23 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde el sindicato ACAIP explican que la mayoría de los reclusos que han escapado de las prisiones lo hacen aprovechando permisos o visitas médicas

Vuelven las fugas a las cárceles españolas: Un intento en Sevilla reaviva las huidas más sonadas

Puerta exterior del centro penitenciario de Sevilla I
Puerta exterior del centro penitenciario de Sevilla I
En los últimos años se han registrado varios intentos de fuga en los centros penitenciarios españoles. La mayoría de ellos no llegan a consumarse gracias a la intervención de los funcionarios de prisiones. El número de casos reales de presos que consiguen evadir la prisión desde dentro es muy pequeño. Mayormente aprovechan los permisos penitenciarios desde la puerta principal hacia afuera para llevar a cabo una evasión que los sindicatos de prisiones denominan no reingresos.

El sindicato de prisiones ACAIP, el mayoritario entre los funcionarios del sector en toda España, comunicó el pasado miércoles la buena actuación de los funcionarios de prisiones del Centro Penitenciario de Sevilla I al haber conseguido frustrar un intento de fuga de uno de los presos. Los hechos ocurrieron sobre las 10 de la mañana, en el tiempo reglamentario de paseo que tienen los reclusos, teniendo que intervenir los funcionarios en servicio.

El interno aprovechó un soporte exterior de un aparato de aire acondicionado para impulsarse y agarrarse a las concertinas que coronan el muro del centro, cosa que consiguió. Fue en ese momento cuando la intervención de los funcionarios terminó con su intento de fuga. El recluso fue aislado por su conducta alterada, increpando violenta y de forma constante a los trabajadores por impedirle una libertad que creía merecer.

Los sucesos tuvieron lugar en el interior del centro penitenciario de Sevilla I.

Esta fuga frustrada aumenta el número de intentos de evasión  desde dentro que no llegan a consumarse.  Joaquín Leyva, portavoz del sindicato ACAIP, afirma: “No hay una estadística oficial, pero podemos hablar de que intentos serios y que realmente lleguen a tener entidad puede haber dos o tres al año como mucho. Son anecdóticos los casos en los que llegan a ser evidentes los intentos de fuga”.

En este tipo de fugas, la más llamativa fue la de El Piojo en Valdemoro las navidades pasadas. Ha sido el último caso reconocido de fuga desde dentro de la prisión, ya que no suele ser algo habitual.

La mayor parte de las fugas de internos se producen de la puerta principal hacia fuera. “Nosotros lo entendemos como no reingresos más que como fugas. No sé si habría estadísticas oficiales en la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias sobre fugas frustradas porque esto queda reflejado como incidente dentro de los centros penitenciarios”, explica Joaquín Leyva.

Algunos casos de no reingresos sucedidos en España en los últimos años. Como ya hemos comentado anteriormente, es este tipo de intento de evasión el que más éxito presenta, ya que la mayoría de fugas desde dentro, como es el caso sevillano, son frustradas por los funcionarios de prisiones.

La fuga de "El Ruso" en Valdemoro

"El Ruso" llegando al juicio que provocó su condena por asesinato y secuestro

El uno de octubre de 2018 Roberto Izquierdo, más conocido como “El Ruso”, aprovechó un traslado al Hospital Universitario 12 de Octubre para escapar de la cárcel de Valdemoro. Este hombre estaba condenado por secuestro y asesinato. El reo iba custodiado en un furgón de la Guardia Civil y cuando llegaron a las puertas del hospital, tres hombres se bajaron de un vehículo y rociaron con un extintor el coche policial. Aprovechando el momento, “El Ruso” se montó en ese vehículo y huyó. Desde lo sucedido se está investigando qué pudo fallar en el proceso de traslado.

'El Piojo' en Valdemoro

Los hermano Moñiz, especialistas en butrones y alunizajes, huyeron de la cárcel de Valdemoro tras saltar los muros de la prisión. Jonathan Moñiz, 'El Piojo', y Miguel Ángel, 'El Negro', se fugaron tras serrar los barrotes de la ventana de un cuarto de maletas al accedieron haciendo una copia de la llave, una tarea que tuvo que durar meses. Los hermanos saltaron al tejadillo, y luego caminaron hasta dar con un muro que saltaron, de pocos metros, y que les situó prácticamente en el perímetro exterior de la prisión. Ahí empezaron a saltar las alarmas. Pero el guardia civil de vigilancia consideró, como ya había pasado en otras ocasiones, que podía deberse a otra razón. 

Una vez en el exterior, los dos hermanos fueron recogidos por dos coches que se aproximaron al perímetro de la prisión, para emprender la huida hacia algún lugar desconocido. 

Benito Ortiz en Zaragoza

Benito Ortiz durante uno de los juicios de su caso

Este peligroso atracador de bancos también aprovechó un traslado al Hospital Miguel Servet para huir de la cárcel de Zaragoza. Según las fuentes penitenciarias, la huida habría sido consecuencia de una dejación de los agentes en la labor de protección, ya que se habría producido mientras los agentes de la Guardia Civil aparcaban el vehículo. Lo que sí parece claro es que estaba planeada, pues se encontró una de las puertas de la cárcel abierta por donde escapó.

Fernando Iglesias en Galicia y otros casos

Este interno desapareció durante un permiso y meses después fue hallado muerto con señales de violencia

Este delincuente, que fue condenado a 54 años de prisión por asesinar a su mujer y a sus hijas en 1996, también aprovechó un permiso penitenciario de dos días en agosto de 2018 para no reingresar en la cárcel de Pereiro de Aguiar, en Ourense. Finalmente fue hallado muerto en una granja de Piñor de Cea y dos personas fueron detenidas como sospechosos del asesinato. 

Iván Añón Botana está huido desde el 10 de octubre de 2018 del centro penitenciario de Texeiro en A Coruña. El hombre, que cumplía una condena de 27 años por asesinar a un joven de un disparo en la cara, utilizó el mismo método que el resto.

Existen otros casos de delincuentes como el autor del "Crimen del Acua" y el preso “Malamadre” que se han evadido las prisiones de la misma manera. En estos casos, los cuerpos de seguridad consiguieron detenerles tiempo más tarde.

El Cierre Digital dedicó una serie a las fugas más mediáticas, que puede consultarse en nuestra hemeroteca. 

COMPARTIR: