22 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Asegura que "no hubo voluntad política de que se conociera la autoría intelectual de aquella infame atrocidad"

Villarejo insinúa que otro país diseñó el 11M para cambiar el Gobierno y que nadie lo investigó

José Manuel Villarejo.
José Manuel Villarejo.
El comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo ha emitido un comunicado este lunes en el que tras advertir de que está "dispuesto a llegar hasta el final" para defenderse, insinúa que otro país diseñó "el protocolo de actuación del atentado del 11 de marzo de 2004" en Madrid para conseguir que cambiase el Gobierno de España y asegura que puede probar que no se investigó la autoría real del ataque.

"Según las informaciones de que dispongo, y que actualmente se encuentran constatadas en los documentos incautados y en poder de quienes seleccionaron 'lo que debe llegar y lo que no' al conocimiento de su Señoría (y finalmente de la opinión pública), se señala qué Estado diseñó el protocolo de actuación del atentado del 11 de marzo de 2004, produciendo una ejecución a través de una muy bien estudiada operación de inteligencia cuyo fin último era condicionar -como así ocurrió- las maleables actitudes y el volátil comportamiento del votante español", dice el texto.

Villarejo se refiere a la documentación y el material digital intervenido en su domicilio y sus oficinas que obran en poder de la Audiencia Nacional, donde se le investiga por extorsión, cohecho, blanqueo y organización criminal, entre otros delitos, en la causa denominada Tándem. Dice que "parte de la documentación" sobre el 11M que él mismo manejó "se encuentra ahora está en sede judicial", aunque él, dice, no la ha aportado.

"Puedo probar -sigue el comisario en su escrito-- que los servicios de información dejaron de seguir pistas fundamentales para poder descubrir quiénes planearon el mayor atentado de nuestra historia reciente y que cambió para siempre el curso de los acontecimientos políticos en España". "No hubo voluntad política de que se conociera la autoría intelectual de aquella infame atrocidad", añade.

El excomisario Villarejo.

En el texto, de dos páginas, escrito en primera persona y estructurado en diez puntos, Villarejo vuelve a vincular como ya hiciera en público su abogado, el 11M con sus trabajos de espionaje para el BBVA, aunque no explica por qué. Sí dice que ha solicitado a la Audiencia Nacional que solicite la desclasificación de toda la documentación y los participantes "que guarden relación directa o indirecta con el intento de control del banco" que había encabezado Sacyr.

"Desaparición de ingentes cantidades de dinero"

En este contexto, quiere que el juez recabe del propio CNI y de la Dirección General de Policía todos los informes de servicio sobre este asunto que él mismo y otros funcionarios elaboraron así como "las actas de las reuniones" que dice que mantuvo "con miembros del CNI sobre el atentado del 11-M y sobre el intento de control del BBVA",

"Los documentos que he pedido que sean desclasificados, pudiendo ver la luz en sede judicial, no sólo me ayudarán a ejercer plenamente, con todas las garantías y sin cortapisas el ejercicio del derecho de defensa, sino que servirán para desvelar ante los ciudadanos la verdadera trama detrás del atentado y aún no señalada, ni siquiera mediante sentencia judicial, la autoría intelectual", asegura el comisario desde prisión.

Dice en todo caso que, sean o no desclasificados esos documentos y "se cuente o no autorización para poder revelar la identidad de los miembros del CNI" con los que asegura que mantuvo relación profesional, "así como todo lo concerniente a su estructura económica, y a la desaparición de ingentes cantidades de dinero", está "dispuesto a declarar sobre ello" y vería "sospechoso" que el juez o los fiscales se opusieran.

COMPARTIR: