25 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

España da un nuevo paso y además del cambio de nombres de célebres premios, desclasificará los archivos del 23F

De Juan de la Cierva a Ortega y Gasset, los nombres vetados por la Ley de Memoria Histórica

Este miércoles se ha sometido a votación en el Congreso una proposición no de ley en la que se solicitaba la desclasificación de la información relativa al golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. Se ha aprobado con 191 votos a favor, entre los que se encuentran los de las fuerzas independentistas y los de los dos partidos del Gobierno. Con esta desclasificación se pretende conocer el verdadero papel de la monarquía en los hechos acontecidos a través de los documentos escritos y audiovisuales.

Este martes las fuerzas independentistas de Cataluña, Bildu y el BNG presentaron en el Congreso una proposición para reformar la Ley de Secretos Oficiales y desclasificar los documentos relacionados con el golpe de estado fallido del 23-F. Los dos partidos del Gobierno, PSOE y Podemos, mostraron su posición favorable hacia esta modificación. Eso sí, presentaron una enmienda de modificación la cual se ha incorporado a la proposición finalmente votada.

De esta manera, la Proposición no de Ley (PNL) ha sido aprobada por ERC, Junts, PDeCAT, la CUP, Bildu, BNG y a los dos partidos del Ejecutivo. La intención es conocer los documentos escritos, sonoros o de vídeo que puedan esclarecer la manera en que se desarrollaron los hechos, para cumplir el derecho a conocer la verdad de todos los ciudadanos.

Meritxell Batet, presidenta del congreso de los diputados

Esta PNL ha recibido 152 votos en contra, los votos del PP, Vox y Ciudadanos que la han rechazado de manera frontal. Los partidos de Abascal y Casado coincidieron en la importancia de valorar la figura del monarca Don Juan Carlos en el triunfo de la democracia en España. Están completamente en contra de la continua duda sobre el relato del 23-F y el papel del Rey emérito, tachando la propuesta como de despropósito.

Los premios nacionales de investigación

Esta proposición aprobada en el Congreso para la revelación de la verdad sobre un hecho histórico se puede considerar como un paso más de la Ley de Memoria Histórica. En los últimos tiempos, se han tomado varias decisiones relacionadas con esta norma.

Hace unos días, se supo que el Ministerio de Transportes y Movilidad había vetado la denominación de Juan de la Cierva al aeropuerto de Murcia. Su justificación fue la vinculación de este inventor con el régimen franquista y la participación en la sublevación de julio de 1936. En un informe se aseguraba que fue quien consiguió al bando nacional el avión para trasladar a Franco de Canarias a la península. La decisión, por lo tanto, se tomó teniendo en cuenta su papel en la sublevación y no su relevancia científica. Hablamos del inventor del autogiro.

Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación

Poco después, el Ministerio de Ciencia e Innovación dirigido por Pedro Duque tomaba la decisión de retirar los nombres de científicos e investigadores de los Premios Nacionales. Se sustituirán por la denominación de la especialidad del galardón que es otorgado. De esta manera, el Premio Nacional de Biología dejará de denominarse Premio Nacional Santiago Ramón y Cajal. Lo mismo sucede con el Premio Nacional Ramón Menéndez Pidal de Humanidades y el Gregorio Marañón de Medicina.

Esta medida tomada por el Ministerio de Ciencia e Innovación fue publicada en el Boletín Oficial del Estado en marzo. Sin embargo, todavía no se ha presentado ninguna explicación del porqué se cambian los nombres. Después del conocimiento de esta noticia, han surgido voces contrarias. Alegan que esta eliminación de los nombres desprestigia considerablemente los premios. Además, recuerdan que su elección era un homenaje a sus trayectorias profesionales, no a sus posibles implicaciones políticas.

COMPARTIR: