09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El último caso de la joven Milena Sánchez hallada muerta tras quedar con un cliente, sigue al de Arliene víctima del mismo asesino de Marta Calvo

Aumentan los crímenes contra las escorts en España: Las otras víctimas de violencia de género

El Cierre Digital en
/ Imagen simbólica de una escort y su cliente.
Recientemente se conocía la trágica desaparición y posterior hallazgo del cuerpo sin vida de la escort ocasional Milena Sánchez en Madrid. Según las investigaciones, fue encontrada muerta en el domicilio de su cliente, que podría haberse suicidado después de cometer el asesinato. El caso de Milena no es el único crimen contra prostitutas, ya que este año se conocía la condena de Jorge Ignacio Palma, asesino confeso de Marta Calvo y relacionado con la muerte de Arlene Ramos en Valencia en 2019.

A un mes de finalizar 2022, ya son 37 las mujeres víctimas de violencia de género en España. Según el Ministerio de Igualdad, 1.167 desde el año 2003, en el que comenzó a contabilizar. En muchos casos fueron mujeres asesinadas por sus parejas, aunque existe una tasa de feminicidios no relacionada con una relación sentimental.

El hallazgo del cadáver de Milena Sánchez Castro el pasado 28 de noviembre pone sobre la mesa una de estas realidades con menos repercusión. Porque Milena era una escort ocasional que fue asesinada por el cliente con el que tenía una cita.

El novio de Milena alertó sobre la desaparición de la joven de 20 años seis días antes de que se encontrara su cuerpo, que se halló días después de otra muerte: la de un varón de 53 años que se suicidó en la calle Fray Luis de León, en Arganzuela, Madrid.

Aunque la policía acudió al lugar del suicidio, no se conocen las causas por las que la vivienda no fue revisada hasta que la geolocalización del móvil de Milena la ubicó en la zona. Estaba encerrada con un candado en una de las habitaciones del piso del suicida, encima de una cama. Su cuerpo presentaba múltiples contusiones y un golpe en la cabeza que podría haber acabado con la vida de la joven.

Todavía se desconocen las causas y el motivo, pero todo apunta a que Milena fue asesinada el mismo día que quedó con aquel hombre que se suicidó después de cometer el crimen. 

Arliene Ramos y el asesino de Marta Calvo

Relacionada con el consumo drogas, en este caso de cocaína, estuvo la muerte de Arliene Ramos, una joven brasileña que se dedicaba a la prostitución en Valencia. El 25 de marzo de 2019 tuvo lugar el episodio por el que falleció. Uno que no se declaró como asesinato hasta que la desaparición de Marta Calvo puso el foco en el asesino de ambas: Jorge Ignacio Palma, condenado recientemente a 159 años por el asesinato de Marta Calvo y otras muertes como la de Arliene.

El caso de Arliene se cerró como una muerte por ataque epiléptico, a pesar de que la joven no tenía antecedentes. Y es que Arliene se quedó inconsciente después de un servicio en el que había consumido cocaína con un cliente. Tras el desvanecimiento, comenzó a sufrir convulsiones y llegó a sufrir varias paradas cardiorrespiratorias.

Una de las testigos del suceso afirmó que al encontrar a Arliene en su habitación, notó que tenía el clítoris hinchado de una forma "sobrenatural" y que le salía "espuma y sangre por la boca".

A pesar de que al inicio se catalogó como un ataque epiléptico provocado por la cocaína que ingirió. Ahora se acusa a Jorge Ignacio Palma de haberle provocado la sobredosis que acabó con su vida.

Asesinos de prostitutas en 2011

 

En la madrugada del 3 de agosto de 2011 Francisco Jesús, de 31 años, contrataba a una escort, la nigeriana Cynthia, con la que mantuvo relaciones sexuales en un club de Calpe (Alicante). Francisco Jesús había bebido y consumido cocaína cuando contrató a una segunda mujer de compañía, la ecuatoguineana Jesica

Las dos prostitutas acompañaron a su cliente al domicilio de este, donde Francisco Jesús asestó hasta 24 puñaladas a las chicas después de practicar sexo con ellas. Ahora, el culpable cumple 20 años de condena por el crimen.

En el mismo año se registraban las muertes de dos jóvenes escort, Susana y Mayauri –una argentina y una española de origen ecuatoriano–, en Málaga. El presunto asesino en serie responde al nombre de Abdelkader Sali, que solicitó los servicios de ambas mujeres, acabando con sus vidas en agosto y septiembre respectivamente.

COMPARTIR: