16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El documental de Jon Imanol Sapieha Candela, autor del hurto del banco de Yecla y de la liberación de rehenes del Alakrana, se verá en Cuatro TV

Memorias de ‘El Sapo’, el ladrón que robó los cuadros de Esther Koplowitz: "Ahora vive del oro en Kenia"

El Cierre Digital en Documental ‘Sapo, S.A. Memoria de un ladrón’.
Documental ‘Sapo, S.A. Memoria de un ladrón’.
El documental ‘Sapo, S.A. Memoria de un ladrón’ cuenta a lo largo de cuatro capítulos algunos de los episodios más mediáticos de la vida de ‘El Sapo’ Jon Imanol Sapieha Candela. Los tres más conocidos fueron el robo del banco de Yecla, el de los cuadros de Esther Koplowitz y la liberación de los rehenes del Alakrana. Este miércoles Cuatro emitirá a las 22.45 en abierto este true-crime contado por el propio ladrón.

“Lo que van a ver no es un programa de investigación periodística. Es la historia de uno de los mayores ladrones del mundo contada en primera persona”. Esa es la primera frase que se puede leer en el documental 'Sapo, S.A. Memorias de un ladrón'. Su director y guionista, Nacho Medina, lo describe para elcierredigital.com como “la crónica de las aventuras de un ladrón” contada por el mismo ladrón. Estrenada en primer lugar en Amazon Prime Video, ahora el documental que cuenta la historia de ‘El Sapo’ Jon Imanol Sapieha Candela se emitirá este miércoles en abierto en la cadena de Mediaset Cuatro.

“Un ladrón de un alto calibre, de una alta envergadura, que ha sido socio de Casper —el mayor delincuente de la historia de este país—, que ha estado 40 años dando golpes, que tiene 30 páginas de procedimientos judiciales y que es un tío tremendamente listo”, así define Nacho Medina a ‘El Sapo’. Un hombre que, a pesar de haber protagonizado algunos de los robos con más repercusión de nuestro país, solo pasó tres años y medio en prisión.

En el año 2020 ‘El Sapo’ fue detenido en Marbella, pero los hechos por los que la policía de la Costa del Sol arrestó al conocido atracador no tenían relación con algunos de sus grandes golpes. Sapieha fue detenido por estafar un millón de dólares durante una operación de compraventa de oro en Kenia. Sin embargo, fue puesto en libertad. Actualmente, tal y como se ve en el true-crime, “vive en Kenia y se dedica al negocio del oro, tiene una fundición de oro de la que se habla en el capítulo cuatro”, explica Medina.

Un año después de su detención, ‘El Sapo’ se atrevía a contar su historia para el equipo de la productora del documental, Sr. Mono. Según cuenta el director, Nacho Medina, el proceso para contactar con el ladrón fue largo: “Fue un trabajo de dos años para contactar con él, ganarse su confianza y conseguir que comenzase a hablar, trabajo que hace el productor Íñigo Pérez-Tabernero”.

El robo de ‘El Sapo’ en el banco de Yecla

El resultado de este trabajo es un documental con formato de miniserie de cuatro capítulos que ahonda en tres de los robos con más repercusión del delincuente en la sociedad española: el robo de ‘El Sapo’ en el banco de Yecla, el robo de los cuadros de Esther Koplowitz y la liberación de los rehenes del Alakrana.

Imagen del robo de 'El Sapo' en el banco de Yecla.

El primero de ellos tuvo lugar en 1998 en una sucursal del Banco Popular de Yecla, Murcia, y está considerado como uno de los mayores robos a una sucursal bancaria de España. El propio 'Sapo' declaró en el documental que se llevaron 2.700 millones de pesetas al abrir 150 cajas de seguridad del banco.

Tal como comenta Nacho Medina, en aquella época Yecla “estaba en pleno auge inmobiliario por la construcción de inmuebles”, escenario que favoreció que muchos empresarios de la zona tuvieran grandes cantidades de dinero en las entidades bancarias. “A Casper y a 'Sapo' les chivan, presuntamente una prostituta en un club nocturno, que algún empleado del banco —de ese banco o bien de un banco rival— ha dicho que, en ese banco, en la caja de seguridad hay mucho dinero negro”, comenta Medina.

Esta información hace que el grupo de ‘El Sapo’ se ponga manos a la obra para realizar un atraco que parece sacado de Hollywood. En “nochebuena, mientras todos están cenando, cantando villancicos y con la misa del Gallo, ellos perforan con una máquina la pared del banco. Y consiguen llegar a las cajas, y se encuentran tanto dinero abriendo solamente un tercio de ellas, que tienen que salir corriendo y llenar el coche hasta arriba de billetes porque ya no les cabe más”, explica el director.

Según declara el propio ‘Sapo’ en el documental, España era el mejor país para robar por tener unas penas de prisión inferiores a las de otros países. Y cuando se le pregunta por qué efectuó el robo en Navidad, responde que “cada uno tiene que ser su Santa Claus y este iba a ser el mío, el nuestro”.

‘El Sapo’ relata los detalles del golpe de una forma que podría parecer ficción, pero es solo una muestra de su realidad. “Cuando vio el capítulo se emocionó porque se creía el protagonista de una película”, cuenta a elcierredigital.com el director del true-crime.

El robo de los cuadros de Esther Koplowitz

En el segundo capítulo del documental ‘Sapo, S.A. Memoria de un ladrón’ se relata otro de los golpes más mediáticos del atracador: el robo de los cuadros de Esther Koplowitz. Tuvo lugar en 2001 y fue considerado “el robo de arte del siglo” debido a la cantidad de cuadros de pintores de renombre sustraídos, entre los que se encontraban cuadros de Sorolla e incluso un Goya. En total: más de 300 millones de euros.

Imagen de 'El Sapo' con un cuadro.

Según Medina, para este golpe ‘El Sapo’ pasa “tres años planeando el robo y consigue engañar y llevarse a su terreno a una persona que vigilaba la casa de Esther Koplowitz. Entonces se gana su confianza y consigue sacarle cuando se van de vacaciones”.

Después de la sustracción, la Interpol busca los cuadros sin descanso, mientras que, según relata Medina, “él los tiene alojados, según cuenta él, en un piso del edificio de al lado de donde vivía Esther Koplowitz. A quince metros. Porque son dos edificios que se unen por el garaje”.

Por este robo, ‘El Sapo’ pasó cuatro meses en prisión después de ser detenido tras un engaño del “FBI, que se hacen pasar por compradores”. Tras la detención, según relata Medina, ‘El Sapo’ cuenta que “llega a un acuerdo con el gobierno para devolver” el resto de cuadros.

La liberación de los rehenes del Alakrana

La última de las hazañas de ‘El Sapo’ se cuenta en el capítulo 3 del documental y tiene que ver con la liberación de los rehenes del Alakrana, un barco que fue secuestrado por piratas que pedían una recompensa económica. Fueron más de 30 españoles los que pasaron varias semanas secuestrados. Según ‘El Sapo’, el CNI le utilizó “como intermediario para liberar de los piratas a los marineros secuestrados en el Alakrana”.

Miembros de la tripulación del Alakrana.

En este episodio, según relata el director, también cuentan con el testimonio de Paloma Cervilla, periodista del diario ABC, que “en su día dio una exclusiva contando que el gobierno había pagado un rescate y que además se había perdido un millón de euros por el camino. Y todo apunta a que ese millón de euros fue lo que cobró él como comisión”.

No hay pruebas que certifiquen que fuera así, ni tampoco sobre lo que relata ‘El Sapo’ a continuación, que fue cómo siguió a los piratas: “con un georradar en las costuras de las maletas para luego robarles el dinero”.

Estos son solo tres de los principales hechos que aparecen junto al nombre de ‘El Sapo’, un delincuente con 30 procesos judiciales a sus espaldas que, actualmente, tal y como se explica en el cuarto capítulo, vive en Kenia alejado de los robos.

COMPARTIR: