09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Durante el puente de la Constitución, los atracadores han aprovechado los lugares de mayor interés para los turistas para robar carteras o móviles

La inseguridad en Barcelona se dispara: Robos, agresiones sexuales y asaltos a domicilios

El Cierre Digital en Plaza de Catalunya.
Plaza de Catalunya.
El puente de la Constitución ha sido la excusa perfecta para hacer turismo nacional que, en estas fechas prenavideñas, se decanta especialmente por las principales ciudades españolas. Madrid, Valencia o Barcelona han alcanzado cifras prepandémicas para alegría de los hosteleros y de los atracadores. En la ciudad condal, los ladrones han aprovechado los puntos de interés turístico como el Paseo de Gracia, Las Ramblas o la Plaza de Catalunya para llevar a cabo el robo de carteras o móviles.

Los días 6 y 8 de diciembre son dos de los días festivos más esperados por los españoles ya que su disposición permite hacerse con varios días de descanso a cambio de una pequeña inversión de días de vacaciones. A este fenómeno se le conoce popularmente como puente de la Constitución.

Este año, a pesar del tiempo inestable, del precio de la gasolina y de la inflación, son muchos los que se han animado a viajar a las principales ciudades españolas, atraídos por las luces navideñas, por las compras o simplemente por cambiar de aires. Valencia, Madrid, Bilbao o Barcelona han sido destinos elegidos por muchos y la ocupación hotelera ha alcanzado niveles prepandémicos.

Y eso que no todos los elementos estaban a favor de estos datos. Además de hacer frente a la subida de precios, las ciudades dieron el pistoletazo de salida al puente con el encuentro entre las selecciones de España y Marruecos del Mundial de Qatar, un partido de alto riesgo. 

Robos y asaltos a domicilios

La vuelta a la normalidad tras la pandemia y, entre otras cosas, la vuelta del turismo era altamente esperado por los hosteleros, sector que se vio muy afectado por las consecuencias de la crisis sanitaria. Por eso, las magníficas cifras de las que se está hablando en este puente de la Constitución, aún con el fin de semana por delante, han supuesto una alegría para comerciantes y hosteleros. 

Sin embargo, la llegada de turistas también es algo deseado por los delincuentes, quienes han aprovechado los tumultos que se forman en los principales lugares de interés, en concreto en la ciudad condal, para apropiarse de dispositivos electrónicos o carteras.

Plaza de Catalunya.

“Aquí había dos ladrones que se han hecho pasar por viajeros e iban detrás de un grupo de turistas para robarles el Iphone. Hay que tener mucho cuidado”, sostiene la dueña de uno de los puestos de venta del Mercado de la Boquería a elcierredigital.com. Los asaltantes eligen los puntos de mayor afluencia turística como el Paseo de Gracia, el Barrio Gótico, las inmediaciones de la Catedral de Barcelona la Casa Batló o los exteriores de la Sagrada Familia para cometer hurtos. 

Además de la presencia de carteristas o ladrones de bolsos u objetos de valor como relojes, Barcelona ha sufrido durante las últimas semanas asaltos a viviendas unifamiliares en Barcelona por parte de organizaciones albanokosovares. Los barrios de mayor riesgo son Sarriá - Sant Gervasi o Les Corts. Las bandas criminales asaltan la vivienda y la desvalijan durante la noche.

Agresiones sexuales

Las agresiones sexuales están a la orden del día en Barcelona y los alrededores de la ciudad condal. El pasado martes, los Mossos d´Esquadra liberaron a una joven que se encontraba secuestrada en una cabaña y había sido víctima de agresiones sexuales. El agresor, un hombre de 35 años, fue arrestado por las autoridades catalanas.

El detenido cuenta con 50 antecedentes policiales y ha sido acusado de los delitos de detención ilegal, agresiones sexuales, amenazas y lesiones.

Cataluña constituye la comisión que decidirá el emplazamiento del nuevo Hospital  Clínic | PlantaDoce

Hospital Clinic. 

Las agresiones sexuales han aumentado en la ciudad condal. Desde principios de 2022, el Hospital Clínic ha atendido un total de 556 violaciones, la cifra más elevada desde 2017. 

Un 90% de las víctimas que sufrieron  agresiones sexuales durante este último año han sido mujeres y un 10% varones. El perfil de los agresores era el de un varón y el 60% de ellos eran desconocidos para las víctimas. Según Josep María Campistol, el director del Hospital Clínic, “estos datos son escalofriantes”.

Entre los barrios más peligrosos de la ciudad condal figuran Poble i Sec, el Raval, Sant Cosme o el barrio de la Marina. 

COMPARTIR: