20 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Casa Real quiere rebajar la tensión después de que el Emérito haya hecho caso a su hijo y no se haya movido de Abu Dabi desde agosto como le pidió

El Rey Felipe VI inicia un plan de acercamiento a su padre Juan Carlos I

Exclusiva Juan Carlos I y Felipe VI.
Juan Carlos I y Felipe VI.
El Jefe del Estado acaba de cumplir 53 años sin la presencia de su padre, el Rey Emérito, en un ambiente discreto en la Casa Real. Sin embargo, fuentes consultadas cercanas a Zarzuela explican en exclusiva a El Cierre Digital que el Rey Felipe VI trataría de acercarse a su padre, todavía en Abu Dabi, tras habérsele sugerido que “no regresara a España durante una temporada” por las controversias surgidas por sus cuentas fiscales y la donación de 64,8 millones de euros realizada a Corinna Larsen.

El quincuagésimo tercer cumpleaños del Rey de España, Felipe VI, el pasado 30 de enero, estuvo marcado por una gran ausencia en la Familia Real. El Rey Emérito, Juan Carlos I, no estaba en esta celebración. No pudieron abrazarse padre e hijo, como en anteriores ocasiones.

Según relatan en exclusiva a elcierredigital.com fuentes cercanas a Zarzuela, "don Juan Carlos ha recibido instrucciones muy precisas, para que permanezca en Abu Dabi sin regresar por el momento a España, dadas las circunstancias tan complicadas, que afectan sobre manera a la Casa Real. Es una cuestión de imagen, la que atraviesa la Monarquía Española en estos momentos, y hay que cuidarla", señalan.

El Rey Emérito, Juan Carlos I.

Sin embargo, en el entorno del Rey Felipe VI indican que "no se descarta un encuentro próximo con su padre, don Juan Carlos, en Abu Dabi. Solo en el sentido propiamente familiar, de padre e hijo, por lo que Felipe VI podría estar planeando un acercamiento para estrechar esos lazos ahora perdidos".

Estas fuentes señalan que el Rey Emérito "aguarda con cierta tristeza poder volver a casa, retirarse sus últimos años de vida en España, cerca de su familia". Afirman que "las lágrimas emocionales de don Juan Carlos por encontrarse en estas circunstancias lejos de su tierra, le recuerdan a las lágrimas de su propio padre, Juan de Borbón, cuando tuvo que renunciar a su reinado y se quedó relegado en Portugal. Esa sensación de angustia, parece algo cíclicó en la familia real", señalan a elcierredigital.com algunas personas de su entorno en los Emiratos Árabes.

Tras descartar la residencia del Emérito en Portugal, donde hubiera podido estar más cerca de la familia, y a pesar de que don Juan Carlos deseaba regresar a Zarzuela por Navidad, "fue preciamente su propio hijo, Felipe VI, quien le recomendó mantener su estancia en Abu Dabi mientras se apaciguasen las aguas en relación a las informaciones vertidas sobre la Casa Real", matizan las mismas fuentes a elcierredigital.com.

"El talante del Rey Felipe VI es más frío emocionalmente que el del Rey Emérito, posee un carácter más cercano a la reina Sofía, no es tan alegre como su padre, don Juan Carlos, e intenta tratar los asuntos de Zarzuela con la máxima discreción", subrayan fuentes cercanas al Jefe del Estado. Además, la "crisis de imagen" que viene sufriendo la Monarquía está siendo gestionada con "perfil bajo"

Estas mismas fuentes señalan que "se le ha sugerido explícitamente que el Emérito apenas tenga vida social pública en Emiratos Árabes, que no reciba más visitas de amigos por el momento y que permanezca lo máximo posible sin nadie en la residencia que le tiene asignado el Emir de Abu Dabi. Todo a la espera de que se resuelva definitivamente el problema de sus cuentas fiscales".

Don Juan Carlos permanecerá en Abu Dabi

Fuentes consultadas explican a elcierredigital.com que "el Emérito goza de una atención excepcional en Emiratos Árabes por parte de Mohamed bin Zayed Al-Nahyan, hermano y heredero del Emir de Abu Dabi, Jalifa bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, que lo aloja con los honores de un Jefe de Estado, con el máximo cariño y reconocimiento. Tiene su respaldo por el apoyo que don Juan Carlos siempre demostró por los Emiratos".

El Rey Emérito reside en Abu Dabi desde agosto de 2020, tras publicarse en los medios de comunicación una donación de 64,8 millones de euros realizada por don Juan Carlos, en concepto de beneficiaria, a Corinna Larsen y a través del banco Gonet & Cie en 2012.

La apertura de investigaciones judiciales en relación a este "regalo" como aseguró Larsen, así como las cuentas fiscales de don Juan Carlos, puso al Rey Emérito en el ojo del huracán y precipitó su salida fuera de España. 

El emir de Emiratos.

A pesar de la contratación de profesionales de gestión de imagen pública, según apuntan fuentes cercanas a Zarzuela, y a pesar del comienzo de una "campaña de austeridad"  iniciada por la Casa Real en enero de 2021, todo con el fin de cambiar de imagen, "esto no es óbice para que las relaciones entre Felipe VI y don Juan Carlos se postulen hacia un entendimiento puramente familiar".

La casa Real ha congelado los sueldos, lo que supone que el Rey Felipe VI percibirá en este ejercicio 253.850 euros brutos, manteniendo idéntica asignación respecto al año anterior, así como la Reina Letizia y la Reina Emérita doña Sofía, a las que también se les ha congelado el sueldo, 

El Rey Emérito dejó de cobrar, ya desde abril de 2020, la retribución de 193.000 euros que tenía asignada en los presupuestos. Las fuentes consultadas señalan que "los gastos de su estancia en Abu Dabi son asumidos por el Emir Jalifa bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, excepto, el personal de asistencia a don Juan Carlos, así como su escolta de seguridad, gastos que son abonados por el Gobierno de España", matizan estas fuentes cercanas al Emérito.

Precisamente, en el entorno de don Juan Carlos en Abu Dabi se respira "absoluta tranquilidad" sobre las operaciones financieras efectuadas por el Emérito estos años atrás. "Él está muy interesado en aportar la información que le sea requerida, anhela resolver estas cuestiones cuanto antes y su disponibilidad es total para aclarar lo que sea necesario", señalan.

Los Reyes con la ciudadanía

Paralelamente, desde Zarzuela se ha acordado iniciar una campaña de acercamiento de los Reyes Felipe VI y Letizia Ortiz hacia la sociedad. En este sentido, la estrategia marcada por Zarzuela va a consistir en realizar diferentes rutas por la geografía española, con el objetivo de marcar un acercamiento social a los pueblos, para dar un mensaje de apoyo a los españoles en unas circunstancias tan complicadas para todos, señalan estas fuentes.

"Se trata de lanzar un mensaje de que la Casa Real está en los hogares de todas y cada una de las familias españolas",  han adelantado a elcierredigital.com fuentes del nuevo equipo de gestión de imagen del Rey Felipe VI y la reina Letizia. Y en este cambio de imagen estaría enmarcado el plan ideado para que el Rey Felipe VI tratara poco a poco de acercarse a su padre, todavía en Abu Dabi, el lugar donde podría haber en breve una próxima reunión familiar.

COMPARTIR: