02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se estima que hoy existen 12.512 ojivas nucleares en todo el mundo y hay 3.844 desplegadas con misiles y aeronaves en países como EEUU, China y Rusia

El mapa atómico: Afloran las armas nucleares activas tras 78 años del ataque a Nagasaki

Efectos de la explosión atómica en Nagasaki en 1945
Efectos de la explosión atómica en Nagasaki en 1945
El 9 de agosto se conmemora el 78 aniversario del lanzamiento atómico sobre Nagasaki por parte de los Estados Unidos. Los efectos del lanzamiento se siguen notando aún hoy, aunque la producción de armas nucleares no se detiene. Según el último informe del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI), la fabricación de armas nucleares vuelve a su auge tras la Guerra Fría y con perspectivas cada vez más oscuras sobre su posible uso.

El 9 de agosto de 1945 Estados Unidos asestó el último golpe en la Segunda Guerra Mundial contra Japón. El lanzamiento de la bomba atómica sobre la población de Nagasaki supuso la detonación de un segundo dispositivo nuclear en apenas tres días, después de que el 6 de agosto fuera atacada la ciudad de Hiroshima.

Nagasaki sigue siendo la segunda y última población atacada con un arma nuclear en la historia de la humanidad, aunque las consecuencias de este devastador hecho se continúan sintiendo en la ciudad 78 años después, tal y como han recogido numerosos reportajes y documentales. Y sus habitantes, en especial los sobrevivientes, no quieren olvidar lo ocurrido.

nagasaki_photo_3

Escombros de Nagasaki tras la explosión atómica

Tres días después del lanzamiento de la bomba sobre Hiroshima, el gobierno japonés continuaba negándose a rendirse ante Estados Unidos, el emperador Hirohito planteaba una serie de condiciones que los aliados no estaban dispuestos a aprobar como, por ejemplo, dejar que Japón se encargara de las condenas por crímenes de guerra o evitar la invasión de tropas aliadas.

Estados Unidos planteó entonces el lanzamiento de otra bomba. En esta ocasión, una formada por plutonio y no por uranio, como la primera. Fat Man tenía un sistema mucho más complejo que Little Boy y se cargó con seis kilos de plutonio que fueron capaces de liberar una energía equivalente a 21.000 toneladas de TNT, cifra superior a las 15.000 toneladas de la otra bomba.

Aumentan las armas nucleares operativas

Estados Unidos y Rusia siguen acaparando casi el 90 por ciento de todas las armas nucleares según el último informe presentado por el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI), publicado en junio de este año. Pero el informe destaca que China lideró el año pasado la expansión de este tipo de armamento: con 60 nuevas ojivas (de 350 en enero de 2022 a 410 en enero de 2023) cuenta la tercera potencia nuclear más grande del mundo.

_103591774_cb7a631f-603d-48ec-a910-4545daa485e9

Ojiva nuclear

El problema que señalan los expertos es la complejidad para evaluar el potencial nuclear real del gigante asiático, quien nunca ha desvelado el tamaño real de su arsenal. Los datos que se manejan salen de los análisis del Departamento de Defensa de EEUU, que acusa al Gobierno de Xi Jinping de camuflar su verdadero gasto militar y ocultar las inversiones en su programa nuclear. 

En la década de los 90, China era el noveno país que más gastaba en defensa. Hoy en día es el segundo, solo por detrás de EEUU, según el propio informe SIPRI. Pekín detonó su primer dispositivo atómico en octubre de 1964. Desde entonces, aunque su arsenal sigue siendo pequeño en comparación con el de Washington y Moscú, la potencia asiática ha expandido y modernizando sus fuerzas, pero siempre manteniendo que su estrategia nuclear se centra únicamente en la autodefensa.

armas-nucleares-bomba-atomica-europa

Explosión atómica

Hace un par de meses, durante una sesión informativa del Consejo de Seguridad de la ONU, el representante chino, Geng Shuang, lanzó un alegato pidiendo a las principales potencias que retiren las armas nucleares desplegadas en el extranjero. Un mensaje que algunos entendieron que iba dirigido a Rusia, socio estratégico de Pekín, después de que Putin anunciara en marzo que desplegaría armas nucleares tácticas en Bielorrusia y que suspendiera la participación rusa en New START, que era el único tratado de control de armas nucleares que quedaba vigente entre Moscú y Washington.

"El panorama general es que hemos tenido más de 30 años de caída en la cantidad de ojivas nucleares, y vemos que ese proceso está llegando ahora a su fin", expresó Dan Smith, director del grupo de expertos del SIPRI, instituto que se estableció en 1966 y fue subvencionado en gran parte por el Gobierno de Suecia, que publica con frecuencia sus investigaciones sobre de conflictos y control de armas. El año pasado esta organización ya advirtió que, por primera vez desde la Guerra Fría, el número de ojivas nucleares utilizables estaba aumentando.

_108921255_gettyima4278654

Cabeza nuclear instalada en un misil

En el nuevo informe SIPRI se estima que ahora mismo hay 12.512 ojivas en todo el mundo. El inventario incluye ojivas retiradas que se van a desmantelar. Pero también 9.576 que están en reservas militares, listas para su uso potencial, 86 más que en enero de 2022. "La reserva son las ojivas nucleares utilizables, y esos números están comenzando a aumentar", precisó Smith. Del total de ojivas, el informe dice que 3.844 están desplegadas con misiles y aeronaves, y que alrededor de 2.000, casi todas pertenecientes a Rusia o EEUU, se mantuvieron en "estado de alerta operativa máxima".

Después de Estados Unidos y China, entre los nueve estados con armas nucleares que hay en el mundo, los otros que más engordaron el año pasado su arsenal fueron Rusia (12), Pakistán (5), Corea del Norte (5) e India (4). En Europa, Francia (290) y Reino Unido (225) destacan entre las potencias nucleares más grandes.

16462055097558

Explosión nuclear

"En este período de alta tensión geopolítica y desconfianza, con canales de comunicación entre rivales con armas nucleares cerrados o que apenas funcionan, los riesgos de errores de cálculo, malentendidos o accidentes son inaceptablemente altos", señalaba Dan Smith sobre las perspectivas geopolíticas y los posibles usos que podrían recibir las armas nucleares, algunas de ellas en estado de desgaste

COMPARTIR: