25 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente de la consultora GAD3 ha visto crecer su influencia después de haber anticipado las principales tendencias de voto estatales

Moncloa recela de las encuestas de Narciso Michavila, que se ha convertido "en la mano derecha de Pablo Casado"

/ Narciso Michavila. Foto: GAD3.
Hubo un tiempo en el que el PSOE miraba con simpatía a Narciso Michavila, presidente de GAD3. El hermano del ex ministro de Justicia con el Gobierno de Aznar, José María Michavila, y de Ana Michavila, jefa del gabinete de Francisco Camps, desde este lunes investigado por la trama Gürtel; acertó en pronosticar los cinco triunfos socialistas en 2019 para enfado de Pablo Casado, que caía en la lona sin esperar unos golpes tan duros.

Narciso Michavila ha visto crecer su prestigio e influencia en los últimos tiempos. Y es que la empresa que preside, GAD3, anticipó el éxito de Vox en las elecciones autonómicas andaluzas de 2018 y barruntó los cinco triunfos socialistas en 2019.

Desde las filas de Pedro Sánchez se miraba con simpatía que un sociólogo de tendencia conservadora fuese tan riguroso y supiera leer con tanto acierto el momento político. No pensaban lo mismo en el Partido Popular, que tiene algunos medios satélites que disparaban contra Michavila porque decían que se "había vendido".

El propio PP recelaba de Michavila, que señalaba que "la derecha nunca ganaría mientras vaya divida en tres". Pero la dura realidad confirió humildad a Pablo Casado, que se negaba a relajar su asfixiante presencia en medios y su vehemente discurso nacional-liberal con toques 'aznaristas' y 'aguirristas'.

Casado, ya con barba, comenzó a escuchar los consejos de Michavila. Y fuentes del PP señalan que el consultor está ocupando el puesto que dejó libre el 'centrista' Pedro Arriola cuando el actual líder de la oposición le indicó la puerta de salida de Génova 13.

Lo cierto es que tanto Arriola como Michavila comparten diagnóstico: el PP no debe asustar al votante centrista con mensajes conservadores porque España, que no es solo la Comunidad de Madrid, está orillada a la izquierda por las heridas del franquismo.

"Mano derecha de Casado"

La abundante presencia de Michavila en medios de comunicación se saldaba con intervenciones marcadas por la ecuanimidad propia de un cargo de sus características. Ese papel tan solo se lo saltaba para lanzar una andanada a su 'enemigo' José Félix Tezanos por la falta de acierto del CIS en los últimos tiempos.

Michavila. Foto: RNE. 

Pero fuentes gubernamentales aseguran a Elcierredigital.com que recelan de los últimos pronósticos de Michavila, que no coinciden con los de Moncloa, y aseguran que sus intervenciones son cada vez "más sesgadas, quizás porque se ha convertido en la nueva mano derecha de Pablo Casado".

"El PP ya no suena casposo"

Michavila asegura que el voto del PP se ha rejuvenecido porque "el joven de toda España ha enganchado con ese grito de 'libertad' después de haber estado encerrado 14 meses. El PP ha conseguido rejuvenecer su mensaje y ya no suena casposo".

También valora muy bien a Díaz Ayuso: "En ella se da una cosa que atrae mucho a los jóvenes y es el efecto 'rock star'. Se ha convertido en un producto de consumo, con camisetas y cervezas con su imagen".

Fallos

GAD3 no es una empresa infalible y este hecho se evidenció cuando pronosticó de forma errónea que en junio de 2016 Unidas Podemos iba a superar al PSOE en las elecciones generales. En las últimas madrileñas, Michavila sostuvo que Más Madrid no iba a superar a los socialistas.

Y también es probable que otro de sus pronósticos se demuestren como fallidos ya que en mayo de 2020 pronosticó que el Gobierno estaría agotado: "Es evidente de que a finales de 2021, Sánchez no va a estar en el Gobierno. No sé quien estará". Esta predicción, salvo sorpresa, tampoco la acertará.

Michavila y Vox

El sociólogo no solo analiza al PSOE y PP. Y es que uno de los enigmas de la política estatal es el futuro electoral de Vox, que según comenta Michavila en Mediaset "tiene un suelo sólido. Saca gente de la abstención que no votaría al PP pero dudo muchísimo de que llegue al 15% y a los 52 escaños que obtuvo el 10N, y máxime si se centran en un problema como el de la inmigración que, aunque real, es minoritario".

"El principal perfil de Vox es el de un votante conservador de derechas, luego pesa el discurso antifeminista que capta mucho voto joven varón, y el tercero y con menos importancia es el de la inmigración. Si el tercer motivo se convierte en el único, entonces su techo va a ser mucho más bajo. Porque si se centra ahí está abandonando las raíces conservadoras y cristianas de buena parte de su electorado", asegura.

El presidente de GAD3 explica sobre el discurso antinativista: "Tiene su lógica electoral que el discurso lo estén centrando ahí, en la inmigración ilegal, para diferenciarse del PP, pero tienen que medir muy bien ese discurso porque hay un sector del elector de Vox que es católico. No puedes apelar a los valores católicos y a la vez tener un discurso xenófobo porque son incompatibles".

COMPARTIR: