10 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un sondeo de Electomanía asegura que la Monarquía supera por la mínima a la república, primera opción entre la juventud

La monarquía recobra el aliento: La Institución recupera ocho puntos tras el exilio de Juan Carlos I

/ Felipe VI
Un sondeo certifica un crecimiento de 8 puntos de apoyo a la monarquía desde que Juan Carlos de Borbón abandonó España. La decisión del emérito de marcharse del país ha redundado en favor de la institución dinástica, que sigue siendo superada por la opción republicana entre la juventud española.

Un sondeo de Electomanía certifica el sorpasso por la mínima de la monarquía sobre la república. La opción dinástica, según este trabajo demoscópico, obtendría el 47,5% de los apoyos en un eventual referéndum sobre el modelo del Estado español. Y el 47% apoyaría la reinstauración de la república.

Esta fotografía fija evidencia que la monarquía recupera apoyos tras los malos momentos que sufrió en 2020. Y es que otro sondeo de Electomanía señaló en agosto de 2020, fecha en la que Zarzuela vivía sus peores momentos, que el 55,5% de los españoles apoyaban la república y solo el 39,4% la monarquía.

'Ley de Transparencia' en favor de la monarquía 

La situación parece haberse atemperado gracias a la marcha de Juan Carlos de Borbón, que ha regularizado su situación tras admitir implícitamente que tenía una fortuna en paraísos fiscales (según medios como The Telegraph, procedente de mordidas).

El emérito aseguró, tras conocerse sus millonarias cuentas en Suiza, que "la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada" le obligaban a dejar España. "Mi legado, y mi propia dignidad como persona así me lo exigen", añadía.

El propio Felipe VI mostró su "respeto y agradecimiento" ante la decisión de Juan Carlos de Borbón, al que el actual jefe del Estado quitó la asignación económica tras haber anunciado en público que renunciaba a su herencia.

Manifestación republicana en Aragón. 

José Antonio Zarzalejos, conocedor de la intrahistoria, desveló la operación respaldada por el sector socialista de La Moncloa para apoyar la institución. Pedro Sánchez, antes de la crisis política desembocada tras la fallida moción murciana y la convocatoria de elecciones madrileñas, preparaba incluso una ley de Transparencia para la monarquía avalada por Zarzuela y el PP, que iba a servir, tal y como denunció Unidas Podemos, para garantizar la pervivencia de esta institución tan devaluada.

Enfado

En Unidas Podemos se tomaron la postura socialista como una deslealtad y el PCE ya había anunciado su postura ante la escandalera borbónica: "La huida de España de Juan Carlos de Borbón es el último episodio de una sucesión de actos execrables perpetrados por miembros de la Casa Real en los últimos años, actos faltos de la más mínima ética, impropios de personas que ostentan responsabilidades o representación pública y en muchos casos, además, actos claramente delictivos que la justicia siempre se ha negado a investigar".

"La Jefatura del Estado ha vuelto a demostrar que no está a la altura. En vez de dar una lección de transparencia y ejemplaridad poniéndose a disposición de la Justicia para aclarar las gravísimas acusaciones que pesan sobre el rey emérito, se despacha con una nota, sin dar más explicaciones a una ciudadanía cada día más perpleja y asqueada mientras que las fuerzas políticas, económicas y mediáticas del régimen intentan construir un 'cordón sanitario' para blindar a la monarquía y justificar lo injustificable, más si cabe cuando se produce en el contexto de la gravísima crisis sanitaria y económica que estamos viviendo", aseguraban.

El PCE explicó que la opción republicana "es una cuestión de profundas creencias democráticas y no descansa en una animadversión a una familia o una persona que ostente la jefatura del Estado. Hemos denunciado políticamente y ante los tribunales lo que han sido claras actividades delictivas del ex jefe de Estado, permitidas y facilitadas por un marco constitucional que confundía la inviolabilidad por actos de Estado propios de las funciones constitucionales, con la impunidad más absoluta para la realización de cualquier latrocinio".

Encuestas

El CIS lleva sin preguntar sobre la opinión de los españoles hacia la monarquía desde abril de 2015. Cabe recordar que este estudio público llevaba sondeando el clima sobre la institución desde 1994, pero a partir de 2011 la monarquía encadenó suspensos y el Gobierno de Mariano Rajoy cortó las encuestas, probablemente, para proteger a Felipe VI.

Cierto es que Felipe VI no ha sido capaz siquiera de acercarse a la amplitud de apoyos que logró su padre y en octubre de 2020 una encuesta encargada por 16 medios españoles dejó claro que el 40,9% de los españoles apoyaba a la república, solo el 34,9% a la monarquía y la amplia mayoría del país quería la celebración de un referéndum que las élites españolas, con la complicidad del PSOE, siguen frenando.

COMPARTIR: