28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El abogado Adolfo Alonso Carvajal ya ha anunciado su candidatura y el senador Txema Oleaga también podría optar al cargo en las elecciones masónicas

Dos socialistas candidatos a 'Gran Maestro' de la Logia: Los vínculos de la masonería y la política

Exclusiva
Adolfo Alonso Carvajal, dos veces candidato al Congreso de los Diputados por el Partido Socialista en el País Vasco y conocido por llevar la defensa de Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas, ha anunciado que se postulará a Gran Maestro de la principal institución masónica de España. Un paso que, según apuntan fuentes a elcierredigital.com, también dará el senador socialista Txema Oleaga Zalvidea.

Adolfo Alonso Carvajal renuncia al cargo de concejal en el Ayuntamiento del municipio menorquín de Sant Lluís para postularse a Gran Maestro de la Gran Logia de España. El abogado, dos veces candidato al Congreso de los Diputados por el Partido Socialista en el País Vasco y conocido por llevar la defensa de Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas, deja a un lado la política y oficializa su candidatura a máximo responsable de la que es la principal institución masónica de España.

“Me ha llegado la oportunidad de convertirme en concejal del ayuntamiento de Sant Lluís tras llevar meses haciendo campaña para la Gran Logia de España. Para mí, la masonería tiene un papel muy importante por jugar en el país con trabajo, libertad, democracia, diálogo y fraternidad, al margen de discusiones políticas y religiosas que no podemos entender. Todos convivimos en paz en nuestras logias”, indicaba Alonso Carvajal a Efe tras hacerse pública su decisión.

Adolfo Alonso Carvajal. 

En un texto remitido a elcierredigital.com, Adolfo Alonso Carvajal señala que "mi acto de renuncia fue un mensaje a la sociedad, y algo natural, no tenemos nada que mezclar, no hay política y masonería, y, en la duda, un candidato a gran maestro ha de ser claro. Es mi opinión y por ello realice la renuncia".

"No quiero que la sociedad piense que existe una maniobra política en la Gran logia de España (GLE), porque no existe. No hay vínculos entre la masonería y el partido socialista u otras formaciones, y los vínculos con la política no lo son de la Masonería sino que son opciones privadas e individuales de algunos y no todos, de sus miembros, lo mismo que la opción religiosa de cada uno. Con absoluta seguridad y certeza, los políticos dentro de la GLE no están actuando de forma coordinada, ni como políticos ni como miembros del mismo partido. Nosotros no hablamos ni de religión ni de política en las logias, solo nos respetamos, y estamos en paz, porque buscamos más lo que nos une en lo esencial que las ideas de cada uno".

La suya, es la primera de las candidaturas que se anuncia de cara a unas elecciones que previsiblemente se celebrarán antes de seis meses. No obstante, tal y como ha podido saber elcierredigital.com, existe al menos otro nombre vinculado al partido socialista con intención de concurrir en los comicios masónicos, Txema Oleaga Zalvidea, elegido senador por Vizcaya en las elecciones generales de abril de 2019. 

La masonería es, en sus propias palabras, "una experiencia de vida donde se anteponen los valores humanos", tal y como afirmó durante unas jornadas organizadas por Co.CociudadaNa.  

Filial del Club 50 en Bilbao

Adolfo Alonso Carvajal, junto con Luis Ignacio Gordillo Pérez, portavoz adjunto del Grupo PP+Cs en el Parlamento Vasco y actualmente en las filas del Partido Popular tras abandonar Ciudadanos -formación que llegó a dirigir en Euskadi-, tal y como apuntan fuentes conocedoras a elcierredigital.com, han creado una filial de la Federation Nationale et Internationale des Clubs 50 en Bilbao. 

Luis Ignacio Gordillo Pérez.

La FNIC es una hermandad con sede en París que algunos describen como "un punto en el que sus miembros, masones, intercambian fraternalmente información estratégica. Se prestan servicios unos a otros en una especie de operación de relaciones públicas". En otras palabras, sirve para "favorecer los movimientos de poder entre miembros cuidadosamente seleccionados".  

En un documento remitido a elcierredigital.com, Adolfo Alonso Carvajal aclara que "el Club 50 no tiene como función realizar actividades de presión o actividades de ningún tipo más que compartir entre masones experiencias y conocimientos en un marco democrático y de masones de diferentes corrientes internacionales".

La masonería y sus vínculos con el poder 

Ríos de tinta se han escrito sobre la influencia de la masonería en el poder. Maurice Caillet cuenta en su libro 'Yo fui masón' que a nivel europeo, por ejemplo, existe una logia de parlamentarios que decide a quién hay que promocionar. Los hilos de la masonería en el devenir gubernamental de países de todo el mundo ha sido ampliamente debatido y, en muchas, ocasiones, alimentado por la gran cantidad de personajes personajes ilustres y relevantes de la historia que han sido miembros.

Por ello, aunque legal en España desde los años 80, son muchos los que consideran que la pertenencia de un cargo político a esta organización debería ser un dato de acceso público "porque, políticamente, es importante". 

Y no solo por las supuestas relaciones de poder, sino también por los ideales que defienden. La principal logia que existe ahora en nuestro país, la Gran Logia de España, es bastante conservadora y, en sus filas, no admite mujeres. Para entrar, es requisito indispensable ser varón, mayor de 21 años, creyente -independiente de la religión que se profese-, de buenas costumbres, honorable, leal y digno.  

A este respecto, Alonso Carvajal aclara que "sobre el hecho de que se tenga que notificar si un político es, o no, masón, es lo mismo que pedir que identifiquen su creencia religiosa, las entidades a las que está afiliado o si es seguidor de determinado equipo de fútbol. Hay cuestiones que pertenecen al ámbito privado y cada cual es libre de hacer públicas las que considere oportunas".

Asimismo, indica que "en cuestión de género, no voy a acudir a mencionar a las grandes hermanas mujeres masonas que han luchado por la igualdad. Sólo permítame indicarle que hay dos organizaciones masónicas exclusivamente femeninas y otra que es mixta. Cada uno busca su sensibilidad. En este aspecto, la GLE no es conservadora". Y añade: "La Gran Logia de España forma parte de una cadena de reconocimientos internacionales entre grandes logias de todo el mundo, que proviene del siglo XVIII, de origen inglés, y que establece las normas, por pacto entre grandes logias para ser denominadas regulares.  Es por lo tanto una cuestión, la del género, que escapa a la soberanía de la GLE y que estoy seguro que querríamos cambiar, pero no depende de nosotros, sino de una decisión internacional y no entra dentro del concepto de conservador o liberal".

Definida como una "asociación libre de hombres independientes, los cuales sólo dependen de su conciencia desde la que se dedican a poner en práctica un ideal de paz, amor y fraternidad universal", su objetivo es el perfeccionamiento moral de la humanidad como medio de propagación de una verdadera filantropía, con el empleo de formas y costumbres simbólicas. Además, impone a sus miembros el respeto a las opiniones ajenas y la prohibición de hablar de religión y política.

"Sus fines no son políticos"

Adolfo Alonso Carvajal explica que "la masonería no es una entidad política ni un partido político ni sus fines son políticos, ni sus miembros actúan de forma organizada o coordinada en política. Su estructura de valores sociales prioritarios pasa por los conceptos de libertad, igualdad y tolerancia, pero no son los únicos. Es un sistema que puede ser compartido, desde la fraternidad iniciática por diferentes colectivos de personas, artistas, músicos, bomberos, militares, políticos… pues de todo tenemos a lo largo del mundo".

"En estos momentos de tensión y de enfrentamiento comprendo que es difícil entender que seamos capaces de convivir en las logias un conjunto de personas de diferentes opiniones, política o religión, o que se vea extraño, pero es así. Esto que es una virtud y que puede tener muchísima utilidad a nuestra sociedad, se pierden en los tópicos" aclara. 

COMPARTIR: