20 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El estilo del doctor Jesús Candel le ha granjeado numerosos problemas como la suspensión de Twitter e incluso condenas judiciales

Caso "Spiriman": De la pelea con Susana Díaz a sus polémicas declaraciones sobre el cáncer

La popularidad de “Spiriman” ascendió notablemente durante el confinamiento.
La popularidad de “Spiriman” ascendió notablemente durante el confinamiento.
El conocido médico Jesús Candel, alias “Spiriman”, que en los últimos meses ha ganado una notable reputación como influencer, ha sido sancionado por la red social Twitter con el cierre de su cuenta por decir que el cáncer se supera solo "queriendo curarse". No es la primera controversia en la que se ve involucrado, pues sus reivindicaciones le han llevado en ocasiones a rozar los límites de la libertad de expresión, hasta el punto de tener problemas con la Justicia.

Jesús Candel, el médico influencer comúnmente conocido como “Spiriman”, ha vuelto al foco de la actualidad.  Hace menos de un mes, el propio influencer anunciaba en sus redes sociales que había contraído un cáncer de pulmón: “El pasado cuatro de agosto decidí, por caprichos del destino, luchar contra el cáncer. Uno además muy agresivo y extendido por distintas partes de mi cuerpo”, explicaba. Aunque parecía que esta enfermedad podía limitar la actividad que venía realizando durante meses, finalmente no ha sido así.

En ese sentido, recientemente ha publicado un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, precisamente sobre el cáncer, que ha desatado la indignación de muchos: “el que se quiere curar de cáncer, se cura y el que no, se muere. La actitud es la aliada de la evidencia científica de tratamientos muy duros. Repito: el que quiere consigue lo que quiere. Es mi forma de pensar. El que no quiere, no lo consigue”, afirmó “Spiriman”.

El revuelo generado a raíz de esta declaración ha sido tal, que la plataforma de Twitter suspendido la cuenta del médico, entendiendo que el mensaje violaba sus reglas de funcionamiento. Este hecho ha sido celebrado por gran cantidad de usuarios de esta red social, que se sintieron ofendidos por las palabras del influencer granadino. Esto se debe a que muchos de ellos han vivido el cáncer en primera persona o a través de sus seres queridos. De ahí su enfado.

Jesús Candel tenía 100.000 seguidores en esta plataforma, pero realmente el grueso de su actividad lo desarrolla en YouTube, donde publica vídeos relativos al funcionamiento de la sanidad española y en la que, durante los meses más crudos de la pandemia, había criticado duramente a Susana Díaz y la gestión sanitaria del presidente del gobierno, Pedro Sánchez. Asimismo, utilizó este medio para recaudar fondos con los que combatir al Covid-19.

En cualquier caso, “Spiriman” respondió, antes de que le cerraran la cuenta, al aluvión de críticas recibidas por su mensaje: “Tengo cáncer, y por eso lo digo. Y los que tienen cáncer me entienden. Los que no, me insultan. En la vida no todo depende de la ciencia, sino también de la suerte. Pero para mí, como médico y como paciente, la actitud positiva y la fuerza de la mente son fundamentales y primordiales para vencer esta enfermedad. Siento que no lo entendáis, algunos”, quiso aclarar.

Esto no ha evitado que muchos se posicionen en su contra, incluidos algunos compañeros de profesión. Es el caso del también médico Manuel Viso, quien dirigió a Candel un mensaje en Twitter en el que aludía a la confusión que genera su mensaje: “Deseo tu pronta y completa recuperación Jesús, pero en esta ocasión le has dado la espalda a la ciencia. Puedo entender tu tuit, pero genera confusión y posiblemente llegues a hacer daño a personas que lo sufren y a familias de quién ya se ha ido”.

Este suceso relativo a Twitter es el  último episodio de una larga lista de enfrentamientos que el granadino ha protagonizado en los últimos tiempos a causa de posicionamientos que muchos califican como excesivos. A continuación, recordamos algunos de los más relevantes. 

Una polémica tras otra

Jesús Candel lleva tiempo utilizando YouTube para ejercer el activismo médico. En su canal, cuenta con 334.000 seguidores y lleva publicados 1789 vídeos. Sus reivindicaciones se centran en la defensa de la sanidad pública y el colectivo sanitario y su popularidad se incrementó exponencialmente a partir del decreto del estado de alarma en marzo como consecuencia de los demoledores datos de la pandemia de Covid-19.

Durante este tiempo, “Spiriman” criticó de forma decidida la gestión política de esta amenaza. En este sentido, en abril, elcierredigital.com se hacía eco de sus palabras hacia el vicepresidente Pablo Iglesias: “El Coleta está con unas tremendas ganas de que haya inmunidad”, señaló Candel en uno de sus vídeos cuando el Ejecutivo decidió prorrogar hasta mayo el confinamiento.

También controvertidas fueron sus palabras hacia los confinados, a los que culpaba entonces de quedarse de brazos cruzados mientras se quedaban “aplaudiendo metidicos en casa”, mientras los políticos se hacen las pruebas de test rápido para saber si tienen el coronavirus o no. Asimismo, el médico señalaba la necesidad de realizar test masivos como los que hacen en otros países, afirmando haber encargado miles de ellos.

Jesús Candel ha tenido problemas con la justicia por sus ataques a diversos agentes políticos.

Sin embargo, quizás su mayor polémica hasta la fecha tiene que ver con su enfrentamiento con la expresidenta andaluza y secretaria del PSOE andaluz, Susana Díaz. En este sentido, la Audiencia de Granada desestimó el recurso presentado por Candel contra la sentencia que lo condenó por injurias al pago de una multa de 6.480 euros y a indemnizar con 2.500 euros a Susana Díaz.

Según la Audiencia de Granada, la reiteración de insultos y su variedad, además de las expresiones empleadas por el doctor, en distintas publicaciones en sus redes sociales “exceden, con mucho, de lo que el ámbito de la libertad de expresión ampara”. Para el tribunal, Candel no tuvo intención alguna de reforzar una crítica a la gestión sanitaria hecha por los entonces representantes de la Junta de Andalucía, “sino de mermar el honor y dignidad de los sujetos pasivos de sus expresiones”.

El fallo absolvió a Candel de los otros dos delitos continuados de calumnias por los que también fue juzgado, en un juicio en el que Díaz declaró como testigo y por videoconferencia desde Sevilla, testimonio en el que destacó el daño y la ofensa personal y familiar que le produjeron los insultos de “Spiriman”. El médico reiteró sin embargo que los insultos a la expresidenta de la Junta tenían un cariz político, como crítica profesional y no personal, y que eran una “defensa” a un ataque previo de Díaz.

Pedro Cavadas en El Hormiguero, visto por “Spiriman”

Jesús Candel es un reconocido defensor de la Sanidad Pública. En este sentido, en un reciente vídeo publicado en su canal de YouTube analizó la visita del cirujano Pedro Cavadas al archiconocido programa de Antena 3, El Hormiguero: “yo conozco a varios médicos y cirujanos que trabajan en hospitales de Granada o Almería que pueden ser igual, o incluso mejores que el doctor Pedro Cavadas. Pero trabajan para la pública y no para la sanidad privada”.

Del mismo modo, aportó su visión sobre la sanidad privada destacando que “tiene que vivir de lo que es, un negocio” y criticó las palabras de Cavadas, que comentaba al presentador del programa, Pablo Motos, la importancia de utilizar correctamente los impuestos de los ciudadanos: “¿Por qué tiene que ir el dinero de mis impuestos a pagar a la gente como el doctor Pedro Cavadas?”, destacó “Spiriman” aludiendo al hecho de que parte del peso tributario se destine a reforzar la sanidad privada. En cualquier caso, habrá que seguir la actividad de Candel en los próximos meses.

COMPARTIR: