14 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Lleno hasta la bandera en el salón del Consejo General de la Abogacía de Madrid para escuchar al conocido penalista

Manuel Ollé presenta su libro sobre crímenes de lesa humanidad ante toda la judicatura y abogacía española

De derecha a Izquierda, Alicia Gil, Enrique Gimbernat, Carlos Berbell y el autor, Manuel Ollé.
De derecha a Izquierda, Alicia Gil, Enrique Gimbernat, Carlos Berbell y el autor, Manuel Ollé.
El salón de actos del Consejo General de la Abogacía de Madrid estaba lleno la tarde de este lunes, porque presentaba su nuevo libro el prestigoso abogado penalista Manuel Ollé Sesé. Las figuras más importantes de la judicatura y abogacía española se dieron cita en la presentación de “Crimen Internacional y Jurisdiccional Penal Nacional: de la Justicia Universal a la Jurisdicción Penal Interestatal”, publicado por la editorial Thomson Reuters Aranzadi.

Este lunes 20 de mayo importantes juristas de España se dieron cita en el salón del Consejo General de la Abogacía Española, en Madrid. Manuel Ollé Sesé, prestigioso abogado y profesor, presentó un nuevo libro en el que se interna en el análisis de la naturaleza de los crímenes internacionales y contra la Humanidad y sus consecuencias. Bajo el título “Crimen Internacional y Jurisdiccional Penal Nacional: de la Justicia Universal a la Jurisdicción Penal Interestatal”, publicado por la editorial Thomson Reuters Aranzadi, el autor explica diferentes aspectos de estos delitos de alcance internacional.

Al acto acudieron Baltasar Garzón, Javier Gómez de Liaño,  su esposa Dolores Márquez de Prada, Santiago Pedraz y Marcos García Montes, como rostros más conocidos, fiscales como José Javier Polo y Pedro Martínez, Carlos Castresana, además de prestigiosos jueces de varias instancias e ilustres letrados que, aunque no son tan mediáticos, componían una nutrida representación de la judicatura y abogacía española.

La presentación del libro fue llevada a cabo por Alicia GIl, catedrática de Derecho Penal en la Universidad Española a Distancia; Enrique Gimbernat, catedrático emérito de Derecho Penal de la Universidad Complutense de Madrid y autor del prólogo del libro; Carlos Berbell, periodista y director de Confilegal y Francisco Segovia, coordinador de proyectos de la Fundación Abogacía, además del propio Manuel Ollé, autor del libro, que cerró el acto bastante emocionado recordando a grandes amigos desgraciadamente ya desaparecidos.

Libro necesario sobre derecho penal

El nuevo libo del abogado Manuel Ollé Sesé, “Crimen Internacional y Jurisdiccional Penal Nacional: de la Justicia Universal a la Jurisdicción Penal Interestatal”, publicado por la editorial Aranzadi y con un prólogo realizado por el reconocido catedrático de Derecho Penal Enrique Gimbernat, recoge toda su experiencia tanto práctica como académica en el ámbito del Derecho Penal.

En ella trata de definir “qué es un crimen internacional, su naturaleza y las consecuencias que acarrea la comisión de estos crímenes tan horrendos”, comenta Ollé, ya que de momento no existe un acuerdo sobre qué es un crimen internacional. Para el abogado, “hay que definirlo de una vez, para luego poder establecer las bases de su persecución”.

Un aspecto del salón de actos del Consejo de la Abogacía.

En el caso de que se trate de un crimen internacional, es el Estado, donde se ha cometido dicho crimen, el verdadero encargado de perseguir dicho delito. Si este Estado no quiere o no puede hacer una investigación del caso, serán entonces otros Estados los que tendrían que llevar a cabo esa persecución. Por eso, como señala Ollé, en el libro se trata de “ofrecer los elementos jurídicos para que los crímenes internacionales no queden impunes”.

El abogado distingue dos tipos de crímenes internacionales, los de primer grado y los de segundo grado. Acto seguido diferencia “dos principios que otorgan jurisdicción en los tribunales nacionales y aunque el delito se haya cometido en otro país. Se trata del conocido principio de Justicia Universal y, otro nuevo, que, en mi opinión, se puede deducir del derecho nacional e internacional y de la práctica, que es el Principio de Jurisdicción Penal Interestatal. En este aspecto también me ocupo de la tensión entre los Estados cuando los tribunales de uno pretenden investigar y juzgar los hechos cometidos en un tercer Estado”, explica.

El nuevo libro de Manuel Ollé.

En el libro, Ollé Sesé aborda temas especialmente controvertidos, como los llamados “euro crímenes, la responsabilidad penal de la persona jurídica en el Derecho internacional, los indultos y la prescripción". Añade que también propugna que “analizar los nuevos crímenes, que de acuerdo con la evolución de la comunidad internacional, deben ser considerados crímenes internacionales, como los crímenes económicos o medioambientales, entre ellos, el ecocidio”.

Este libro no solo está orientado a alguien que esté inmerso en el mundo jurídico, sino que también le puede interesar aquellas personas ajenas a este mundo, porque, en definitiva, “trato de explicar cómo se puede perseguir un crimen internacional, para combatir la impunidad, sobre todo, en otro país distinto a donde se cometió”, expresa.

Manuel Ollé Sesé ha sido uno de los más prestigiosos abogados que se ha dedicado desde hace ya muchos años a perseguir los crímenes de Lesa Humanidad. Como él señala, “he tenido la suerte de estar integrado en equipos de abogados excepcionales, en los que gracias a la calidad personal y técnica de los compañeros he aprendido mucho y he podido desarrollar el ejercicio práctico del Derecho Penal Internacional”.

El letrado recuerda con cariño al difunto jurista argentino Carlos Slepoy, con el que tanto aprendió, ya que para Ollé “quizá haya sido el abogado más comprometido en los últimos 25 años con la persecución de estos crímenes, en especial en Argentina con su apoyo constante a las Madres de Mayo".

El abogado Manuel Ollé. / Foto cedida por Confilegal.com.

Según Ollé Sesé, "en este tipo de actuaciones siempre hay algo utópico y muchas veces creemos en esa utopía", aunque el abogado incide en que hay que “creer en lo que haces, creer en el Derecho Penal Internacional, bucear en sus bases y cimientos y,  por difícil que pueda parecer, aplicarlo”.

Manuel Ollé ha estado en personado en varios procedimientos en los que se han cometido presuntos crímenes totalmente aberrante, entre ellos, genocidios o crímenes internacionales contra la Humanidad, "los cuales permanecían impunes, mientras las víctimas quedaban desamparadas. Ellas tienen todo el derecho a la justicia”, señala.

Denuncia de crímenes económicos

Aclara también que en otros casos, tanto él como su equipo profesional, han denunciado “crímenes económicos por parte de dirigentes de determinados países, como el caso de Guinea, que repercuten negativamente en sus ciudadanos”. Ollé comenta que estas prácticas corruptas, en vez de que los ciudadanos tengan dinero para su salud y bienestar, solo sirven para el beneficio de sus autores, por lo que la población se queda sin sanidad o educación, entre otros muchos aspectos. Durante muchos años ejerció el cargo de presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de España.

También, Ollé Sesé se refiere al terrorismo en su libro, donde afirma que “definir el terrorismo es una tarea pendiente”, ya que todavía “somos incapaces de definir en la comunidad internacional un concepto común de terrorismo”, argumenta.

Para este abogado es importante que se califiquen de forma correcta ciertos hechos, ya que “por mucho que se pretenda, no todo es terrorismo, y no se pueden manipular de forma interesada hechos y derecho para atribuir este calificativo a situaciones que nada tienen que ver con conductas terroristas”, señala. Aun así, el terrorismo se considera “como un crimen internacional”.

Manuel Ollé ha sido una persona que se ha expresado abiertamente y con claridad sobre la huida realizada por el expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont. Para él este caso ha evidenciado un “auténtico fracaso del espacio común de justicia en la Unión Europea”.

Ollé Sesé comenta que “de un plumazo se ha exterminado el principio de reconocimiento mutuo de resoluciones judiciales en el espacio europeo", aunque, concreta, todo en Derecho “es discutible y más cuando la política impregna en exceso un caso judicial”.

Trayectoria docente

En la actualidad, Manuel Ollé ejerce como docente en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y señala que el Derecho Penal es “apasionante como ciencia”, pero a la vez es “muy duro en la práctica”. Por lo tanto, él es abogado y profesor, algo que a veces es “difícil compatibilizar”, aunque también incide en que “para mí, debería ser hasta una obligación”.

Para los alumnos que están estudiando Derecho, pero también quieren dedicarse al mundo de la docencia, a ellos les dice que “nunca se cansen de estudiar, de investigar y de transmitir conocimientos, desde la mayor honestidad profesional que sean capaces”.

También tiene otro para los que quieran ser abogados y es “que no sean testigos de la vida jurídica, sino actores comprometidos con la defensa enérgica de los derechos de los justiciables y que nunca se conformen con lo que tenemos; que nunca dejen de estudiar, que tengan capacidad de sufrimiento y que peleen, con la herramienta del Derecho, que da mucho juego, para conseguir cada vez una sociedad mejor y más justa. Y si son capaces de ello, desde luego, probablemente serán felices”.

Manuel Ollé Sesé sigue incansablemente trabajando en solucionar, como explica en su nuevo libro “Crimen Internacional y Jurisdiccional Penal Nacional: de la Justicia Universal a la Jurisdicción Penal Interestatal”, los crímenes internacionales para que no queden impunes.

 

COMPARTIR: