26 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Jupol y Jucil también creen que la identificación de esos manifestantes es "contraria a derecho" y más cuando se les pretende sancionar por protestar

Solicitan el archivo de expedientes disciplinarios a policías y guardias civiles por pedir Equiparación Salarial frente a la vivienda de Pablo Iglesias

Protesta de Jusapol frente a la casa de Iglesias.
Protesta de Jusapol frente a la casa de Iglesias.
El sindicato de policía Jupol y la asociación Jucil de guardias civiles reclaman a la Dirección General de la Policía que se archiven los expedientes abiertos a miembros de Jusapol tras ser identificados durante una reivindicación de equiparación salarial realizada el pasado mes de marzo junto al domicilio del vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra de Igualdad, Irene Montero.

El sindicato Jupol, mayoritario en el Consejo de la Policía y la Asociación Profesional de la Guardia Civil Jucil han mostrado su descontento y sorpresa por la decisión de la Dirección General de la Policía de abrir expediente a varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía y a un agente de la Guardia Civil por participar en una reivindicación realizada frente al domicilio del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias el pasado mes de marzo.

El acto reivindicativo, en la que participaron una decena de miembros de la asociación Jusapol, que aglutina a ambas asociaciones, se llevó a cabo a raíz de la decisión del Gobierno de vetar la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) presentada por este colectivo, a través de la cual se pretendía lograr la justa equiparación salarial entre la Policía Nacional y la Guardia Civil con las policías autonómicas.

Una iniciativa, que desde ambas organizaciones se asegura, se realizó en todo momento con respeto absoluto a la Ley, pese a lo cual, desde la Dirección General de Policía se ha procedido a presentar un expediente disciplinario a los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil que a título personal acudieron a la reivindicación frente a la casa del vicepresidente del Gobierno, uno de los artífices del veto a la ILP. 

Por otro lado, desde la organización sindical se pone de manifiesto la sorpresa, por la celeridad en la apertura de los expedientes disciplinarios a los agentes policiales. Una apertura de expedientes que se realizó en menos de 24 horas hábiles, cuando el tiempo habitual de este tipo de gestiones suele ser de 10-15 días hábiles.

Identificaciones contrarias a Derecho

Desde Jupol y Jucil, además se denuncia que, "durante la reivindicación, los agentes de la Guardia Civil destinados a la seguridad y vigilancia del domicilio particular del vicepresidente del Gobierno, fueron conocedores de las acciones que se iban a llevar a cabo frente a esta vivienda, a las cuales en ningún momento pusieron pega alguna, ya que estas no eran contrarias a la legalidad vigente, ni se produjo ningún tipo de incidente", aseguran en un comunicado las asociaciones. 

Sin embargo, una vez finalizada la reivindicación, el sargento de la Guardia Civil responsable en el destacamento se dirigió a los manifestantes para proceder a la identificación de los mismos.

Una de las muchas protestas de Jusapol.

Una identificación que, según han denunciado Jupol y Jucil, "no se corresponde con la legalidad vigente al respecto, que en la Ley Orgánica 4/2015 de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana en su artículo 16.1 indica que “en el cumplimiento de sus funciones de indagación y prevención delictiva, así como para la sanción de infracciones penales y administrativas, los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad podrán requerir la identificación de las personas en los siguientes supuestos: a) Cuando existan indicios de que han podido participar en la comisión de una infracción. B) Cuando, en atención a las circunstancias concurrentes, se considere razonablemente necesario que acrediten su identidad para prevenir la comisión de un delito”. Supuestos en los que en ningún momento se encuentran los miembros de Jusapol que participaron en la reivindicación", asegura el mismo comunicado.

Aun así, los miembros de Jusapol no se opusieron a la identificación y mostraron sus documentos de identidad a los agentes de la Benemérita. Los participantes en la concentración solicitaron al sargento de la Guardia Civil, el motivo de la identificación, cuya respuesta fue “órdenes de la Superioridad”.

Por estos motivos, desde Jupol y Jucil "solicitamos a la Dirección General de la Policía, que proceda de manera inmediata al archivo de los expedientes disciplinarios abiertos a los miembros de Jusapol que participaron de forma pacífica en una concentración ciudadana legitima, en la que no se produjo ningún incidente para que se les identificara por parte de la Guardia Civil encargada de la seguridad de la vivienda particular del vicepresidente del Gobierno y de la ministra de Igualdad, y por tanto no deberían haber sido expedientados", concluyen.

Además, estas organizaciones piden a la Dirección General de la Policía que ponga todos los medios posibles para averiguar de dónde procede la orden de identificar a los manifestantes  y que depure las responsabilidades ocasionadas por esta orden.

"No entendemos la apertura de estos expedientes disciplinarios, dado que las reclamaciones las llevaron a cabo en su vida particular, fuera del ejercicio de sus funciones en la Policía Nacional y Guardia Civil", añadieron desde Jusapol.

 

COMPARTIR: