09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Acudía todos los días a las siete de la mañana a un restaurante de Puerto Banús, pero no llegó y su moto fue encontrada alejada de su ruta habitual

Localizado Rubén Cobo, camarero de 38 años, desaparecido desde el martes en Marbella cuando iba a trabajar

Ha sido localizado en buen estado el camarero Rubén Cobo Chinchilla, un camarero de 38 años que se encontraba en paradero desconocido desde este martes, cuando se le perdió la pista camino de su trabajo en Málaga, entre las localidades de Marbella y Puerto Banús. La familia ha dado las gracias públicamente por todas las muestras de apoyo recibidas estos días. Y la Asociación SOSDesaparecidos ha quitado ya la alerta de su plataforma.

La Asociación SOSDesaparecidos ha quitado la alarma sobre la desaparición de Rubén Cobo Chinchilla, un hombre de 38 años, que ha sido encontrado en buen estado tras no acudir a trabajar a un restaurante de Puerto Banús este pasado martes, como habitualmente hacía. Fue es día cuando se le perdió la pista en el municipio malagueño de Marbella.

Rubén Cobo salió de su casa de Marbella este martes pasado a las 7 de la mañana al restaurante 'La Bocana' de Puerto Banús, donde trabaja de camarero. "Era un día normal como cualquier otro, se fue en moto como siempre", explicó su mujer Marina a elcierredigital.com.

El hombre, de 1,80 metros, complexión atlética, pelo rapado y tatuajes, con los ojos de color verdes, ha sido por fin encontrado en buen estado. Conducía una moto color negro con la matrícula 7474KCM. Un vehículo que fue encontrado por la Policía en la zona de Puerto Rico, cerca del cementerio marbellí la mañana del jueves.

Este lugar se encontraba lejos de Puerto Banús y no estaba en la ruta normal que debería haber tomado Rubén para ir a su trabajo desde su casa. La zona, donde hay un aparcamiento, se utiliza como inicio de muchas rutas de senderismo. Es decir, algunos turistas dejan allí sus vehículos, se calzan las botas de caminar e inician allí sus rutas.

Rubén con su motocicleta.

Explicaba Marina que Rubén es diabético y "se inyecta insulina solo por la noche cuando llega a casa y no tiene ninguna otra enfermedad". La pareja no tiene hijos ni propios ni de parejas anteriores.  La familia ha dado las gracias públicamente por todas las muestras de apoyo recibidas estos días. Y la Asociación SOSDesaparecidos ha quitado ya la alerta de su plataforma.  

COMPARTIR: