17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El autor de las amenazas es un vecino de El Escorial que incluyó su nombre y dirección real en el remitente

El hombre que envió un sobre con una navaja 'ensangrentada' a la ministra Reyes Maroto será juzgado por delito leve

Exclusiva
Fuentes judiciales confirman a elcierredigital.com que el hombre que el pasado mes de abril envió una carta que contenía una navaja aparentemente ensangrentada a la ministra Reyes Maroto será juzgado por un delito leve. El hombre de 65 años, que llevaría entre 20 y 30 años enviando misivas a diversas personalidades, vive en situación de exclusión social y padece problemas de salud mental, que no son tratados como debiera.

Fuentes judiciales confirman a elcierredigital.com que el hombre que el pasado mes de abril envió una carta que contenía una navaja aparentemente ensangrentada a la ministra Reyes Maroto será juzgado por un delito leve. Normalmente, este tipo de delitos no se castigan con penas de prisión, por lo que, y atendiendo a lo estipulado en el artículo 33.4 del Código Penal, el acusado se enfrentaría a una pena de multa de hasta tres meses, a la prohibición de aproximarse o comunicarse con la víctima o sus familiares, a la localización permanente o a realizar trabajos en beneficio de la comunidad.

Fue en plena campaña electoral a la Comunidad Madrid cuando la ministra de Industria, Comercio y Turismo, a quien el candidato socialista, Ángel Gabilondo, fichó como futura vicepresidenta económica si finalmente llegaba al Gobierno regional, recibió en la sede de su departamento un sobre con una navaja con marcas rojas dentro, apenas unos días después de las cartas con balas recibidas por el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

La carta recibida por la ministra Reyes Maroto. 

En aquel momento, fuentes del Ministerio revelaron que, "para eludir el control de seguridad, el sobre incluía también dos CD que evitaban que la navaja apareciera en el escáner. En el sobre, de tamaño folio y acolchado, venían también un montón de folios grapados con copias ampliadas de mensajes de WhatsApp y Twitter" y "un folio manuscrito con palabras y frases sueltas”.

Poco tiempo después, la policía localizaba al presunto autor de las amenazas, un hombre de 65 años y vecino de la localidad madrileña de El Escorial, que puso su nombre y dirección real en el remitente del sobre dirigido a la ministra y enviado a la sede de su departamento.

El hombre llevaría entre 20 y 30 años enviando misivas a diversas personalidades, no todas ellas amenazantes. Entre otras, ya había remitido una carta a la Embajada de Turquía en Madrid, interceptada en el Centro de Tratamiento Automatizado de Correos, a la atención del presidente de ese país, Recep Tayyip Erdogan.

Según fuentes cercanas al caso, se trataría de una persona en situación de exclusión social que padece problemas de salud mental y que necesita medicación, que no se administra como debiera.

COMPARTIR: