29 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El varón, de 38 años, fue declarado fruto de la relación del inmobiliario V.P. con la hija de un íntimo amigo en un juicio celebrado hace años

Un conocido empresario de Málaga vende sus bienes para evitar al hijo extramatrimonial

Imagen de una finca de Málaga.
Imagen de una finca de Málaga.
El hijo de un exmilitar y empresario malagueño ganó hace años un juicio que lo reconoció como su descendiente biológico. Ahora, este hombre de 38 años se enfrenta otra vez a su padre al descubrir que este está vendiendo a sus hijos matrimoniales todas sus propiedades. Su abogado, Fernando Osuna afirma a El Cierre Digital.com que se va a “presentar una demanda para que un juez declare nulas todas esas ventas”.

Hace aproximadamente diez años, un exmilitar y empresario malagueño conocido en la zona de Granada y Málaga —cuyo nombre conoce elcierredigital.com y que tiene por iniciales V. P., pero que no se desvelará todavía— se veía obligado, por orden judicial,  a reconocer a un hijo que tuvo fuera del matrimonio. A pesar de que el hijo ganó la batalla, años después vuelve a tener que luchar por su herencia.

Según ha podido conocer elcierredigital.com a través del abogado del hijo, Fernando Osuna, se han realizado investigaciones que han certificado que “la gran mayoría del patrimonio que tiene lo ha puesto a nombre de los hijos matrimoniales para evitar que mi cliente, cuando su padre muera, herede bienes”.

Esta circunstancia supondría que el hijo del empresario no “herede absolutamente nada”, según expresa el abogado a elcierredigital.com. Por este motivo, el letrado asegura que va “a presentar una demanda para que un juez declare nulas todas esas ventas” que perjudicarían directamente a la herencia legítima, que es la que recibiría como hijo biológico de V.P. Según palabras del abogado, estas ventas “son ficticias porque se hacen a los hijos matrimoniales, pero no hay dinero a cambio, no hay precio. Aunque pone oficialmente que se ha pagado, no se ha pagado. Son donaciones. Y eso perjudica a la legítima”.

Una historia de impacto

La situación se remonta a cuando V.P. tenía 54 años. El exmilitar, casado, fue infiel a su mujer con una mujer 30 años menor que él, que era hija de un amigo suyo. Un suceso que, según comenta Osuna a elcierredigital.com “fue un gran impacto porque para su amigo, dejar embarazada a su hija… Aquello causó bastante impacto”.

El abogado Fernando Osuna.

El hijo, que actualmente tiene 38 años, presentó una demanda hace unos diez años para ser declarado hijo de V.P. Algo que, según comenta Osuna, no fue del agrado del padre: “Él no quería. Es más, se negó a los requerimientos. Después, el juez lo citó para hacerse la prueba de ADN, fue y la prueba de ADN dio un porcentaje altísimo [99%]”, explica el abogado.

Los resultados que arrojó la prueba fueron suficientes para dictaminar que el demandante era hijo de V.P. y, por ende, tenía derecho a heredar parte de la gran fortuna del exmilitar. El hombre, con 92 años actualmente, llegó a ostentar el título de Capitán en la Academia de Oficiales aunque, con el tiempo, abandonó su cargo como militar para dedicarse a los negocios.

Estos negocios se basaban principalmente en la compraventa de inmuebles, gracias a la que amasó una gran fortuna. “Terrenos, fincas urbanas… inmuebles en general. Tiene un patrimonio grande, incluso un club social deportivo”, explicaba Osuna sobre sus propiedades a elcierredigital.com. Muchas de ellas se encuentran la zona próxima al aeropuerto de Málaga.

Al pasarle todas estas propiedades a sus hijos matrimoniales, el hijo que tuvo fuera del matrimonio se quedaría sin nada a la muerte de este. Osuna explica a este diario la posibilidad de que se trate de un deseo del padre o, por el contrario, lo sea de los hijos. “Muchas veces, estos señores de edad avanzada, son más vulnerables. Los hijos matrimoniales ejercen presión sobre él y él, por no enemistarse con los hijos de su matrimonio, pues prefiere ceder a estas presiones antes que darle a su hijo nuevo, su hijo no matrimonial biológico, la parte que le corresponde en la herencia”, explica el letrado.

COMPARTIR: