19 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Kantar Media también estudia llevar a la Sociedad Estatal a los tribunales tras una adjudicación de auditoría a una empresa alemana

Los sindicatos tumban el plan de Juan Manuel Serrano de desmantelar 1.800 unidades de distribución en Correos

Juan Manuel Serrano, presidente de Correos.
Juan Manuel Serrano, presidente de Correos.
Juan Manuel Serrano no pasa por sus mejores momentos al frente de la Sociedad Estatal Correos después de que se haya visto obligado a dar marcha atrás en su intentona de desmantelar 1.800 unidades de distribución ante la amenaza de huelga general por parte de CCOO y UGT.

Los sindicatos mayoritarios han amargado las Navidades de Juan Manuel Serrano. El presidente de Correos pretende ganar eficiencia mediante la implantación, en la Sociedad Estatal, de herramientas propias de empresas privadas.

Pero su intentona de aplicar un plan de desmantelamiento de 1.800 unidades de distribución se ha saldado en fracaso después de que se haya visto obligado a retirarlo ante la 'amenaza' de CCOO y UGT, que le advirtieron de que convocarían huelga general para el 5, el 7 y el 12 de enero.

Serrano, a la suya

El directivo no se pronuncia sobre el pulso que le han echado los sindicatos y en varios periódicos de Prensa Ibérica se ha dedicado a mostrar las líneas maestras de Correos en el futuro: "Esta apuesta de país solo es posible si seguimos impulsando la internacionalización y digitalización de Correos, adaptando nuestros procesos e infraestructuras, aumentando nuestra eficiencia y ampliando nuestros servicios para atender a toda la cadena de valor del proceso logístico, yendo más allá del reparto de última milla".

"De poco servirá nuestra determinación sin que el esfuerzo sea decidido, y por parte de todos los que formamos parte de la economía de nuestro país. En esta tesitura, vann a tener una importancia determinante los fondos que para la recuperación destine la Unión Europea. Se trata de una oportunidad única para un momento único", asegura.

También creen que Correos está en un momento único sindicalistas como Luisa Costa, que asegura que "más de 50.000 empleados están sufriendo desde 2018 las políticas de este señor que tiene como objetivo devaluar y empobrecer el servicio para que los usuarios acaben clamando por un cambio, lo que le permitirá con total impunidad ponerle en bandeja al Sr. Sánchez la opción de la privatización, que sirve para reducir el nivel de deuda pública pero no el déficit estructural ya que solo produce ingreso el año de la venta".

Correos. 

"Mientras tanto, tiene a su plantilla al borde del colapso, obligando a que realicen la tarea entre los que haya sin siquiera cubrir las bajas, trabajando en festivos, en algunos sitios clasificando el material sentados en el suelo porque no hay medios, presionando a que los carteros cubran su ruta aunque sea imposible por distancia y volumen de trabajo, si no da tiempo acelera, juégatela con el vehículo aunque no te voy a pagar las multas y en el camino hay accidentes y más de uno desgraciadamente mortal", añade Costa.

A los tribunales

Kantar Media, medidora de la audiencia televisiva en España, estudia llevar a Correos ante la Audiencia Nacional tras haber perdido el concurso de panelista de la compañía pública (que implica el estudio de la trazabilidad de las cartas ordinarias).

La alemana Spectros auditará a Correos ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia hasta 2025, tras haberlo hecho para otras compañías homólogas como Bpost (Bélgica), Bladkompagniet (Dinamarca) o Postcon (Alemania). Cabe recordar que en 2020 Correos repartió el 86% de las cartas ordinarias en tres o menos días, cuando su objetivo es alcanzar el 93%.

Así accedió Juan Manuel Serrano a la presidencia de Correos en 2018

Juan Manuel Serrano y su mujer Isaura Leal apoyaron el 'ascenso a los cielos' de Pedro Sánchez que, hasta 2014, era un exfontanero de Pepiño Blanco que había sido concejal de Madrid, miembro del Consejo de Administración de Caja Madrid y tras la llegada de Rubalcaba había sobrevivido como tertuliano en la 'TDT party'.

El triunfo de Sánchez en las primarias de 2014, y en las de 2017 tras resucitar políticamente, fueron el preámbulo de que el PSOE recuperase el poder por sorpresa en 2018 tras siete años caminando por el desierto electoral.

La promoción política del actual presidente del Gobierno ayudó a Serrano, que entre 2014 y 2018 fue el jefe de Gabinete de la Ejecutiva Federal del PSOE y por lo tanto hombre de Sánchez, que, sin embargo, escogió a Iván Redondo para convertirse en su jefe de Gabinete tras su acceso a La Moncloa.

Serrano, leal al nuevo presidente del Gobierno, recibió uno de los encargos más deseados entre los amigos del primer ministro: la presidencia de Correos, que reporta al 'sanchista' alrededor de 200.000 euros anuales a pesar de su falta de experiencia previa en logística.

Correos, bajo la presidencia del que fuera director de Sistemas, director de Gestión de Convenios y gerente de la Federación Española de Municipios y Concejos (de la que su mujer era asesora legal), ha acrecentado su transición desde el servicio postal a la paquetería con perfil privado y ha posibilitado que la compañía estatal revierta servicios, farmacia o bancos, en la España rural.

No tienen demasiada buena opinión del presidente de Correos en UGT, que dicen que creerían sus promesas "sino fuera porque ha demostrado incontables veces sus artes de trilero; si no fuera porque sigue aplicando su agenda oculta de desmantelamiento del servicio público postal de este país; porque está vendiendo edificios de nuestro patrimonio y ha dejado la financiación del servicio público en mínimos históricos".

COMPARTIR: