21 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El hombre y la mujer habrían pagado 2.000 euros a un tercero residente en Mahón para que llevara a cabo el crimen perfecto

Los amantes que contrataron a un sicario para asesinar al marido de ella quedan en libertad provisional en Menorca

Allanamiento en el domicilio del sospechoso.
Allanamiento en el domicilio del sospechoso.
La Policía Nacional detuvo el pasado jueves en Menorca a dos hombres y una mujer por intentar matar al marido de ella. La pareja extramarital habría intentado diferentes métodos para acabar con la vida del sujeto y ante los intentos fallidos contrataron un sicario, un profesional del crimen. Los investigadores iniciaron las averiguaciones en agosto del año pasado por el presunto acoso a la mujer.

Las autoridades policiales detuvieron en Menorca este jueves pasado a dos hombres y una mujer por supuestamente intentar acabar con el marido de ésta. La mujer junto con el hombre, con quien compartía una relación extramarital, habían ideado un plan y contratado a un tercer sujeto para que llevará a cabo el crimen, abonando una cifra de 2.000 euros.

Las averiguaciones policiales se iniciaron en agosto del año pasado, cuando la mujer llamó al 091 alertando a las autoridades de un supuesto acoso por parte de un extraño. Según la denuncia de la mujer, el individuo la acechaba continuamente a las afueras de su trabajo. Finalmente, el hombre fue detenido y puesto a disposición judicial 

Sin embargo, previas averiguaciones se logró determinar que se trataba del amante, pareja sentimental de la mujer, quien intentaba convencerla de que le dijera a su marido la verdadera relación amorosa que ambos mantenían, llegando a amenazarla con difundir unos videos comprometedores sobre ella.

De acoso a intento de asesinato

En busca de esclarecer los hechos, las unidades de la policía, informados de ello por la mujer, encontraron una lata de cerveza que había sido manipulada por el amante, añadiéndole sustancias tóxicas para acabar con la vida del marido. El producto había sido colocado en una nevera que estaba en su trabajo.

Los análisis practicados evidenciaron la manipulación de la lata, la cual contenía una mezcla de fármacos que, si bien no serian causante de muerte, podrían disminuir las capacidades cognitivas del hombre.

“A partir de ese momento la investigación dio un giro inesperado y, lo que en un principio parecía un caso de acoso a una mujer por parte de un extraño, derivó hacia calros indicios de que podía tratarse de un plan homicida ideado en el marco de una relación extramarital”, según la Dirección General de Policía.

La pareja había estado ideando distintos planes para acabar con la vida del hombre. ASí, de inicio, el amante había intentado adquirir un arma de fuego, sin embargo no obtuvo éxito por lo que opto por conseguir una pistola electroshock que no llegó a utilizar. Asimismo, habría estado investigando sobre distintas sustancias tóxicas, como fármacos utilizados en la eutanasia y de uso veterinario, además de la manipulación de la ya mencionada lata de cerveza.

Ante los continuos fallos, la pareja de amantes decidió contratar un sicario: primero lo hizo tratando de contactar dos sicarios en el extranjero. Se iniciaron conversaciones con uno de ellos, pero no tuvieron éxito. 

Pero las ganas de cumplir su cometido no se acabaron y, finalmente, llegaron a un acuerdo con un tercero. Se trataba de un hombre residente de Mahón, al cual le abonaron una suma de 2.000 euros y quien se encargaría de llevar a cabo el crimen. Los agentes policiales comprobaron que este sujeto habría llegado a vigilar en varias ocasiones a la víctima. Tras las averiguaciones de las unidades policiales se procedió a la detención de los tres sospechosos el pasado jueves. 

Los tres detenidos en libertad provisional

Sin embargo, el Juzgado de Instrucción número 2 de Mahón decretó la libertad provisional con cargos para los tres detenidos, dos hombres y una mujer, involucrados supuestamente en el intento de asesinato del marido de ella.

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha emitido un comunicado manifestando la implementación de una medida preventiva que conlleva la prohibición de aproximación y comunicación, así como la retirada de pasaportes y el impedimento de salida de la isla.  El Jefe de la Policía Nacional de Mahón ha indicado que a los tres detenidos se les acusa de un delito de asesinato en grado de tentativa. 

COMPARTIR: