01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La obra "Glorificación de la Virgen" fue depositada en Barajas por el empresario José Luis Fortes y su extravío fue denunciado en mayo de 2018

Se busca un cuadro de Giovanni Barbieri perdido en la Aduana de Madrid y valorado en nueve millones de euros

Detalle de una de las
Detalle de una de las "Asunciones" de la Virgen, pintado por Guercino.
Al misterio de los cuadros de los Marqueses de Linares, contado el martes por elcierredigital, se une ahora el incierto destino de "Glorificación de la Virgen", de Giovanni Barbieri, un cuadro del barroco italiano del siglo XVII cuyo valor real es desconocido, aunque se sabe que uno de sus "hermanos" fue subastado el pasado año por nueve millones de euros en Londres. El empresario José Luis Fortes, propietario de la obra, teme que en Aduanas lo hayan destruido.

Un nuevo misterio, unido al de los retratos de los Marqueses de Linares, sacude el mundo del Arte. Como ya contamos en elcierredigital.com los retratos de los Marqueses duermen el sueño del olvido en la Casa de América donde fueron depositados por el Museo del Prado, en vez de ser devueltos a su legítimo propietario -según sentencia de la Audiencia Nacional-, el empresario José Luis Fortes,  una orden que debería haber dado ya Miguel Falomir, director de la pinacoteca madrileña.

Junto a estos dos retratos de los Marqueses atravesó el océano Atlántico desde Venezuela otro cuadro, adjudicado a Giovanni Barbieri, conocido como El Guercino, y titulado "Glorificación de la Virgen", de 1636, también llamado "La Asunción de Guercino". Según los datos que constaban en la parte trasera del lienzo, un documento fechado en 1962, este cuadro medía 59 por 44 centímetros y es un "óleo sobre lienzo" conocido a veces como "La Virgen de Guercino" y otras como "La Asunción de Guercino", en una nota firmada por el doctor Hermann.

Nota firmada en la trasera del Barbieri.

Su autor, Giovanni Francesco Barbieri nació en Cento el 8 de febrero de 1591 y murió en Bolonia el 9 de diciembre de 1666, fue un importante pintor del barroco italiano y padecía estrabismo, de ahí el apodo de guercino (bizco en italiano). El Museo de El Prado posee ocho pinturas de este artista en su colección. El año pasado una obra suya fue subastada en la londinense Sala Chistie´s por 9 millones de euros. El valor real de "Glorificación de la Virgen" no se conoce porque "pensaba llevarla a Italia para que la tasasen pero claro, está desaparecida".

El famoso cuadro de Barbieri desaparecido.

Precisamente el Museo del Prado posee una obra de Barbieri, "San Agustín en meditación" de 1635, la siguiente pintada por el artista italiano fue, supuestamente, "Santa Inés" de 1637, que se expone en Trafalgar Galleries, Londres. En medio, en 1636, estaría esta "Glorificación de la Virgen", que no está catalogada y por tanto es prácticamente imposible obtener una fotografía en color del cuadro. Sólo hay la que consta en los informes de Fortes, en blanco y negro.

La hoja de Aduanas donde constan 3 bultos o cuadros depositados.

Los problemas comenzaron cuando José Luis Fortes quiso recuperar de depósito de la Aduana el "Barbieri" y le dijeron que no había ningún lienzo con esas características. Entonces José Luis Fortes inició todo un largo proceso legal y el primer paso fue denunciar que el Estado no le devolvía los retratos de los Marqueses de Linares, además, por supuesto, de la misteriosa desaparición de este Barbieri.

Por eso puso una denuncia en las dependencias de la Brigada Local de Policía Judicial, Grupo Operativo UDEV-R Vigo, el 15 de mayo de 2018. El cuadro fue comprado en Caracas el 5 de mayo de 1992 y fue apostillado en el momento de su compra venta con el número 0050649. Costó 100 millones de bolívares, que al cambio de entonces suponían unos 20.000 dólares. Fortes aportó además a su denuncia dos documentos de depósito franco de Madrid (Barajas) de fecha 24 de febrero de 2000, "un documento de Aldeasa en el que certifica que los documentos se encuentran en depósito y una fotografía en blanco y negro de la obra delantera y posterior firmada por Inspección de Aduanas".

En la misma denuncia Fortes explica que "de la primera obra no sabe el paradero actual. Que la Dirección General de Aduanas le indica que esta obra ("Glorificación de la Virgen") nunca ha estado en el depósito, mediante escrito electrónico con número de referencia (...) previa reclamación del declarante, según los documentos de los que hace entrega y que se adjuntan".

La denuncia realizada en comisaría.

"Tengo el temor de que ese cuadro fuese llevado al almacén de destrucciones y que lo hayan destruido", explica Fortes a elcierredigital.com, porque existe un acta de destrucción firmada en 2003, "pero lleno de actuaciones confusas, porque se supone que destruyeron los tres cuadros, pero los de los Marqueses de Linares se pueden ver en la Casa de América, así que no podremos saber qué tres cuadros destruyeron ni si realmente este Barbieri fue destruido o, por decirlo suavemente, se extravió en Aduanas". La destrucción de mercancías retenidas en Aduanas es una práctica habitual que se lleva a cabo cuando pasan muchos años y nadie reclama sus pertenencias.

Todo un misterio para el destino de un cuadro cuyo valor real es desconocido, pero sin duda de gran relevancia artística e histórica. Quizás algún día la "Glorificación de la Virgen" de Barbieri pueda ocupar, si sobrevivió, un lugar destacado en un museo.

COMPARTIR: