25 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las Juntas Electorales permiten el uso de sobrenombres en las papeletas si van acompañados del nombre oficial del candidato, cosa que no se produce

De Boti a Pepu, un repaso a todos los apodos de los políticos que tienen problemas en las listas electorales

Papeleta en la que figura Javi López (PSOE)
Papeleta en la que figura Javi López (PSOE)
“La Junta Electoral admite apodos en las listas”, así titularon los diarios en enero de 2008 cuando la citada Junta Electoral Central resolvió permitir a María Dolores García Rodrigo de Izquierda Unida (IU), presentarse a las elecciones generales por Madrid con su sobrenombre de Boti. Desde entonces, han circulado decenas de apodos distintos en las papeletas de las elecciones. La mayoría pasan sin mucha publicidad ni gloria, mientras otros generan controversia, como la de Pepu Hernández.

El 21 de mayo elcierredigital.com publicaba que VOX y PP estudiaban impugnar la candidatura de “Pepu” Hernández (PSOE) al Ayuntamiento de Madrid por no usar su nombre como consta en el DNI. El problema estaría en que el nombre legal del exentrenador nacional de baloncesto no aparece acompañando su apodo en la paleta oficial. La ley Electoral y la interpretación de la Junta Electoral Central permiten a los candidatos que sean conocidos por sus sobrenombres, escribirlos en la lista electoral, pero siempre que estén acompañados del nombre que aparece en el DNI, cosa que no ocurre con Pepu Hernández, actual candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid.

Javi López es el nombre que figura en las papeletas del candidato del PSOE a las europeas / EuropaPrees

 La explosión de nombres se inicio en 2008 con casos representativos como el de la denominada Beatriz, legalmente Pascual, una candidata transexual que se presentó por el Partido de las Libertades Civiles (PLCI) por Madrid.

En esta ocasión la candidata apareció en la papeleta con su nombre oficial y Beatriz entre paréntesis. Este mismo partido presenció el primer cambio de nombre. Así su número tres de la lista del PLCI cambió su nombre por el de “Axel”, pero al no estar listo su cambio oficial en el DNI, en la papeleta figuró su nuevo nombre acompañado del antiguo, Guillermo.

También en las elecciones de 2008, dos candidatos al Senado del recién fundado partido Ciudadanos de las Islas Baleares utilizaron sus apodos. Así, Juan Foncuberta Riba, número uno por la lista de Mallorca se adjuntó el sobrenombre Nito. “Si me llaman Juan por la calle, yo me doy la vuelta” comentó en su momento Foncuberta. También lo cambió Buenaventura Quevedo Roca (Menorca) que prefirió el de “Tim” dentro de su papeleta, ya que era el nombre con el que sus compañeros le llamaban.

Los cambios son cada vez más comunes, en las elecciones del próximo 26 de mayo podemos encontrar varios cambios como el de Javi López Fernandez, cuarto en la lista del PSOE a las Elecciones Europeas que prefirió usar este diminutivo antes que Javier. No obstante, el candidato no acompaña su nombre oficial en la papeleta. Se repite el caso con Conchi Martín Gualda, también en la lista del PSOE. Concepción no está presente en la papeleta, con el visto bueno de la Junta Electoral de Zona.

Juan Manuel Moreno, presidente de Andalucía, es conocido como "Juanma" Moreno / EuropaPress

Otros muy casos conocidos son, por ejemplo, el del actual presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, que nunca ha ocultado su preferencia por “Juanma”, nombre con el que se refieren a él colegas de partido y medios de comunicación. Sin embargo, durante las elecciones a la Junta de Andalucía, el líder del Partido Popular no se presentó con su apodo en la papeleta, sino que mantuvo su nombre entero de pila. También lo hizo así el alcalde de Vejer, José Ortíz, que se presentó al congreso de los Diputados por Cadíz con su nombre de pila, aunque es conocido como Pepe Ortíz.

Kichi abrió la puerta a los apodos en Cadíz

En 2015 Jose María González, más conocido como “Kichi”, un apodo que le asignó su madre desde la infancia, ganó las elecciones en el Ayuntamiento de Cadíz, abriendo así la puerta a los apodos en la capital de esta provincia andaluza.  Fue a partir de una decisión de la Junta Electoral en 2008, cuando el partido de Adelante Cadíz logró que se inscribiera a su cabeza de lista como José María González Santos, Kichi.

Antes de las próximas elecciones municipales del 26 de mayo, los apodos se han popularizado con distintos resultados. La Junta Electoral de Zona aprobó el nombre de Kichi en la papeleta,  mientras que PP y PSOE procedieron a solicitar un cambio en sus papeletas para incluir los sobrenombres de sus candidatos Juancho y Fran respectivamente. Sin embargo, la Junta Electoral desestimó el cambio, por lo que ambos candidatos van aparecer con su nombre oficial en la papeleta.

Por su parte, la actual alcaldesa de Jerez de la Fronterea, Maria del Carmen Sánchez, más conocida como Mamen Sánchez, va a repitir en las papeletas con su apodo, después de ser autorizada por la Junta Electoral de Zona.

En Madrid es más que una anécdota

El caso de la capital de Madrid sobrepasa el juego de apodos. Los partidos VOX y PP han anunciado que interpondrían un recurso en la Junta de Madrid para que elimine el apodo “Pepu” de la papeleta socialista al Ayuntamiento capitalino. En este caso, la diferencia está en que no se incluye el nombre real de José Vicente Hernández, por el contrario, en la papeleta figura el de “Pepu Hernández Fernandez”.

Pero el de José Vicente Hernández no es el único caso. En la lista de Más Madrid también figuran nombres como el de Francisco (Chisco) Fernández Camacho y María Pilar (Cuca) Sánchez Álvarez, ambos candidatos incluyen sus apodos, pero escriben sus nombres oficiales en las papeletas. Los resultados de las elecciones del 26 de mayo servirán para saber cómo son de influyentes los sobrenombres en las listas de los partidos políticos, que permite la Junta Electoral.

COMPARTIR: