05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El pasado 1 de diciembre la intérprete de 'Kika' habría cumplido 67 años y meses antes de su muerte en 2021 afirmó que "estaba regular"

Las víctimas de la pandemia silenciosa: Verónica Forqué, Kurt Cobain o Robbin Williams

Montaje.
Montaje.
El pasado 1 de diciembre la actriz Verónica Forqué habría cumplido 67 años. Fue el 13 de diciembre de 2021 cuando hallaron su cuerpo en su domicilio de Madrid. La autopsia reveló que había muerto por asfixia por ahorcamiento. La intérprete había padecido fuertes depresiones y hablaba con total naturalidad de los Trastornos de salud mental o lo que se conoce como la pandemia silenciosa, pues según datos oficiales, alrededor de 4000 personas deciden acabar con su vida al año.

El pasado 1 de diciembre, la actriz Verónica Forqué habría cumplido 67 años. La madrileña fue una de las mejores actrices del cine español, ganadora de cuatro premios Goya y protagonista de cintas como Bajarse al moro, Sin vergüenza o Kika. La intérprete era hija del desaparecido Jose María Forqué, uno de los mejores directores de cine de nuestro país. 

La actriz trabajó de manera meteórica en diversos proyectos para cine, televisión y teatro. Su último proyecto fue como participante de la sexta edición del talent show Masterchef Celebrity en el que a lo largo de su trayectoria frente a los fogones fue duramente criticada en redes sociales por su comportamiento. Un mes después de finalizar el programa los medios se hicieron eco del fallecimiento de la intérprete en su domicilio de Madrid La autopsia reveló que la causa de la muerte había sido asfixia mecánica por ahorcamiento

“Esto es una enfermedad”

La muerte de la actriz Verónica Forqué puso de manifiesto la problemática de la salud mental. Ella fue una de las víctimas 'conocida' en sufrir las consecuencias. La que fuera Chica Almodovar  afirmó en uno de los programas de la edición que “estoy regular, necesito descansar. En la última prueba de cocinado de equipos me agoté. No doy más. Yo no soy de tirar la toalla, pero esta vez hay que ser humilde y decir que no puedo más”.

La autopsia de Verónica Forqué confirma que la causa de la muerte fue el  suicidio - eCartelera

La actriz Verónica Forqué.

La intérprete acostumbraba a hablar abiertamente de los trastornos de salud mental, de hecho fue víctima de dos fuertes depresiones tras su separación de Manuel Iborra, padre de su hija Maria y el fallecimiento de su hermano Álvaro. En unas declaraciones a la revista ¡Hola!, la protagonista de ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Sostenía que “con tratamiento y pidiendo ayuda se sale y se sale más fuerte y mejor, pero es necesario la ayuda de psiquiatras, de médicos y del tiempo, además de la fuerza de uno… La vida sigue”.

Además, la actriz mantenía una postura muy crítica con aquellos que no le daban suficiente importancia a una problemática que afecta a millones de personas. “Esto es una enfermedad. Más que banalizarla, lo que hace la sociedad es evitar hablar de ella. Nadie quiere que le hablen de la muerte, y lo que quiere un deprimido es morirse”

De Erika Ortiz a Robin Williams, los rostros que no pudieron más

Según cifras oficiales, alrededor de 4000 personas deciden acabar con su vida al año.Un dato preocupante. El suicidio es el primer motivo de muerte no natural. Han sido muchos rostros populares los que tomaron la determinación de quitarse la vida. En febrero de 2007, la prensa nacional se hacía eco de una terrible noticia. La hermana pequeña de la entonces princesa de Asturias Erika Ortiz había fallecido en su domicilio del barrio madrileño de Valdebernardo. 

El cuerpo fue descubierto por su pareja, el cámara Roberto García, quien inmediatamente llamó a los Servicios de Emergencia quienes certificaron su muerte. La hermana de Doña Letizia había dejado varias cartas dirigidas a diversos familiares y la autopsia reveló que la causa del fallecimiento había sido el consumo masivo de pastillas. La muerte de Erika Ortiz fue un duro golpe para la familia de la reina. La hermana menor de Telma Ortiz dejaba una hija de seis años, Carla Vigo.

Diez años sin Érika Ortiz, la frágil hermana pequeña de Doña Letizia

Erika ortiz Rocasolano.

Tras el anuncio del compromiso entre la experiodista y el príncipe Felipe de Borbón, la humilde familia de la monarca saltó a la palestra mediática. Para la mayoría de ellos, ser presa de las cámaras de televisión era un hecho con el que asumieron que iban a convivir, sin embargo, para Erika no fue tan fácil a pesar de mantener una relación amigable con la prensa. De las tres hermanas era la más frágil y como declaró a su primo, el escritor David Rocasolano “la habían dejado sola”. 

El 11 de agosto de 2014 el mundo del cine se despertó con una trágica noticia. El actor estadounidense Robin Williams se había quitado la vida en su residencia del condado de Marin, al norte de San Francisco. En mayo de 2014, el intérprete comenzó a percibir cambios en cuanto a su memoria, personalidad o sueño. Un hecho que le llevó a someterse a diversas pruebas médicas que certificaron que todo iba bien. Aunque el diagnóstico no fue del todo tranquilizador para Robin Williams.

Los problemas en la salud del protagonista del Club de los poetas muertos persistieron y fue varios meses antes de fallecer cuando los equipos médicos le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson. Los síntomas comenzaron a aparecer y fue el cómico quien tomó la determinación de acabar con su vida. El informe de autopsia reveló que la causa de la muerte había sido asfixia y que padecía además de Parkinson, la demencia con cuerpos de Lewy, un trastorno degenerativo y progresivo del cerebro. A día de hoy, la enfermedad no tiene cura. 

Robin Williams, ¿por qué su muerte visibilizó la importancia de la salud  mental?

El actor Robin Williams.

Su viuda Susan Schneider confirmó meses después de su fallecimiento que “ Se fue sin saber qué le pasaba, cuál era la razón de su progresivo deterioro mental. A qué se debían las alucinaciones y delirios que sufría, la dificultad de controlar sus movimientos, la ansiedad y la depresión y el insomnio…  Si hubiera sabido la razón de todo eso, si hubiera tenido un diagnóstico, habría sentido algo de paz”.

Una de las muertes que marcaron a los jóvenes de la década de los noventa fue la del músico y vocalista de Nirvana Kurt Cobain. El líder de la formación musical tenía 27 años cuando decidió quitarse la vida pegándose un tiro en la frente en el invernadero de su domicilio en Seattle. Kurt Cobain arrastraba diversos problemas de adicción, de hecho aquel día de abril de 1994 estaba sumido en una fuerte depresión y bajo los efectos de la heroína.

Se cumplen 28 años de la muerte de Kurt Cobain: ¿Qué decía la carta que  dejó antes de suicidarse? | Marca

El vocalista de Nirvana Kurt Cobain.

El artista dejó una nota dirigida a su amigo imaginario Boodah en la que confirmaba que “simular que me lo estoy pasando el 100% bien sería el peor crimen que me pudiese imaginar” además de mencionar a su mujer Courtney Love, el vocalista finalizó la misiva recordando que “soy una criatura voluble y lunática. Se me ha acabado la pasión, y recuerden que es mejor quemarse que apagarse lentamente”. 

COMPARTIR: