22 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Pamplona, Madrid, Barcelona y Alicante han sido algunos de los lugares donde se han cometido este tipo de delitos grupales

Enumeramos las 'Manadas’ de agresores sexuales: una lacra que se extiende ya por todo el territorio nacional

Algunos de los  miembros de las 'manadas' más tristemente populares de España.
Algunos de los miembros de las 'manadas' más tristemente populares de España.
A raíz del caso de ‘La Manada’ en Pamplona, han salido a la luz de manera continuada otros casos de grupos de hombres cuyo delito ha sido la agresión sexual o la violación a mujeres en grupo. Todos ellos están siendo apodados ya como manadas y sus elitos se han cometido en varios lugares de España.

Desde 2016, los casos de agresión sexual a mujeres por parte de grupos de hombres se han multiplicado. El suceso en los Sanfermines de aquel año, en el que conco jóvenes sevillanos que se apodaban a sí mismos como 'La Manada' agredieron sexualmente a una chica madrileña de 18 años. Ese delito fue un punto de inflexión, ya que desde entonces las denuncias por abusos y agresión sexual a mujeres por parte de grupos de hombres han aumentado.

Algunos casos parecen haber caído en el olvido, pero otros, gracias a la difusión en los medios, han causado conmoción en la sociedad. Todos ellos siguen el mismo patrón, un grupo de hombres abusa sexualmente de mujeres, que a veces también son agredidas físicamente acon inusitada violencia.

El primer grupo, el ya conocido como ‘La Manada’ de Pamplona, estaba formado por cinco sevillanos y se autodenominaban con este nombre, que más tarde ha servido también para referirse a otros grupos de abusadores.

Pamplona

Es el caso más mediático de los últimos años relativo a una agresión sexual múltiple y ha causado reiteradas manifestaciones convocadas por asociaciones feministas para protestar por una resolución justa contra este grupo.

Acusados de haber abusado y agredido sexualmente a una joven madrileña en el año 2016, el grupo formado por los cinco sevillanos José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, Jesús Escudero y Antonio Manuel Guerrero fue condenado a nueve años por estos hechos, aunque todos ellos están en libertad condicional por decisión de dos de los tres jueces que atienden este caso.  

La_Manada_de_Pamplona

La manada de Pamplona

De hecho, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ratificó el pasado viernes 1 de febrero la sentencia de nueve años de prisión impuesta a los miembros de La Manada por un delito continuado de abuso sexual. La Fiscalía pidió su ingreso inmediato en prisión para comenzar a cumplir condena. La Sala adoptó este acuerdo con el voto discrepante de dos magistrados, que entendieron que hubo agresión sexual, es decir, violación.

A cuatro de los cinco jóvenes que abusaron de la chica en Pamplona también se les achaca un delito de abuso sexual en Pozoblanco (Córdoba), sobre una joven drogada dentro de un coche.

Collado Villalba

Un año antes, el 3 de marzo de 2015, una joven de 18 de años con un 65 por ciento de incapacidad intelectual reconocido, fue abordada en una calle de Collado Villalba (Madrid) por varios hombres que la llevaron de manera engañosa hasta una vivienda. Allí, tres varones la obligaron mediante violencia e intimidación a mantener relaciones sexuales. La retuvieron en una habitación que cerraban desde el exterior para evitar que pudiera escapar.

El cuarto individuo no participó en las violaciones en la vivienda y, tras escuchar los gritos de la víctima, decidió trasladarla a una gasolinera próxima. Sin embargo, una vez allí, en un descampado cercano, también la obligó a mantener relaciones sexuales. La víctima logró huir y pudo llegar por su pie hasta el hospital de Collado Villalba, donde fue atendida según el protocolo específico para ese tipo de situaciones.

En este grupo estaba un guardia civil y un militar, como en La Manada de Pamplona, y ellos siempre aseguraron en el juicio, que tuvo lugar el pasado mes de enero, que la relación siempre fue consentida. Los tres jóvenes del piso se llamaban Ricardo A.M., Miguel Ángel (el guardia civil) y Martín A.F. (el militar).

La_Manada_de_Villalba

La manada de Callosa | Europa Press

A ellos se les acusó de haber violado a esta chica en marzo del año 2015 y, según el fiscal, los tres acusados ‘’con ánimo de satisfacer su ánimo libidinoso’’ concertaron un encuentro con la joven a través de un compañero de clase que finalmente no acudió.

La Fiscalía, en sus conclusiones provisionales, pidió una pena de prisión de quince años para cada uno de los tres acusados. Además, reclama que los acusados indemnicen con 30.000 euros a la víctima, que como consecuencia de estos hechos sufre ansiedad y estrés postraumático.

Santa Coloma

El pasado mes de noviembre, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) fueron arrestados qince jóvenes por agredir sexualmente a una mujer y apuñalar a su acompañante, cuando intentaba defenderla en un ascensor del metro de Barcelona.

Los detenidos, todos jóvenes y de origen magrebí, algunos extutelados y otros menores, agredieron sexualmente a la chica mediante tocamientos en sus partes íntimas.

Cuando los vigilantes de seguridad de la estación de Can Peixauet, en el barrio del Raval, avisaron a la policía los delincuentes se dieron a la fuga antes de que llegara la Policía Local. Sin embargo, tras tomar declaración a las víctimas, los agentes los encontraron a los jóvenes en una casa ‘okupada’ en la Avenida de la Gerenalitat de Santa Coloma.

La_manada_de_Santa_Coloma

La estación donde ocurrió el suceso | Europa Press

Además, los chicos estaban infectados con sarna, hecho que obligó a activar un protocolo especial de limpieza para estos casos, ya que tanto los agredidos como los agentes que escoltaron a los agresores pudieron quedar infectados. Para ellos el juez decretó prisión sin fianza.

Callosa

Durante la noche de año nuevo, cuatro hombres, de nacionalidad ecuatoriana, abusaron sexualmente y en grupo de la chica a la que habían llevado hasta un local de Callosa d'Ensarriá (Alicante), y en estado ebrio y bajo los efectos de sustancias estupefacientes.  

Según la investigación, dos de los agresores conocían a la víctima y se encontraron con ella en Benidorm la noche de las campanadas, el 31 de diciembre. Los acusados ofrecieron a la chica seguir tomando copas sobre las 5.00 de la madrugada e ir a casa de un conocido de la madre de ella en Benidorm, a lo que ella accedió.

Una vez allí y tras beber más, comenzaron con los abusos. Uno de los moradores de la casa se dio cuenta y emplazó a los jóvenes a que se marcharan. Los cuatro hombres decidieron ir entonces a Callosa, al local de uno de ellos, donde se llevaron a la joven quien ya estaba en un estado que le impedía caminar sola.

La_manada_de_callosa

La manada de Callosa.

En este lugar fueron detenidos in fraganti los cuatro por la Guardia Civil, que encontró a uno de los detenidos subiéndose los pantalones y a otro que se encontraba recostado encima de la víctima mientras abusaba de ella. Además, habían grabado un vídeo con las agresiones y abusos de unos cinco minutos, que la Policía encontró en uno de los móviles de los agresores.

El abogado de la joven, Francisco González, pidió en el juicio penas por agresión sexual completa de no menos de 15 años de prisión, ya que, según indica el letrado, en el vídeo es evidente que la víctima opuso resistencia sin éxito y también que estaba narcotizada.

Sabadell

Hasta ocho jóvenes, de entre 21 y 53 años y de origen magrebí, han sido detenidos esta semana por agredir sexualmente de una joven de 18 años en unas oficinas abandonadas situadas el barrio de Can Feu, en Sabadell (Barcelona), en concreto en la carretera de Terrasa.

En principio se supo que tres de ellos participaron de manera activa en la violación, mientras que los otros la presenciaron sin intervenir, pero también sin prestar ayuda a la víctima, según informó el Diari de Sabadell. Según este medio, los detenidos contaban con una ficha policial abierta, bien por una identificación policial puntual o por haber participado en un hecho delictivo.

La_manada_de_Sabadell

Las oficinas abandonadas donde ocurrió la violación | Europa Press

La chica, violada en repetidas veces, fue encontrada de madrugada por una pareja que circulaba por la zona que, posteriormente, la llevaron a un centro hospitalario. La policía local se personó en el local y detuvieron a todos los agresores.

En todos los casos se siguen recabando pruebas, algunos ya han sido condenados, pero todavía quedan muchos otros casos del mismo tipo por esclarecerse. Lo verdaderamente preocupante es que estos grupos de delincuentes sexuales están aumentando en España.

A prisión uno de los detenidos en Sabadell

El titular del Juzgado de Instrucción 2 de Sabadell (Barcelona) ha enviado a prisión a uno de los ocho detenidos que comparecieron ante él este jueves por la agresión sexual múltiple cometida la madrugada del pasado domingo en el barrio de Can Feu. El magistrado ha decretado para este arrestado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza como presunto autor de una agresión sexual, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Los otros han quedado en libertad provisional, se les ha retirado el pasaporte, tienen prohibido abandonar el territorio nacional y se fijan comparecencias periódicas semanales, aunque también se está a la espera de los resultados del Instituto de Toxicología.

El juez considera al hombre que ha enviado a prisión como presunto autor de la agresión sexual al existir "indicios de la autoría" y ordena su ingreso en preventiva por el riesgo de fuga, al carecer de residencial legal y no estar acreditado un arraigo mínimo, aceptando la petición del Ministerio Fiscal de enviarlo a la cárcel. Según el auto, este detenido fue reconocido por una testigo "sin dudas" como uno de los autores materiales, aunque la víctima no le pudo reconocer en las ruedas de reconocimiento.

Así, según una de las testigos que recogió a la víctima tras la agresión y se la llevó en coche a la Policía, la encontraron junto a este chico y ella les dijo que era uno de los agresores. Sobre los otros arrestados, la víctima no pudo identificarles en las ruedas de reconocimiento posteriores, ya que como ella misma había declarado "no se fijó mucho en las personas del local y que no les vio bien la cara".

COMPARTIR: