13 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El hijo de Guzmán, cuya pista se ha perdido, habría estado involucrado en actividades relacionadas con el narcotráfico y el lavado de dinero

Así es Ovidio “El Ratón Guzmán", el hijo de “El Chapo” que desata la violencia en México con el sangriento cártel de Sinaloa

Ovidio, hijo del
Ovidio, hijo del "Chapo" Guzmán.
Es mediodía en la ciudad de Culiacán, un núcleo urbano de casi 900.000 personas que concentran un tercio de la población del estado mexicano de Sinaloa. Un padre conduce con sus dos hijos en la parte trasera del vehículo, cuando de pronto, todos los coches que circulan por la vía se detienen. Es la respuesta de los cárteles a la detención de Ovidio "el ratón" Guzmán, hijo del famoso narco "Chapo" Guzmán.

Buscado desde 2018 por la Policía y detenido, ya que la justicia estadounidense le había acusado de tráfico de cocaína, metanfetaminas y marihuana, ha sido liberado por las autoridades de la ciudad de Culiacán, después de varias horas en la que se desató una violencia y un caos desbordado ante  la incertidumbre de su paradero.

Él es Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, conocido como "el Ratón, una de las personas más buscadas por la DEA (Administración para el Control de Drogas). Este jueves estuvo involucrado en un tiroteo en Sinaloa, donde se ocultaba tras su liberación. El ejército méxicano tuvo que ponerlo en libertad para evitar represalias contra la población por parte de las células del cártel de Sinaloa, uno  delos mas sanguinario del país azteca. 

Detención de Ovidio Guzmán

Ovidio, de 28 años, es conocido como “El Ratón” o “Ratón nuevo”, y es hermano de Joaquín Jr. Guzmán López, de 34 años. Ambos son hijos de Griselda López Pérez, la segunda esposa de las tres que tuvo “El Chapo”. Tanto Ovidio como Joaquín Jr. son considerados como las cabezas del imperio del narcotráfico en esta zona tras la detención de su padre, aunque Estados Unidos no los identifican como tal. Aun así, están en la mira de la justicia por su actividad en el narcotráfico internacional.

El caso de Ovidio está a cargo del juez de los Estados Unidos, Rudolph Conteras y, de acuerdo con el departamento de Justicia, las acusaciones son el resultado de las investigaciones de la Organized Crime Drug Enforcement Task Force (OCDETF), una asociación que reúne a las agencias federales, estatales y locales.

Ovidio_Guzman_2

Imagen de Ovidio "El Ratón" Guzmán

La misión principal de este grupo es identificar, desarticular y procesar a los miembros de rango más alto en las organizaciones dedicadas al tráfico de drogas, armas y lavado de dinero, como es en el caso de Ovidio.

Según los medios mexicanos, Ovidio Guzmán aparece en varios de los informes judiciales y del Tesoro en Estados Unidos por estar involucrado en actividades relacionadas con el narcotráfico y el lavado de dinero. Estos actos delictivos están castigados con una pena mínima de 20 años de prisión y una máxima de cadena perpetua.

Cargo importante en el cártel de Sinaloa

El capo “El Chapo” Guzmán tuvo un total de diez hijos con tres esposas distintas, cuatro con la primera, cuatro con la segunda y dos gemelas con la tercera, que fueron vistas en los Juzgados durante el procesamiento a su padre en Estados Unidos.

Ovidio tiene un papel muy importante en el cártel de Sinaloa, según el Departamento del Tesoro en Estados Unidos y en febrero fue acusado junto a su hermano Joaquín de exportar droga a Estados Unidos, algo que estuvieron haciendo desde abril de 2008 hasta abril de 2018, según los fiscales.

En julio de 2019, su padre, poderoso líder del cártel de Sinaloa, fue sentenciado a cadena perpetua en Estados Unidos. “El Chapo” fue condenado en febrero por diez delitos, entre ellos asesinato, liderato de una organización criminal y otros cargos relacionados con el tráfico de drogas.

El_Chapo_Guzman

Joaquín "El Chapo" Guzmán el día de su detención

Fue Ray Donovan, el agente especial de la DEA quien encabezó la investigación llevada acabo por 22 agencias lo que condujo a la captura de Guzmán. En una entrevista que realizó en febrero dijo que el cártel de Sinaloa sigue abasteciendo a la gran mayoría de mercados de droga estadounidenses.

“De hecho, los hijos de 'El Chapo' han ascendido ahora en las filas del cártel de Sinaloa y se han apoderado de toda la organización de su padre “El Chapo”, dijo en aquel entonces. Ovidio, es uno de ellos, y está considerado como muy peligroso.

Su posterior liberación de un piso en Culiacán donde lo habían detenido y aprehendido unos treinta miembros de la Guardia Nacional y de la Secretaría de Defensa Nacional de México (Sedena) se debió  a que varios grupos de la delincuencia internacional rodearon la citada vivienda al enterrase con una gran violencia y fuerza superior a la del ejército mexícano". A su vez, y paralelamente, otros grupos llevaron a cabo acciones violentas contra ciudadanos anónimos, por lo que  se acordó suspender la intervención militar y parar su detención.

Ovidio_Guzman_y_Griselda_Lopez

Ovidio Guzmán y la mujer de "El Chapo" Griselda López

La ciudad de Culiacán está en llamas ya que está jornada de violencia terminó con la fuga de de unos treinta presos del penal de Aguarató, que se unieron a los narcotraficantes sembrando el terror. 

Entre los más buscados

Ovidio y su hermano Iván Guzmán fueron incluidos en la lista de narcos más buscados. En 2014, el narco concedió una entrevista a un portal Argentino en el que describió a los hijos de “El Chapo” como jóvenes “humildes, sencillos y nobles”. En aquel momento aseguró que sus hermanos mayores eran los líderes del cártel.

Él mismo se define como “un ranchero humilde que come frijoles con queso y se sienta con pobres o con ricos sin hacer menos a nadie”. Esta imagen de Jesús de los narcos no le ha servido para que las autoridades federales y estadounidenses pusiesen su ojo sobre él.

Quizás el principal objetivo de hacer caer al narco no sea su actividad, sino la información de la que dispone. En 2014, aseguró que “Mi pa a puesto muchos presidentes y no nomas de México, y el ha repartido dinero por todos lados (…) de todos los gobiernos”.

El narcotraficante más mediático de los últimos años, Joaquín “El Chapo Guzmán” fue condenado por un tribunal americano a pasar el resto de su vida en prisión. El líder del cártel de Sinaloa estará encerrado en una de las prisiones de máxima seguridad de los Estados Unidos después de que escapara de una prisión mexicana. A su salida del juzgado denunció la “injusticia del proceso judicial” y la “tortura psicológica que se le ha aplicado”.

En 2014 volvió a ser capturado por la Marina de México en Sinaloa, en una operación en la que participó la DEA. El 11 de julio de 2015, volvió a fugarse del penal donde se encontraba y la noticia lo llevó a la fama internacional. No fue hasta el 8 de enero de 2016 cuando el presidente de México Enrique Peña Nieto informó de su captura. Desde entonces el narcotraficante entró en el proceso de extradición a Estados Unidos por narcotráfico.

 

El 17 de julio fue condenado a pasar el resto de su vida en la cárcel por narcotráfico, más 30 años por violencia con armas y 20 por lavado de dinero. Forbes estimó su fortuna en cerca de mil millones de dólares, por lo que no entraría entre los más ricos del mundo, pero si entre los más influyentes.

COMPARTIR: