31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La nueva presidenta regional de los 'populares', María Guardiola, ha tenido que forzar la retirada de la candidata en Mérida tras desvelarse un impago

Enfado en el PP extremeño: "Le estamos regalando otra mayoría a Fernández Vara"

/ María Guardiola
La decisión de Alberto Núñez Feijóo de colocar como líder a María Guardiola tras forzar que Fernando Pizarro retirase su precandidatura comenzó a agriar un ambiente que se ha rematado con la elección de una candidata en Mérida, de espaldas a la Junta local, que finalmente ha tenido que renunciar tras desvelarse un impago.

El pulso entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso del pasado mes de febrero pilló a contrapié al "debilitado" PP extremeño, que enfilaba unas primarias que iban a certificar la despedida del expresidente autonómico José Antonio Monago tras catorce años de liderazgo orgánico. 

El gran favorito para hacerse con el trono era entonces el alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, que exigía a Génova 13 que convocase primarias. El edil 'monaguista', previsiblemente, iba a vencer con comodidad a la candidata del 'casadismo', la concejala cacereña María Guardiola. 

La caída de Casado y el ascenso de Alberto Núñez Feijóo, íntimo de Monago, se suponía, navegaba en favor de los intereses de Pizarro y contra los de Guardiola. Pero entonces llegó la sorpresa: Génova 13 forzaba la caída de la retirada de la precandidatura del edil placentino y auspiciaba la elección sin rival interno de la concejala

Monago, entonces, se ponía de perfil en busca de su nuevo hueco en el Senado, al que en el pasado cargó innumerables viajes a Canarias, y su nuevo puesto en Génova 13 como nuevo máximo responsable del Comité de Garantías

Mal estreno y peor continuación

La elección de Feijóo inquietó al 'monaguismo' sin Monago, que evitó alzar el hacha de guerra por el bien del partido. Pero el estreno de Guardiola no pudo darse peor al narrar un viaje a Madrid desde Cáceres en el Alvia que presta el servicio desde el pasado 19 de julio. 

La concejala cacereña aseguró sobre los retrasos y problemas del tren que "la indignación de los viajeros es muy compartida y creo que si el señor Vara saliera de su despacho y pulsara la calle se daría cuenta de que eso no se puede consentir"

Guardiola2

Fátima Mulero. 

Pero los palos se le revolvieron cual bumerán al asegurar que "en este tren de altas prestaciones, así nos lo vendieron Renfe y Pedro Sánchez, no hay ni enchufes para cargar los dispositivos y el wifi va a pedales". 

En realidad, Guardiola no vio el enchufe (que se encuentra debajo de los asientos) y tuvo que rectificar: "Efectivamente. Sí hay enchufe en el tren. Me he equivocado y quería pedir disculpas. No encontraba el enchufe porque no está accesible. Lamento la confusión". 

"Me gustaría que os enfadaseis, al igual que habéis hecho conmigo por no encontrar un enchufe, con el señor Vara y con el señor Sánchez, que son los responsables de que estemos usando un tren que no es para nada la alta velocidad que nos prometieron, sino un tren viejo, no de altas prestaciones, que los extremeños no nos merecemos", añadió. 

Guardiola, respaldada por el polémico diputado Alberto Casero (que posibilitó con su error la aprobación de la Reforma laboral impulsada por Yolanda Díaz), ahora ha vuelto a verse salpicada por la polémica al designar como candidata para Mérida a una joven de espaldas a la Junta local

Poco le ha durado la alegría a Guardiola, ya que tras presentar como candidata a la empresaria Fátima Mulero ha tenido que forzar su renuncia tras airearse el impago de un alquiler: "He cometido un error, quiero reconocerlo y quiero subsanarlo, en primer lugar, por la ciudad de Mérida y por el partido que presido. Yo creía que Fátima Mulero era la mejor opción y sus reconocimientos me hacían pensar eso. Hoy no puedo defender su idoneidad para cumplir nuestros sueños, que son que los emeritenses apoyen de una forma mayoritaria al Partido Popular". 

"Yo tengo un nivel de exigencia para todo aquel que quiera formar parte de mi equipo y de mi proyecto, y no voy a bajar jamás ese nivel. Siento la obligación de exigir una conducta ejemplar a toda aquella persona que quiera asumir una responsabilidad pública en este proyecto", añadió 

Guardiola no quería ser la 'Ayuso extremeña'

La nueva líder del PP de Extremadura ha negado que sea la 'Ayuso extremeña': "No lo soy. Yo admiro mucho a Isabel Díaz Ayuso, lo que ha conseguido, el respaldo de los madrileños a su proyecto político, pero yo soy María, una mujer normal, una política quizás no al uso". 

En eldiario.es también dejó claro que veía necesidad de renovar el partido a nivel regional: "Los cambios siempre son buenos, pero cuando se lleva mucho tiempo en el mismo sitio te alejas de la perspectiva real de las cosas. La anterior dirección llevaba 14 años e hizo cosas fantásticas: Monago ha sido el primer presidente de la Junta de Extremadura de nuestro partido e hizo las cosas muy bien. Pero también es cierto que el partido necesitaba una revolución más, un cambio". 

Fuentes del PP extremeño señalan a Elcierredigital.com que ese "cambio" está siendo "a peor". "Le estamos regalando otra mayoría a Guillermo Fernández Vara", reconocen a pesar de que el CIS pronostica que podrían ganar.

Al menos en la formación popular existe consenso sobre el fichaje como candidato de Badajoz de Ignacio Gragera, actual alcalde de la ciudad pacense por Ciudadanos.  

COMPARTIR: