21 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se han multiplicado los medios de Policía, Guardia Civil, Bomberos y Protección Civil para rastrear cualquier pista en el Valle de la Fuenfría

La Policía cree que Blanca Fernández Ochoa desapareció voluntariamente y la familia piensa en un accidente

La Policía Cientifica buscó pruebas en el coche.
La Policía Cientifica buscó pruebas en el coche.
Centenares de personas se han unido el lunes desde las nueve de la mañana al dispositivo de búsqueda de Blanca Fernández Ochoa. Su hermano Luis encontró el domingo su vehículo a las doce de la mañana y avisó a la Guardia Civil. Todas las hipótesis están abiertas pero cobra fuerza para la Policía la desaparición voluntaria, mientras la familia piensa en un fatal accidente.
 

Más de 200 agentes, entre policías nacionales, guardias civiles y policías locales, con sus correspondientes unidades especializadas, guías caninos y helicópteros, además de bomberos y agentes forestales, buscan desde este lunes en la zona de la sierra de Cercedilla a la exesquiadora olímpica Blanca Fernández Ochoa.

Concretamente, por parte de la Policía Nacional, que se encarga de la investigación, están desplegados más de 100 efectivos, además de guías caninos, Unidades de Intervención Policial (UIP), unidades de caballería, coordinados a través de un centro de coordinación. También está la Brigada de Policía Judicial, tres helicópteros y agentes de los Grupos Especiales de Operaciones (GEO) en puntos de alta montaña y de difícil acceso.

Por su parte, la Guardia Civil ha desplegado a más de 100 efectivos por turnos. En la zona de Cercedilla ya se encuentra el jefe especialista de Montaña, Unidades de Seguridad, el servicio aéreo, el Grupo Cinológico (perros) y especialmente agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona).

Están peinando la zona a través de grupos mixtos compuestos algunos solo de agentes y técnicos, y otros con voluntarios, montañeros, vecinos expertos en la zona, etcétera. Asimismo, en el lugar también se encuentran bomberos del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) y Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, con varias dotaciones y medios aéreos, colaborando en la búsqueda en plena coordinación con Policía Nacional y Guardia Civil.

El coche de Blanca Fernández Ochoa fue encontradoel domingo aparcado en el parking del Parque de las Dehesas, en la localidad madrileña de Cercedilla. La Policía Nacional lanzó el sábado por la tarde una alerta en Twitter sobre la desaparición de esquiadora y medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa después de que se le viera por última vez el pasado 24 de agosto en la localidad madrileña de Aravaca y su hija interpusiera una denuncia ante la Policía Nacional el día 29.

Pedro Herranz, jefe de la investigación, informó el domigo que de momento "solo efectivos profesionales están realizando la búsqueda, pero no se descarta pedir ayuda a la ciudadanía, pero de momento yo pediría que no entraran en la zona porque están trabajando los guías caninos buscando en la zona". Tres helicópteros y varios perros de la Policía y Guardia Civil unieron a la búsqueda, centrada en la zona de Siete Picos, la más abrupta del valle. El alcalde de Cercedilla, Eugenio Romero, convocó a sus vecinos para que acudiesen el lunes a las nueve de la mañana para ayudar en las tareas de rescate.

La familia interpuso la denuncia el día 29 cuando la deportista no apareció en casa de su hermana Lola y su cuñado Adrián Federigui, en la localidad madrileña de Aravaca, donde residía en los últimos meses. Hasta el día 30 la familia no autorizó a la Policía a difundir la matrícula de su vehículo. Sí dijeron a los agentes que la deportista atravesaba un momento personal complicado desde la separación de su exmarido.

Los perros colaboraron en la búsqueda de la esquiadora.

Pero la principal hipótesis que se maneja ahora es que la deportista haya podido tener un accidente en la montaña y no pudiese volver al vehículo por su propio pie e incluso se hubiese desorientado. Herranz también explicó que "de momento, se baraja la hipótesis de una desaparición voluntaria, al no encontrarse indicios de violencia en el vehículo".

A través de un tuit, la Policía pidió el sábado por la noche la máxima difusión de la desaparición de Fernández Ochoa que supuestamente viajaba, según indicaron en la red social, en un turismo Mercedes clase A de color negro y con la matrícula 0213CKD. Éste es el vehículo que ahora se ha encontrado. El hallazgo quizás pueda arrojar alguna nueva pista a los investigadores, que lo han retirado para llevarlo a las instalaciones de Policía Científica y examinarlo con más precisión por si encontraran restos biológicos de otra persona que no fuese Blanca.

"El coche lleva una camiseta con la bandera de Canadá en el asiento del conductor", ha añadido la Policía como dato específico para identificar el turismo en el que supuestamente viaja la ex deportista de 56 años. Dentro del vehículo han encontrado unas chanclas que se ponía para conducir y que, presuntamente, había cambiado por unas zapatillas de montaña para salir a caminar.

Su hija, Oliva Fresneda puso la denuncia en el Cuartel de la Guardia Civil de Las Rozas el pasado día 29 cuando su madre no volvía. Posteriormente se hizo cargo de la investigación la Policía Nacional por ser el cuerpo que tiene competencias y una comisaría en el distrito de Aravaca. Los agentes de la Unidad de Desaparecidos llevan desde ese día buscando su rastro en cámaras de tráfico sin éxito, por lo que optaron junto con la familia de Ochoa, por generar esta alerta para poder contar también con la colaboración ciudadana en su localización.

La exesquiadora no llevaba móvil y tampoco se ha constatado el uso de ninguna tarjeta bancaria en estos días. Aunque no se descarta ninguna hipótesis la más probable que se baraja en este momento es la de un posible accidente, ya que no hay signos de violencia en el vehículo ni en los alrededores. Aunque fue vista por última vez en Aravaca, supuestamente dijo que iba "al norte" para hacer una ruta de senderismo durante cuatro días. r si la exatleta hubiera sufrido un accidente involuntario mientras paseaba  por la zona o se hubiera desorientado y perdido por causas todavía desconocidas, algo improbable puesto que la esquiadora es una gran conocedora de Cercedilla y Navacerrada, de donde era originaria su familia.

Blanca Fernández Ochoa con su medalla.

El Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) de Bomberos de la Comunidad de Madrid, agentes forestales, guardias civiles y policías fueron los primeros ne iniciar la búsqueda el domingo en un perímetro inicial de 10 kilómetros que abarca todo el valle de la Fuenfría. 

Una deportista para la historia

Blanca Fernández Ochoa es una esquiadora que ya ha pasado a los anales de la historia del deporte español al ser la primera y única mujer que ha logrado una medalla en unos Juegos Olímpicos de invierno, gracias al bronce conseguido en “slalom” en Albertville en el año 1992.

Natural de Cercedilla (Madrid), Blanca nació el 22 de abril en 1963, siendo la sexta de ocho hermanos. Ya desde pequeña empezó a sentir el cosquilleo por el esquí, sobre todo desde que su familia se instalara en el Puerto de Navacerrada.

Con solo nueve años vio como su hermano Francisco “Paquito” Fernández Ochoa conseguía el oro en los Juegos Olímpicos de Sapporo de 1972, algo que le invitó a trasladarse a los Pirineos para comenzar su andadura en el deporte de nieve.

En 1974 entro a formar parte del Equipo de Promesas e ingresó en el Colegio Juan March de Viella en la comarca ilerdense del Valle de Arán. En ese mismo año logró el Campeonato de España infantil de slalom gigante, titulo que revalidaría al año siguiente. En 1982 con 19 años fue campeona de España en slalom gigante y descenso, un año más tarde en todos los títulos absolutos y en 1989 lo sería en slalom, slalom gigante y combinada.

El fenómeno Blanca Fernández Ochoa

Su primera participación profesional fue en los juegos de Lake Placid en 1980, donde tuvo un paso efímero y con poca repercusión. Tras ello empezó a destacar en las Copas de Europa y en las Carreras FIS.

Blanca empezó a cosechar éxitos sin parangón. Primero fue el campeonato europeo en la modalidad de slalom. En 1985 logró su primera victoria en una Copa del Mundo en el slalom gigante de Vail en Colorado, Estados Unidos.

En 1987 llegaron las victorias en las pruebas de Sestriere (1987), Morzine (1990) y Lech (1991), además terminó en segunda posición, entre 1986 y 1992, y tercera en otras cinco citas, entre 1984 y 1991. Su mejor clasificación final en la Copa del Mundo, fue una cuarta plaza en 1988.

Blanca Fernández Ochoa gana el bronce en los JJOO de Albertville | La tele de tu vida TVE

Sus participaciones en los Juegos Olímpicos de Invierno fueron Lake Placid (1980), Sarajevo (1984), donde consiguió un sexto puesto en slalom gigante; Calgary (1988), donde una caída tras una inmemorable manga le privó del oro y se tuvo que conformar la quinta plaza y Albertville (1992), ciudad en la que pudo redimirse de lo sucedido cuatro años y lograr la medalla de bronce en la categoría de slalom, convirtiéndose en la primera mujer española en lograr una medalla en unos Juegos Olímpicos de invierno, hito que se mantiene hasta ahora.

Tras lograr este éxito decidió retirarse de la alta competición, con cinco participaciones en el Campeonato del Mundo y 19 títulos de campeona de España.

Dos divorcios y la muerte de su hermano Paquito

El 18 de julio de 1991, contrajo matrimonio en el Monasterio de El Escorial con el director y entrenador técnico del equipo español, el italiano Danielle Fioretto, al que había conocido mientras esquiaba, aunque este matrimonio acabó en ruptura en 1994.

Tras esta separación conoció a David Fresneda, propietario de una escuela de buceo en Cabo de Palos (Murcia), con el que tuvo a sus dos hijos: Olivia (1999) y David (2000). Precisamente con estos dos sale en la última foto que tiene Blanca en su Instagram.

Esta relación terminó en una separación no amistosa y bastante tormentosa a la que se unió la muerte por cáncer de su hermano al que tanto quería y por el que sentía predilección Paquito en el año 2006. Decidió raparse la cabeza para mostrar su solidaridad con su hermano.

De la misma manera, Blanca no ha dejado de salir en televisión. Participó en los realities de “Supervivientes” y “Splash! Famosos al agua”, ambos en Antena 3, y en “El conquistador del Aconcagua” y “El conquistador del fin del mundo” en la televisión autonómica vasca EITB.

Blanca_Fernandez_Ochoa_con_sus_hijos

Blanca Fernández Ochoa con sus hijos Olivia y David | IG Blanca Fernández Ochoa

Tras su salida del esquí se dedicó al mundo del “coach” y fue directora de una empresa de eventos llamada Golf and Win, trabajó en una compañía llamada StarDreams, dedicada al asesoramiento de directivos y ejecutivo, y en la que trabajaba con exdeportistas famosos y también ha sido instructora de esquí en Baqueira y Navacerrada y más recientemente, ha sido entrenadora personal de electroestimulación.

COMPARTIR: