06 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Antonio Biondini, casado con Begoña Ruiz-Mateos, realizó un relato pormenorizado sobre las sociedades en el Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional

Diez años después de la estafa de Nueva Rumasa: Las empresas donde guardan el dinero los hermanos Ruiz-Mateos

El padre y los seis hermanos Ruiz-Mateos.
El padre y los seis hermanos Ruiz-Mateos.
Los seis hijos varones de José María Ruiz-Mateos abandonaron en febrero la prisión de Aranjuez en libertad condicional bajo control telemático. Aunque salieron de la cárcel siguen pendientes de ser juzgados por varios tribunales de España por las numerosas demandas y querellas contra ellos, y todavía tendrán que responder ante la Audiencia Nacional por la estafa de los pagares de Nueva Rumasa, diez años después.

El 17 de febrero de 2011 José María Ruiz Mateos padre convocó una rueda de prensa acompañado de sus seis hijos para hacer pública la solicitud de concurso de acreedores para diez de sus mayores compañías, entre las que se encontraban Clesa, Dhul, Trapa, Hotasa, Elgorriaga, Garvey, Hibramer, Carcesa e incluso el club de fútbol Rayo Vallecano.

El 2 de junio de 2011 la Fiscalía Anticorrupción presentaba una querella por estafa o apropiación indebida en la Audiencia Nacional contra José María Ruiz Mateos, su esposa Teresa Rivero, sus seis hijos y un sobrino de estos por haber vendido pagarés por valor de más de 90 millones de euros a más de 1.000 inversores.

Desde entonces la Justicia -en concreto, la Audiencia Nacional- continúa buscando dónde está invertido ese dinero, aunque según la Fiscalía la mayor parte está invertida a través de testaferros. La central de los negocios de los hijos de Ruiz Mateos siempre ha estado en Aravaca, en el número 23 de la calle Aguarón. También han domiciliado en el pasado algunas de sus empresas en la calle Fuente del Rey, donde vive José María Ruiz-Mateos junior. Cinco de los hijos Ruiz-Mateos viven en casas valoradas en millones de euros a excepción de Alfonso que reside en Guadalmina, en una casa frente al campo de golf y a pocos metros de la playa.

En la calle Aguarón 23, de Aravaca, coinciden en las oficinas con los hermanos Joaquín y Francisco Capel Alcaraz, que domiciliaron la empresa de restauración"Best Meals, S.L.". A su vez, los hermanos Capel son propietarios del Grupo All 4 Food, con el que han montado varios negocios y locales en Madrid de restauración especializada en comida a la brasa: "Steak Burger Fuencarral S.L.", "Steak Burguer Luchana S.L.", "Oven Fuencarral, S.L." y "Steak Burguer Atocha, S.L.". 

Hay que recordar que José María junior recuperó su casa embargada por un millón de euros gracias a su cuñado Joaquin Bohórquez, casado con Patricia Ruiz Mateos. La operación de compra se hizo con una sociedad que entonces estaba en números rojos. La empresa de Bohórquez, Tapatana, a través de la que se adquirió la casa de José María Ruiz-Mateos hijo, presentaba en 2018 unas pérdidas de 23.204,29 euros. Mientras tanto, han pasado ya diez años del fiasco de Nueva Rumasa y la instrucción parece alargarse en el tiempo.

Declaración ante la Audiencia Nacional

Todas las empresas y negocios citados están siendo investigados por la Audiencia Nacional, ya que en el año 2014 uno de los yernos de Ruiz Mateos, Antonio Biondini, casado con Begoña Ruiz-Mateos compareció ante el juez Pablo Ruz, de la Audiencia Nacional, que instruía la causa por el impago de pagarés emitidos por Nueva Rumasa. Lo hizo en segunda comparecencia para aportar información relativa a los negocios de sus seis cuñados y aportó información sobre las empresas en la sombra de los hijos varones de Ruiz Mateos.

Durante esa declaración en el juzgado de la Audiencia Nacional explicó que "mi esposa, estuvo presente en la reunión celebrada en el AVE, en la estación de Zaragoza, con José Batalla en la que se acordó la devolución del Hotel Semiramis a cambio de 1,5 millones de euros".

Cada vez que Biondini aportaba una nueva sociedad puso a disposición del Juzgado toda la documentación relativa e incluso la inscripción en el libro de sociedades de la familia Ruiz Mateos, conocido como “Libro verde”. En este "libro" figuraban todas las sociedades familiares de los Ruiz Mateos.

Los seis hermanos Ruiz Mateos durante el juicio que los condenó por estafa.

Biondini relató todos los negocios de los que disponían los Ruiz Mateos. Habló de Radio Libertad, en concreto de "10 emisoras de radio que se han incorporado a Radio Libertad, esta nueva cadena de radio ya cuenta con 11 emisoras en toda España, que se han sumado a la programación que desde hace más de 20 años realizaba para Nueva Rumasa Radio Libertad desde la Calle Velázquez de Madrid. Esta emisora cabecera se puso a nombre de su última responsable, que también lo era del Partido Político “Agrupación Ruiz Mateos”, Doña Carmen Lovelle Allen. Una nueva sociedad es la que figuraba como actual propietaria de las 11 emisoras, según indican en su página web, Nature Radio, S.L. y su administrador era Maximino González Barreira, natural de Verín, la misma localidad de Carmen Lovelle, que en la época de Nueva Rumasa, hizo que se contratara para la asesoría jurídica de Clesa a las órdenes de su hija, Sonia Fernández Lovelle".

Documentación aportada

Para probar toda su declaración aportó documentación relativa a todas y cada una de las empresas que iba nombrando donde los hijos de Ruiz Mateos habían depositado sus intereses a través de amigos o testaferros, incluso las disponibles en el Libro Verde de los Ruiz Mateos.

Asimismo declaró tener constancia de que "mis cuñados han recuperado la bodega que tenían en La Rioja y que se llamaba Marqués de Camponuble S.L. y que comercializaba las marcas, entre otras, Conde Romanones, Campoburgo, Marqués de Campo Nuble, y lo han realizado utilizando a los hermanos de la mujer de mi cuñado Javier Ruiz-Mateos Rivero, y la sociedad que utilizan es Nubori, S.L. y las marcas que ahora están utilizando y que se encuentran en todas las gasolineras de Cepsa, en sus tiendas DePaso, son Campoburgo y Nubori".

Las bodegas de Campo Nuble.

Además, Biondini aportó datos concretos , también relativos a cantidades económicas concretas: "El desembolso que hicieron para tomar el control de la bodega fue de unos 3 millones de euros y se quedaron unos activos, libres ya de cargas, de más de 20 millones, a los que sumaron las marcas que tenían en una sociedad de Belice, Engel Overseas Ltd, que se puso a nombre de sociedades controladas por Ángel de Cabo".

Uno de los títulos nobiliarios de José María Ruiz Mateos y Tejada era el de Marqués de Campo Nuble. En la compañía Nubori aparecían como dos de los administradores de esta sociedad los cuñados de Javier Ruiz Mateos Rivero, Francisco de Borja y Manuel Mateos Bonilla.

La declaración de Biondini también desvelaba algunos de los testaferros de la familia: "Mis seis cuñados tienen en la actualidad sus oficinas, para la “Rumasa 3” que empezaron a crear antes del crac de “Nueva Rumasa" en el 2011, en la calle Aguaron 23, 2º de Madrid, en donde comparten planta de oficinas con sus actuales testaferros, los hermanos Joaquín y Francisco Capel Alcaraz, hijos del testaferro y amigo de mi suegro, Joaquín Capel Alzaraz. Allí tienen su domicilio la empresa que para franquicias tenían los hermanos Capel denominada “Best Meals, S.L.” y de la que ahora son socios ocultos mis seis cuñados".

La familia Capel como testaferros

El mismo lugar serviría de domicilio social de la empresa de los hermanos Ruiz Mateos dedicada a la restauración, documentación que fue intervenida por la Policía durante el registro de las oficinas de José María y Javier Ruiz Mateos en febrero de 2012. Se trata de All 4 Food S.L., cuyos administradores sería la familia Capel. Desde esta sociedad se controlan los cuatro restaurantes que ya tiene abiertos con el nombre de “Steak Burger”.

Uno de los restaurantes "Pecaditos".

Los Ruiz Mateos tenían por costumbre crear una sociedad para cada local, en este caso formalizaron “Steak Burger Fuencarral S.L.”, “Steak Burguer Luchana S.L.”, “Oven Fuencarral, S.L.” y “Steak Burguer Atocha, S.L.". Entre los planes de desarrollo para aquel 2014 estaba abrir otros seis locales. A las inauguraciones de los cuatro restaurantes abiertos acudieron tanto Teresa Rivero como toda su familia y parte de sus nietos, con la excepción de Begoña, Antonio Biondini y sus seis hijos.

Otra de las franquicias de restaurantes que explotaban desde la calle Aguaron, es la de “Pecaditos” siendo una de las últimas aperturas la de la Plaza de Santa Barbara, calle Hortaleza 118, en Madrid. Biondini aseguró ante el juez desconocer exactamente cuántos restaurantes con esta denominación existían entonces, pero "del montaje y apertura de todos ellos se encarga mi cuñado Álvaro". Y añadió que "también siguen controlando la cervecería que Nueva Rumasa tenía en la Plaza de Santa Ana de Madrid con el nombre de Naturbier y cuyas acciones pusieron a nombre del suegro de mi cuñado Jose Mª, Don Agustin Figueroa y sus hijos. En la actualidad (2014) sabemos que le han cambiado de nombre y la han redecorado, pero sigue con los mismos empleados y con los mismos jefes".

Esta sociedad estaba a nombre de Sofía Figueroa, cuñada de José María Ruiz Mateos (hijo). La empresa se puso a nombre de José María en 2011, pero siguieron figurando hasta febrero de 2013 los administradores de Nueva Rumasa, Jesús Fraile Delgado y Susana Álvarez Ampuero.

Chalet de la calle Rigel, de donde fue desahuciada Teresa Rivero.

"En la familia es conocido el hecho de que ya son más de 14 los restaurantes abiertos, entre los que son 100 por ciento de mis cuñados y los que son en sociedad con los Capel, al haber entrado extraoficialmente en el accionariado de la sociedad que los hermanos Capel tenían para las Franquicias Best Meals, S.L.", declaró Biondini en ese acto.

Además, contó en la Audiencia Nacional que en agosto de 2011, "tres de mis cuñados se han reunido en secreto con Ángel de Cabo Sanz para coordinar actuaciones en orden a las transferencias de marcas, sociedades y dinero que se hizo a compañías a nombre del Sr. Cabo, como es el caso de la casa en donde viven actualmente mis suegros en Aravaca, calle Rigel 1, que figura a nombre de la Sociedad Aleanson S.L. (antigua sociedad de mi cuñado Alfonso) que se puso a nombre de una sociedad de Ángel Cabo". Esta última casa es la que finalmente embargaron a Teresa Rivero, aunque en realidad, el embargo de la sociedad Dhul se ejecutó por parte de un banco alemán.

COMPARTIR: