17 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exduque de Palma se ha matriculado en un curso de la UNED como forma de autoayuda para intentar paliar su soledad y como beneficio penitenciario

El máster de Psicología y Coaching de Iñaki Urdangarin costará en total cinco mil euros y durará casi dos años

Iñaki Urdangarin saliendo del Juzgado.
Iñaki Urdangarin saliendo del Juzgado.
El curso de psicología que Iñaki Urdangarin comenzará a realizar desde la cárcel de Brieva, en Ávila, costará en total 5.000 euros, divididos en un primer curso de experto por 2.500 euros, más otro curso de máster el segundo año por 2.300 euros, a todo ello hay que sumar el material, casi otros 200 euros más. El título, otorgado por la UNED, es propio y no está dentro de las enseñanzas universitarias regladas.

Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina, preso por el caso Noos, ha decidido comenzar un postgrado ofrecido por la Universidad de Educación a Distancia (UNED) destinado a ser coach. Mientras llega el tercer grado, el exduque de Palma ha decidido retomar los libros para hacer más llevadero el tiempo en la cárcel.

Como está preso Urdangarin tiene que etudiar a distancia, en la Uned. Ha escogido un curso de experto y luego un máster de Psicología del Coaching que oferta la universidad ofrece desde hace 11 años. Para hacer el máster hay que pasar antes por el curso de Experto. El curso y master tiene una duración de 19 meses, dos cursos escolares. El primero consta de  4 módulos y cuesta 2.500 euros, el máster tiene cinco módulos y hay que desembolsar 2.300 euros más, si se suma al material necesario sale alrededor de 5.000 euros.

Publicidad del curso de Experto.

Los alumnos de este curso puede comunicarse por correo electrónico o por teléfono con los tutores. Aunque Urdangarin no tiene acceso a Internet sí podrá comunicarse por teléfono o esperar a que Instituciones Penitenciarias le conceda unos accesos diarios o semanales a Internet para poder comunicarse.

Ya siendo jugador de balonmano Iñaki Urdangarin logró algo casi imposible para ningún estudiante, convalidó cursos en Esade, realizados entre 1999 y 2001, para obtener una licenciatura y un máster en en administración de empresas en dos años, frente a los cinco que necesitaron sus compañeros.

En diciembre de 2019 Iñaki Urdangarin podría obtener el tercer grado penitenciario si la Junta de tratamiento lo estima conveniente e informa favorablemente, algo poco probable puesto que no tiene domicilio en España ni contrato de trabajo en vigor, que le permitiría volver a prisión solo para dormir.

Publicidad del máster.

El marido de la infanta Cristina ingresó en prisión hace 13 meses y la soledad es su principal enemigo. Hasta ahora, para combatirla, Iñaki se ha refugiado en la religión, en el deporte, en las horas de televisión que puede consumir y en el cultivo de verduras y hortalizas. Además, las visitas de sus familiares y de la Infanta Cristina son la única vía de escape para su aislamiento del mundo exterior, que ahora con los nuevos estudios pueden sacarle de la monotonía.

La vida rutinaria de Iñaki Urdangarin apenas ha cambiado en estos 13 meses. A pesar de ser el único reo del módulo y de la poca socialización que eso conlleva, Urdangarin no ha pedido el cambio de centro para poder instalarse en un módulo de respeto en otra cárcel donde podría relacionarse con otros presos de perfil bajo y poco conflictivos. El esduque de Palma está permanentemente vigilado y los trabajadores de Brieva (especialmente el equipo de psicólogos) controlan que su salud mental no degenere. Quizás el trato contínuo con estos profesionales hayan decidido a Urdangarin por iniciar estos estudios que, hay que recordarlo, no pertenecen a la enseñanza reglada por la Universidad española.

Una lesión en el hombro

En cuanto al deporte, el exDuque de Palma suele salir a hacer running por el patio y acude cada tarde en solitario al polideportivo que tiene la cárcel de Brieva. Para no coincidir con las cerca de 200 presas que cumplen condena en los diferentes módulos de mujeres, Iñaki Urdangarin se desplaza desde las 15:00 horas hasta las 16:30 horas solo en compañía de un funcionario. A esa hora, después de comer, es cuando todas las reclusas están en sus celdas descansando.

El Centro Penitenciario de Brieva.

El mayor incidente hasta ahora vivido por el exjugador de balonmano ha sido una lesión en el hombro mientras hacía espalderas. Eso le obligó a no poder hacer ejercicio en el patio durante un tiempo. Para ello, en su módulo le instalaron una bicicleta estática con la que pueda hacer ejercicio sin tener que salir fuera.

Para combatir el aburrimiento y la soledad, Urdangarin también suele ver la televisión y su principal refugio lo ha encontrado en la religión. El capellán del centro penitenciario de Brieva le visita todos los domingos después de la misa, es el encargado de llevarle la comunión.

En cuanto al cultivo de verduras y hortalizas, al ser el suelo de su patio de recreo de cemento, Urdangarin cultiva tomates, pimientos y otro tipo de vegetales en grandes maceteros. El módulo de hombres de la cárcel de Brieva, desde los tiempos del reo Luis Roldán, ya albergaba una gran cantidad de material de jardinería, desde sustrato a macetas y, por supuesto, todo tipo de herramientas.

Ahora, quizás hacer un curso especializado en autoayuda puede ayudarle a superar el paso por la cárcel, pero no ayudarle a obtener beneficios penitenciarios por esos estudios.

COMPARTIR: