20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las reuniones con los representantes del PSOE, Santos Cerdán y Félix Bolaños, fueron hace un mes y estaban supervisadas por Arrimadas y Ábalos

La agenda oculta de la operación de C´s y el PSOE: Carlos Cuadrado y José María Espejo, los "sargentos" de Arrimadas

Exclusiva José María Espejo-Saavedra, Inés Arrimadas y Carlos Cuadrado.
José María Espejo-Saavedra, Inés Arrimadas y Carlos Cuadrado.
Dos negociadores por parte de Ciudadanos, Carlos Cuadrado y José María Espejo-Saavedra, y otros dos por parte del PSOE, Santos Cerdán y Félix Bolaños, han sido los urdidores de la ofensiva socialista contra las autonomías gobernadas por el PP. Los primeros rendían cuentas a Inés Arrimadas y los segundos a José Luis Ábalos. Nadie en Ciudadanos excepto ellos conocían estas reuniones iniciadas hace un mes.

Las últimas 24 horas han sido políticamente trepidantes. Tres mociones de censura y una convocatoria de elecciones... y todo en comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular. En Murcia, eran PSOE y Ciudadanos quienes apoyaban a primera hora por la mañana de este miércoles una moción de censura contra el popular Fernando López Miras.

A la una del mediodía, también de este miércoles, Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid y líder de Ciudadanos en esta región, salía ante los medios de comunicación para comunicar que Isabel Díaz Ayuso dimitía y convocaba elecciones. Pocos minutos después, Más Madrid (Iñigo Errejón) y el PSOE de Iñaki Gabilondo presentaban una moción de censura en la Asamblea de Madrid que trataba de impedir la convocatoria de elecciones hecha antes por Díaz Ayuso.

Pero además, la moción de estos dos partidos era también apoyada por Ciudadanos, hasta cinco minutos antes, socios de Gobierno de Ayuso. Unos instantes después, Isabel Díaz Ayuso destituía a los consejeros de Ciudadanos de su Ejecutivo, al vicepresidente Aguado, al consejero de Transportes Ángel Garrido, a la consejera de Cultura y Turismo Marta Rivera de la Cruz, al responsable de Universidades e Innovación Eduardo Sicilia, al consejero de Economía y Empleo Manuel Giménez, y al de Políticas Sociales y Familias Javier Luengo.

Lejos de calmarse el día, el PSOE de Castilla y León presentaba a las tres de la tarde otra moción de censura contra el presidente Alfonso Fernández Mañueco, del Partido Popular y responsable ejecutivo de esta comunidad autónoma, aunque en este caso sin el apoyo de Ciudadanos.

Pactado hace un mes

Todos estos movimientos se pactaron hace un mes entre los dos partidos. Por el PSOE lo hicieron tres miembros destacados de la formación socialista: su número tres Santos Cerdán, del que elcierredigital.com ya hizo una semblanza y al que bautizamos con el apodo de "el hombre invisible del PSOE"; Félix Bolaños, secretario general de la Presidencia del Gobierno; y José Luis Ábalos, en su condición de Secretario de Organización del PSOE.

Por parte de Ciudadanos, y aquí viene la gravedad del asunto, sólo eran conscientes de estas conversaciones y conocedores de su contenido dos hombres: Carlos Cuadrado, vicesecretario primero y número dos de la formación y José María Espejo-Saavedra, vicesecretario adjunto, diputado en Cortes Generales y exvicepresidente segundo del Parlament de Cataluña, además, por supuesto, de la propia Inés Arrimadas. Por algo fueron apodados en su día "los sargentos" de Arrimadas.

Cuadrado y Espejo.

Ninguno de los barones de Ciudadanos, como Toni Cantó en Valencia, Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía y Francisco Igea en Castilla y León, junto al propio Ignacio Aguado en Madrid, desconocían la existencia de estas reuniones y conversaciones secretas.

En estos momentos, Ciudadanos es un partido dividido al menos en dos tendencias, "riveristas" y "arrimadistas". Entre los primeros estarían los ya nombrados, además de Francisco Igea en Castilla y León; y, entre los segundos, los siete miembros del Comité Permanente de la formación naranja, encabezados por Inés Arrimadas, Carlos Cuadrado, Marina Bravo, José María Espejo-Saavedra, Melisa Rodríguez, Edmundo Bal y Borja González.

Pero ¿Quiénes son los dos "enviados especiales" a estas conversaciones, los denominados "sargentos" de Ciudadanos? Carlos Cuadrado era el tesorero de Ciudadanos que en julio de 2017 tuvo que acudir a declarar en las Cortes ante la Comisión de Investigación sobre la financiación de los partidos políticos, impulsada en aquellos momentos por el PP.  El entonces tesorero del partido de Albert Rivera tuvo que explicar los gastos de sus grupos municipales referidos al dinero que procedía de subvenciones públicas.

Carlos Cuadrado y sus negocios anteriores a la política ya eran muy conocidos en el seno de Ciudadanos, ya que un Juzgado Laboral de la ciudad de Itápolis, en Brasil, ordenó en 2018 el bloqueo de una cuenta del entonces secretario general de finanzas de Ciudadanos. Este embargo tendría su origen en una denuncia en el año 2014 por impago de las cuotas sociales de uno de sus trabajadores en Brasil, dentro de la sociedad Ibertex de la que es copropietario el que por entonces era tesorero del partido de Albert Rivera, 

Carlos Cuadrado ha cursado estudios en Ingeniería Industrial y es empresario de maquinaria industrial para el sector textil. Afiliado desde su fundación a Ciudadanos, ha ocupado diversos cargos de responsabilidad en la formación naranja. Ha sido miembro del Comité Ejecutivo desde la fundación de Ciudadanos en 2006 y secretario de Finanzas desde el 2007 y ahora es vicesecretario primero.

El empresario textil catalán llegó a ser cabeza de lista al Senado por Madrid y fue la mano derecha en las finanzas de Albert Rivera. Controló todo el dinero y la financiación de la formación naranja. Pero los problemas de Carlos Cuadrado con la Justicia brasileña proceden de los negocios textiles que mantuvo durante años en las capitales brasileñas de Sao Paulo y Matto Grosso. La Fiscalía brasileña investigó sus negocios tras una serie de denuncias contra su labor empresarial en Sudamérica. 

La sede de los negocios de Cuadrado se instaló al principio de su existencia en la localidad barcelonesa de Mataró, en concreto, lo que era toda la fabricación de máquinas láser industriales para el sector textil. De esta manera creó la empresa 'Square Brasil Com Imp e Exp de Máquinas LTDA'. Con ella penetró en Brasil, tanto en la ciudad de Sao Paulo, donde tuvo su sede en la Rua Mafalda Pinhata 173, Vinhedo SP cep 13280-000, como en la región de Matto Grosso. Sus tentáculos también se diversificaron a Colombia, con la sucursal Square Colombia, situada en la ciudad de Medellín (Antioquía), en la Carretera 52A Nº12-54.

De esta aventura brasileña logró salir limpio de la quiebra y además logró que asumiera las cargas su otro socio, un portugués, al que incluso demandó.

El exsecretario de Finanzas de Ciudadanos, C arlos Cuadrado.

Las investigaciones de la Fiscalía brasileña, que llegaron después de las denuncias interpuestas contra Cuadrado, indican que no figura como socio directo de su empresa matriz 'Square Brasil', es decir, como tal persona física, sino que utilizaba otras empresas intermediarias que tenían una participación dentro de esta empresa matriz. El capital de 'Square Brasil', en su 99,5 por ciento, está en manos de estas empresas intermediarias y sólo un 0,5% le perteneció oficialmente a él.

En Brasil mantuvo dos filiales de esta empresa matriz. Una en Sao Paulo, que no generó negocio y otra, la que generó dinero, en Matto Grosso, donde se benefició de mejores impuestos por ser Zona Franca. Los impuestos son allí de un 4 por ciento frente al 18 por ciento de Sao Paulo, donde tiene su sede central, pero allí no ejerció actividad alguna.

Maquinaria al por mayor

La principal empresa de Carlos Cuadrado en España era 'Damei Europe Square Group SL', dedicada al comercio al por mayor de maquinaria  para la industria textil (máquinas de coser, bordar y tricotar). Aquí, ha figurado en todos los puestos del organigrama: Socio mayoritario (99%, el uno restante en poder de su hermano Gerardo), administrador único, gerente, director financiero, director comercial, director de exportación y director de importación.

La empresa fue constituida el 20 de octubre del año 2000, con domicilio social en el polígono Cami del Mig (calle B Nave 10), en Cabrera de Mar (Barcelona). Su domicilio anterior estaba en Camino de Ca La Madrona, en el polígono industrial de Mata Rocafonda, situado en Mataró (Barcelona), donde se ubicaba su cuartel general.

El vicesecretario primero de Ciudadanos, Carlos Cuadrado, también ha figurado como socio y administrador de más empresas. Así aparece en el BORME como administrador único de la empresa 'Square Laser Group SL', una sociedad inactiva en teoría desde el 12 de junio de 2013, según las bases de datos de los registros mercantiles. También figuró como consejero delegado de la empresa alicantina 'Frecuencias Estampación en Relieve S.L.' (hoy extinguida), con sede en Orihuela,  y de 'Fincatel Associats SCCL' (en proceso de liquidación), dedicada al comercio al por mayor de máquinas y material de oficina. Y, por último, como administrador de 'Control Sistemas Maquinaria y Equipos para el Bordado S.L'.

Espejo-Saavedra, azote de independentistas

El segundo de los negociadores de Ciudadanos en la operación con el PSOE ha sido José María Espejo-Saavedra, de 45 años, abogado y diputado a Cortes Generales por Barcelona. Ha sido diputado en las dos últimas legislaturas y figura en su estado civil como soltero,  con dos hijos.

Es licenciado en Derecho y Máster en Derecho Concursal. Fue letrado de la Asesoría Jurídica de CaixaBank, S.A. hasta 2012, cuando fue elegido diputado y Vicepresidente Segundo del Parlamento de Cataluña, entre 2012 y 2019.

En su declaración oficial figura que Espejo-Saavedra tiene dos coches y una moto, una vivienda y dos plazas de garaje, participaciones de una empresa llamada 'Virrei Plus' por un valor de 5.100 euros, como también acciones de Caixabank por valor de 2.419 euros y dos préstamos hipotecarios, además de un plan de pensiones y desempleo por un montante de 91.411 euros con la misma entidad bancaria.

El diputado catalán es uno de los dos miembros de la mesa del Parlament de Cataluña, junto a David Pérez Ibáñez, al que no imputó la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por la tramitación del proyecto de Ley de Referéndum de Autodeterminación, al ausentarse durante su votación en el denominado "caso procès". Es conocido como el "azote" de los independentistas catalanes.

COMPARTIR: