05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

David Álvarez, fundador de la bodega de los Vega Sicilia y amigo de Juan Carlos I, recibió el título de Marqués de Crémenes, el último de su reinado

La familia Álvarez: Un 'Falcon Crest' a la española en la empresa Eulen, vinculada al Rey Emérito

El Cierre Digital en El Rey Emérito saludando en 2004 a David Álvarez.
El Rey Emérito saludando en 2004 a David Álvarez. / La familia del fundador de Eulen siempre ha sido cercana a la monarquía.
El asalto sufrido por María José Álvarez de Eulen ha vuelto a poner de actulidad a la familia Álvarez, especialmente vinculada a Juan Carlos I. El fundador de la saga, el fallecido empresario leonés David Álvarez, llegó a ser reconocido con el Marquesado de Crémenes, el último título nobiliario que otorgó Juan Carlos I, sólo unas semanas antes de anunciar su abdicación de la corona española. Ademá, Corinna Larsen ha señalado a la empresa Eulen por, supuestamente, espiarla en Mónaco.

En la madrugada del 15 de noviembre de 2022 una banda organizada de al menos cuatros personas intentó asaltar a María José Álvarez Mezquíriz, la presidenta de la empresa de seguridad y servicios Eulen. El ataque se produjo en Madrid cuando la empresaria iba de regreso a su casa en coche conducido por su escolta personal.

Según el escrito de la denuncia al que ha tenido acceso elcierredigital.com, la presidenta de Eulen María José Álvarez y su escolta comparecieron a las cuatro de la madrugada del día 14 de noviembre ante el instructor, el secretario y los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía del distrito de Madrid, Moncloa-Aravaca. Ambos relataron los hechos ocurridos cuando María José Álvarez Mezquíriz fue asaltada en su coche.

Este ataque ha vuelto a poner frente al foco mediático a la empresaria. Quienes conocen a Álvarez saben que nunca ha llevado bien el interés que en ocasiones,la saga familiar ha soportado. Una popularidad desgajada de la guerra que los Álvarez vivieron y que amargó los últimos años del padre de María José el empresario leonés David Álvarez

Señalados por Corinna Larsen

Por si fuera poco, este extraño suceso de la presidenta de Eulen coincide con la emisión del podcast de Corinna Larsen. La que fuera pareja de Juan Carlos de Borbón señaló ya hace meses a al empresa de Álvarez por, presuntamente haberse encargado de su seguimiento. 

María José Álvarez. 

Los abogados de Corinna Larsen así lo señalaron en su escrito para la demanda civil por acoso que la alemana presentó en los tribunales británicos contra Juan Carlos I. 

“No fue el Centro Nacional de Inteligencia, sino un equipo del grupo Eulen fundado por un amigo de Juan Carlos I y propietario de la bodega favorita del entonces Rey [en referencia a David Álvarez dueño de la bodega Vega Sicilia]", asegura el equipo letrado de Larsen. De esta manera se convierte el proceso en algo personal contra la figura de Juan Carlos de Borbón y no contra instituciones del Estado como el CNI (Centro Nacional de Inteligencia) al que la comisionista había señalado con anterioriodad. 

Según la exprincesa Zu sayn-Wittgenstein el Grupo Eulen subcontrató a la empresa Algiz Security para el espionaje que esta habría sufrido en Mónaco, con presunta penetración incluida en su domicilio en mayo de 2012. 

Un Marquesado vitalicio 

La cercanía de los Álvarez y la Casa Real es mucha. Tanto es así, que el fallecido David Álvarez siempre fue un gran defensor de la figura del Rey Juan Carlos I. El monarca era un gran seguidor de los vinos de la bodega Vega Sicilia. La penetración en el sector vinícola fue una gran apuesta del empresario leonés. Un empeño pesonal que sacó adelante a pesar de que le aconsejaban no lanzarse a un sector tan de nicho como es el bodeguero. 

Cuando en los primeros meses de 2014 en Zarzuela se cocía todo lo relacionado con la abdicación de Juan Carlos I el monarca decidió conceder los últimos títulos nobiliarios de su reinado hizo así marqueses al exseleccionador nacional Vicente del Bosque, al premio Nobel Mario Vargas Llosa y al empresario David Álvarez

El monarca quería otorgarle el Marquesado de Vega Sicilia. Sin embargo, el empresario le pidió que fue el Marquesado de Crémenes, en referencia a la localidad leonesa en la que nació y con la que siguió tieniendo vínculos toda su vida. Es conocida en la zona la casa que el empresario se mandó construir en el pueblo y en todas sus intervenciones defendía su tierra. No era extraño encontrarse al empresario en las localidades de tamaño mayor cercanas a su Crémenes natal, como Riaño y, sobre todo, Cistierna, donde también sus hijos acuden en ocasiones. 

Corona de los Marqueses de Crémenes. 

Este no fue lo único que le pidió Álvarez al monarca con respecto a su dignidad nobiliaria. Fue una idea de Álvarez que el marquesado fuera de carácter vitalicio. Esto es que a la muerte de la persona que ostenta el título no se herede sino que revierte de nuevo a la Casa Real. Es decir, el Marqués de Crémenes podría ser ahora rehabilitado en la persona que quisiera el Rey Felipe VI. 

El motivo de esto era que el sucesor del título habría sido su hijo Jesús David. Esta decisión llegaba después de años de una guerra familiar que puso a los Álvarez en la picota durante años. La actrriz argentina Silvia Jofré, pareja de Jesús David confirmó en 2019 a Elcierredigital.com que la decisión fue del propio patriarca.  

El tíutulo concedido el 13 de mayo de 2014 por "la dilatada y fructífera trayectoria de don David Álvarez Díez en el sector empresarial donde ha destacado por su capacidad de adaptación a las necesidades del mercado y su preocupación por la formación profesional" lo disfrutó durante poco tiempo ya que Álvarez falleció el 26 de noviembre de 2015. 

Falcon Crest a la española

El origen del conflicto hay que buscarlo en 2009 en la decisión del fallecido don David Álvarez de casarse con Maite Esquizábel, su secretaria. Era su tercer matrimonio y el empresario tenía 82 años, 38 más que Maite. La reacción de sus siete hijos nacidos de su primer matrimonio con María Vicenta Mezquiriz fue dispar. Los dos mayores María José y Jesús David, se mantuvieron a favor de su padre. Los otros cinco intentaron inhabilitarlo.

David Álvarez con sus siete hijos. 

Aquel año Álvarez anunció que se iba a jubilar para dar paso a uno de sus hijos, a Juan Carlos. Este, junto a cuatro de sus hermanos, intentó anticipar la jubilación de su padre a la vez que relevaba a parte de la vieja guardia del holding familiar, empezando por Santiago Carrero, secretario general de Eulen y finalmente partidor de la millonaria herencia de su protector. 

David Álvarez, en cólera, volvió al ruedo empresarial en 2010 y tomó las riendas de Eulen y dos años después dejaría los mandos del gigante a su hija María José, que sigue batallando para hacerse con el control del negocio El Enebro (Vega Sicilia), controlado desde entonces por "los díscolos". Estos cinco hermanos Álvarez Mezuiriz vendiero sus acciones en la empresa de servicios al propio El Enebro

Con esta operación, "los díscolos" ingresaron parte del dinero que les iba a arrebatar la guerra familiar en el proceso de la herencia. Y, a la vez, mantenían posiciones en Eulen que desde entonces reporta escasos beneficios teniendo en cuenta su volumen

La operación de compra de parte de Eulen por parte de El Enebro molestó al fundador quien acusó a 5 de sus 7 hijos de "vaciar la caja" de Vega Sicilia y estos aseguraron que "las acusaciones de don David Álvarez se caen por su propio peso".

Silvia Jofré. 

Finalmente, de cara a su herencia, el empresario firmó la separación de bienes, no sin antes asegurarle un futuro a su última mujer (3 millones de euros y 12.000 euros mensuales de pensión vitalicia actualizada al IPC). Este asuntó lo ató la última vez que diseñó su herencia. Entonces declaró a dos de sus hijos como herederos universales (María José y Jesús David) a la vez que les forzaba a entregar la citada pensión si no querían que la fortuna acabase en la beneficencia. Un testamento que los cinco restantes impugnaron. 

Todos estos acontecimientos coincidieron cuando uno de ellos, Emilio Álvarez, se convirtió en todo un pesonaje de la prensa del corazón cuando apareció retratatado en Diez Minutos en actitud cariñosa junto a una trabajadora de la empresa. Él estaba en ese momento unido en matrimonio con la celebrity Paloma Segrelles Jr hija de la fundadora del célebre Club Siglo XXI. La ruptura matrimonial a raiz de estas fotos ocupó durante un tiempo el interés de los semanarios rosas en el país. 

Por otro lado, la unión entre Jesús David y María José no ha sido en todo momento tan pétrea como parecía. “Según él, su hermana era incapaz y sólo estaba de fiesta en fiesta, mientras él hacía todo el trabajo. Decía que él era el único que tenía que trabajar como un burro”, contaba Silvia Jofré en la citada entrevista en Elcierredigital.com.  

Jesús David Álvarez dejó de ser vicepresidente y Consejero de EULEN en septiembre de 2018. “Su hermana María José se la tuvo guardada siete meses. De hecho, en esa época empezaron a pincharnos el teléfono. Ahí empezó la peor etapa de David. Su declive y debacle”, rememoraba Silvia Jofre para Elcierredigital.com.

Finalmente, María José Álvarez se ha convertido en la gran heredera empresarial del Marqués de Crémenes y aunque no puede presumir de titulo nobiliario sí de haber heredado también la amistad con el Rey Emérito. Una amistad en la que ahora ha puesto el foco Corinna Larsen

 

COMPARTIR: