérito Juan Carlos I durante su programa "Bestiari il·lustrat" en la televisión pública catalana. Sin embargo, el juez Gómez Bermúdez decidió archivar el caso y absolvió a Domínguez.

Más recientemente, durante el pasado mes de abril, un muñeco con la figura del rey Felipe VI fue colgado en la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid. Esta acción fue asumida por el movimiento estudiantil conocido como La Chispa. En la Universidad Autónoma de Barcelona también se han llevado a cabo actos similares donde muñecos con la imagen del monarca han sido colgados simulando un ahorcamiento.

Los políticos, otro objetivo marcado en estos actos

Los reyes no son los únicos protagonistas de este tipo de actos, pues los políticos también han sido ‘ajusticiados’ más de una vez como símbolo de protesta. En el año 2013, algunos miembros de las juventudes socialistas de Alicante exhibieron la ‘cabeza’ del expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que había sido ‘guillotinada’.

Este hecho tuvo lugar en en la Vega Baja alicantina, en un escenario después de una representación teatral, y la organización juvenil del PSOE utilizó la imagen en su página de Facebook. El partido político PP amenazó con llevar el asunto ante la Fiscalía, lo cual llevó a la asociación socialista a disculparse y retirar la imagen.

Por otra parte, en Vox tampoco se libran, durante los eventos de celebración del Orgullo LGTBI en el municipio catalán de Ripollet, en 2022, los muñecos de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el líder del partido verde, Santiago Abascal, fueron golpeados en un escenario. Estas actividades festivas contaron con el patrocinio tanto de la Generalitat de Cataluña como del Ministerio de Igualdad.

dd2b7d575a785ba88c55be80349733d7

Polémico cartel de un festival de música en Bilbao, simulando la ejecución de Santiago Abascal

También se vivió una polémica parecida durante el pasado verano, cuando Vox interpuso una querella contra un festival de música que se llevó a cabo durante las fiestas de Bilbao. El motivo de la demanda fue el cartel promocional del evento, con la imagen de Santiago Abascal, líder del partido, con lo que quería simular un impacto de bala en la parte posterior de su cabeza. El juez encargado del caso, Joaquín Gadea, realizó una investigación para determinar si se había cometido un delito y decidió no suspender los conciertos anunciados en dicho cartel.

Tampoco en el independentismo se libran de los polémicos ‘ajusticiamientos’, pues durante la celebración anual de la 'Quema de Judas' en el municipio sevillano de Coripe, se ejecutó y prendió fuego a un muñeco que representaba al antiguo presidente catalán, Carles Puigdemont. Este incidente, que tuvo lugar en 2019, generó gran controversia y provocó que la Generalitat de Cataluña presentara una denuncia por un presunto delito de odio. Sin embargo, la Fiscalía Provincial de Sevilla decidió archivar el caso.

5fa51f32cd5ea

Fotografía del guiñol de Carles Puigdemont que fue quemado en las fiestas de Coripe (Sevilla)

De igual manera actuó la justicia con un exmilitar residente en la provincia de Málaga, que usó imágenes de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias como diana de tiro. Además, grabó los disparos a las fotos para posteriormente subirlas a las redes sociales, lo que generó la indignación del Gobierno y provocó una denuncia por delito de odio que posteriormente fue archivada.

Sin embargo, no todos los casos acaban en archivo, por ejemplo, el mes pasado un individuo de 43 años fue sentenciado a 8 meses de prisión por un tribunal penal en Castellón por amenazar a Santiago Abascal. Este individuo fue declarado culpable de colgar de un árbol un muñeco con manchas rojas que simulaban disparos, representando al líder de Vox. Inicialmente, el partido verde solicitaba una pena de tres años de prisión por delitos de odio y amenazas. Sin embargo, el juez descartó el delito de odio y dictó una condena menos severa.

COMPARTIR: