25 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

De origen humilde y minero,esta mujer que cumple condena de 30 años en prisión llegó a ser en una de las grandes traficantes de cocaína en los años 90

Ana Garrido 'la Reina del Norte', así dominó la droga en España la narco asturiana líder de un cartel colombiano

/ Detención de 'la Reina del Norte', Ana Garrido.
Con un único objetivo, el dinero, así se adentró la asturiana Ana Garrido Álvarez en el mundo del narcotráfico. Estuvo en la cima de un cartel colombiano hasta que la detuvieron en 1999. Una operación donde se llegaron a incautar 14.000 kilos de cocaína, el mayor alijo de droga confiscado en Europa. Hoy en día continua en la la cárcel cumpliendo una segunda condena por narcotráfico. La conocida como 'reina del Norte' dominó el tráfico de droga en España durante los años 90.

‘La dama del norte’ relata la vida más personal de Ana Garrido, la narcotraficante asturiana que logró estar en la cima de un cartel colombiano. El abogado y escritor Ulises Bértolo presenta su tercera novela en la cual juega con la realidad y la ficción para dar a conocer la parte mas humana e íntima de Garrido.

Esta desconocida traficante de cocaína fue apodada por sus cercanos como 'La Rubia', el mismo seudónimo que utilizaba la 'reina de la cocaína' Ana María Cameno, vinculada al grupo de 'Los Miami'.

Ante el enigma de su historia, el autor Bértolo se decidió a escribir sus 'gestas' después de que un amigo suyo le contara que conocía a una mujer cuya vida era tan increíble que podría ser la protagonista de una novela. El autor se reunió con Garrido y descubrió la parte de su vida que nunca antes se había contado, la que le inspiró para dar forma al libro. Se trata de la historia de una niña que nació en un pequeño pueblo del norte de Asturias, en España, que acabó adentrándose en lo más alto de un cartel colombiano. 

La protagonista está recluida, cumpliendo condena de 30 años

Ana Garrido fue la mujer que llegó a liderar el narcotráfico en España, condenada en 2002 a mas de 30 años en la cárcel por el mayor alijo de droga jamás incautado en el continente europeo. De orígenes asturianos y humildes llegó a lo más alto dentro de una organización criminal colombiana. Comenzó adentrándose con un único objetivo, el dinero, ese que le daba la seguridad que le había faltado cuando era pequeña.

Nace en un pequeño pueblo asturiano, donde toda su familia trabajaba en la mina. A medida que iba creciendo, Ana Garrido fue desarrollando un miedo enorme a que la mina le arrebatara a alguno de sus seres queridos. Toda su vida quedó marcada por estos comienzos humildes. Así se decidió por el camino del narcotráfico como forma de huida.

Contrajo matrimonio a los dieciséis años, pensando que así lograría salir de una vez por todas de la miseria, pero poco a poco ese matrimonio se fue convirtiendo en un infierno del que también tuvo que huir. Siendo todavía una niña decidió que debía ganar mucho dinero para no depender nunca más de nadie después de morir su hermano y perder la fe en Dios. Quería ser autosuficiente y vio que el dinero era una vía para protegerse a sí misma y a lo que más aprecia en este mundo, su único hijo.

registro_coca_1

Operación Temple.

Ana Garrido estuvo en la cima de una organización colombiana hasta que la detuvieron en una investigación donde se llegaron a incautar 14.000 kilos de cocaína, el mayor alijo de droga confiscado en Europa, en 1999. Más tarde se denominaría Operación Temple. Esta concluyó con 34 condenas, una de ellas, la de Garrido, que fue condenada a 33 años y nueve meses en prisión. Todas las condenas se enfrentaron a un juicio en el que se les acusaba de conformar una organización de narcotraficantes colombianos y españoles dedicada al transporte de cocaína para su posterior distribución en Europa.

Lujo, exceso, operaciones millonarias, cambios de identidad... De las persecuciones entre sus escondites de Marbella, Madrid, Colombia y Galicia a las "torturas" tras su detención y su ingreso en prisión. Ana Garrido fue una mujer que consiguió entrar en un mundo controlado por hombres sin tener relación sentimental con ninguno y sin la necesidad de usar la belleza o la seducción para ello. Garrido se abrió su propio camino a base del deseo y el anhelo de encontrar una vida mejor que la apartase del miedo y la inestabilidad que sufrió de pequeña.

Líder de un cartel colombiano en España

Su detención fue la consecuencia directa de la desarticulación de un cartel de droga colombiano que había elegido a Madrid como base de operaciones y escondite para el mayor alijo de cocaína de la historia del narcotráfico en Europa.

Fue sentenciada a una segunda condena debido a su participación en un entramado organizado que estaba tratando de introducir cocaína procedente de Sudamérica a España, a través de los puertos de Marín y Vigo principalmente. Sin embargo, y a diferencia de la primera sentencia, esta fue más reducida, de tres años. El papel de Ana Garrido en este nuevo organigrama estaba muy alejado de lo que sería un rol importante, y por ello los magistrados la condenaron apenas con un delito contra la salud pública, pero con el agravante de reincidencia.

Hoy en día Ana Garrido continua en la cárcel, cumpliendo la segunda condena por narcotráfico. Ella misma asegura “que no volverá a tropezar con la misma piedra”, debido a que no quiere alejarse nunca más de su hijo. Siente un profundo amor por el verdadero hombre de su vida, el único que no la ha traicionado nunca, su hijo, por el que estaría dispuesta a hacer cualquier cosa. 

Sin embargo, no es fácil dejar todo este pasado atrás. Los policías aseguran que todos los que se han dedicado al tráfico de estupefacientes alguna vez en su vida, llegan a tener una gran dependencia, cada operación exitosa supone un chute de adrenalina muy grande. Debido a esto, hace que la recaída puede ser muy fácil.

COMPARTIR: