04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Erick Morales, exinfante de la Secretaría de Marina de México, fue apartado de la Armada por sus estrafalarios métodos poco ortodoxos

'El Marino Loko': El cazador de narcotraficantes que traviste a sus detenidos y les roba la cenizas de sus difuntos

"El Marino Loko" gusta de travestir a sus víctimas para humillarlas
Las operaciones militares pocas veces se salen de los métodos estandarizados para los que se entrenan durante toda su vida, pero en el caso de Erick Morales Guevara, “El Marino Loko”, la estandarización nunca ha sido una de sus opciones. Este exinfante de la Secretaría de Marina de México,cazador de narcotraficantes, traviste a sus detenidos y les roba la cenizas de sus difuntos. Una forma poco ortodoxa de contraatacar el crimen organizado, al querer humillar a aquellos a los que se enfrenta.

Uno cree que las historias contadas por las casas editoriales de comics, como Marvel o DC, o las fantasías que se gestan en la factoría cinematográfica de Hollywood son pura ficción, mero entretenimiento con el fin de exagerar en ocasiones la poca espectacularidad que hay detrás de algunas operaciones policiales en pro de la Justicia. Pero, a veces, la realidad supera con creces a la ficción y de ello hay pruebas fehacientes. La historia que elcierredigital.com desvela hoy, muestra no solo un manifiesto de espectacularidad y extravagancia en un operativo contra el crimen organizado , sino también pruebas de máximo excentricismo.

El es Erick Morales Guevara, “El Marino Loko”, un ex infante de la Secretaría de Marina de la Armada mexicana, destinado en Tamaulipas, un estado situado al noreste del país azteca, haciendo frontera con Estados Unidos.

Su servicio dentro de las Fuerzas de Seguridad militares mexicanas ha consistido en un supuesto alarde de abuso de poder y excentricidad autoritaria. Morales es famoso, entre los narcos americanos, por sus métodos extrafalarios, a veces también de brutalidad, durante sus operaciones contra el crimen organizado. Su gran pasión y objetivo ha sido siempre travestir a sus prisioneros y obligarlos a realizar actos homosexuales para divertir a sus hombres y seguidores en redes.

Este comportamiento, más temprano que tarde, le valió el odio de sus enemigos y lo puso en el punto de mira de los mayores narcotraficantes de la zona. El ahora difunto “Comandante Toro”, Julián José Loisa Salinas, ofreció una gran suma de dinero por la cabeza de Morales. Sin embargo, el afán del jefe regional del Cártel del Golfo por deshacerse de “El Marino Loko”, provocaría que el Ejército lo abatiese en la localidad de Reynosa, en el Estado de Taumalipas,  el 22 de abril de 2017.

marino_loko_2

"El Marino Loko" tiene como rasgo característico su indumentaria con la cara siempre tapada o semitapada

Su talento en operativos es incuestionable para sus compañeros, pero por sus métodos poco ortodoxos se le rebautizó en varias ocasiones. Una de su operaciones más conocidas fue en el año 2015, cuando a punto de finalizar una operación para apresar al “Comandante Toro”, Morales fue trasladado a Tampico, una ciudad también en el Estado de Tamaulipas, para ir en busca de Silvestre “El Chive” Haro Rodríguez, jefe del Cártel local.

Robaba las cenizas a los narcos

Durante el operativo realizado con intenciones de localizar la residencia de su objetivo, el “Marino Loko” decidió allanar también la casa del ex alcalde de la ciudad de Altamira, Juvenal Hernández Llano.

Finlamente dieron con la residencia de “El Chive”. Allí, los miembros del equipo de Morales encontraron una foto y una urna con lo restos del difunto padre del jefe del Cártel de Tampico. Lo primero que hizo Morales fue destruirla la foto y, además, según los rumores, secuestrar la urna con las cenizas.

En la misma operación, Morales cometió otro de sus conocidas activiades de humillación. Esta vez el objetivo fue el narcotraficante conocido como “El Mimido”, al cual vistió de mujer y obligó a besarse con sus propios sicarios para consumar actos homosexuales. No hay que olvidar que México es uno de los países donde la masculinidad entre los narcos se lleva al grado máximo.  

Más excéntrico todavía resulta el hecho de que fue el propio Cártel del Golfo quien decidiese utilizar los medios judiciales para hacer caer a Morales, acusándolo de haber robado armas, aceptado sobornos y, por supuesto, el secuestro de las cenizas del padre de “El Chive”. Ante la imposibilidad de defenderse de estas acusaciones, la Armada despidió finalmente de sus filas a Erick Morales Guevara.

El_marino_loko

"El marino loko" siempre con el rostro tapado

Pese a todo esto, en las últimas semanas han empezado a circular rumores y mensajes por WhatsApp que afirman que “El Marino Loko” está colaborando con las autoridades en el Estado de Sonora para diezmar el aumento de la actividad criminal que está sufriendo esta región fronteriza del país azteca.

“Ya estoy en Sonora, junto con mi equipo. Nadie de nosotros es delincuente, ni antecedentes penales tenemos. Somos ex militares, adiestrados y preparados para lo que sea, no estamos de acuerdo con la postura del presidente López Obrador ni con la de ninguno de los secretarios de Defensa y marina, no respetamos su ineptitud, que no intervengan. El Sr. Durazo (secretario de Seguridad y Protección Ciudadana en el gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador), salió igual que su papá o tío o lo que sea, es un corrupto de primera y un inepto. No engañen más al pueblo háganse a un lado y dejen de perseguirnos. Nosotros no dañamos a nadie que no la deba, venimos del sur, ya calmamos broncas allá, ahora toca el norte, después el centro”, dice el último mensaje del supuesto “Marino Loko”.

COMPARTIR: