28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato ACAIP-UGT denuncia que este déficit de personal "redunda en los problemas de seguridad y la falta de atención a los internos"

Más de tres mil puestos de trabajo sin cubrir en las prisiones: "Usan gente en prácticas para tapar el problema"

Centro penitenciario.
Centro penitenciario.
El número de plazas que están sin cubrir en las prisiones españolas es de 3.071. A pesar de que se han convocado oposiciones en los últimos años, apenas se ha reducido el déficit de personal, lo que redunda en problemas de seguridad en los centros y en falta de atención a los internos, tal y como denuncian desde el sindicato ACAIP-UGT.

El sindicato mayoritario de prisiones ACAIP-UGT denuncia a través de un comunicado que el Secretario General de Instituciones Penitenciarias, en sus declaraciones a la prensa durante la inauguración del curso de verano 'Una administración penitenciaria del siglo XXI: retos para el futuro' en el campus de Cuenca, "ha dado una visión sesgada y distorsionada de la situación en la que se encuentran los trabajadores penitenciarios".

En su intervención, Ángel Luis Ortiz ha aseverado que en los últimos tres años se han ofertado 1.000 plazas anuales, "lo que no dice es que con estas cifras apenas se cubren las bajas vegetativas generadas por jubilaciones o defunciones, y que siguen sin cubrirse más de 3.000 plazas. Además, tampoco tiene en cuenta que se han generado muchos puestos que no figuran en estas relaciones de puestos de trabajo y que, por lo tanto, el déficit real es mucho mayor que el oficial del 12% reconocido por la administración", señalan desde el sindicato.

Para un correcto funcionamiento del sistema penitenciario, advierten, es necesario dotarlo de más medios humanos. "No se puede realizar una correcta labor de reeducación y reinserción si existen programas de tratamiento pero no los profesionales que los puedan llevar a cabo".

Centro penitenciario de Menorca. 

En este sentido, ponen como ejemplo la "nefasta" gestión de personal que lleva a cabo la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en el Centro Penitenciario de Menorca, que con apenas diez años de antigüedad presenta un gran déficit, según indican. "No hay funcionarios para atender todas las dependencias. De hecho, el módulo de ingresos se está utilizando como departamento de mujeres y de tránsitos, y todo ello atendido por un solo trabajador. La sección abierta se reconvirtió en un área de oficinas y almacenes, el departamento de aislamiento se ha convertido en un taller para cursos, utilizándose las celdas como almacén, y lo más sangrante, es que se ha ido despiezando cuando se estropeaba algo en algún otro módulo. La enfermería, que también se utiliza como departamento de comunicaciones, la mayoría de las ocasiones desarrolla su actividad sin la presencia de un funcionario. Además, el servicio nocturno se cubre con solo tres funcionarios, con los problemas de seguridad que esto genera si se produjera un incidente".

Según denuncian, desde la Secretaría General "intentan maquillar" la situación con la asignación de funcionarios en prácticas pero, como indican, "precisamente por su condición de prácticos, deben realizar sus funciones tutelados por un trabajador experimentado. Sin embargo, la tónica general es que se les asignen los mismos servicios, y muchas veces en solitario, que a un funcionario de carrera, suponiendo un grave problema de seguridad y calidad del servicio que se presta".

Y sentencian, "el centro penitenciario de Menorca es un claro ejemplo de cómo no se debe planificar una relación de puestos de trabajo, se trata de un centro joven que arrastra todos estos problemas desde su inauguración, por lo que declaraciones como las de hoy del Secretario General de Instituciones Penitenciarias, son un agravio más al colectivo".

COMPARTIR: