28 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El enlace entre el productor y el millonario fue el periodista Luis María Anson y el sueño del sudamericano era ganar el Premio Nobel de Literatura

Alejandro Roemmers, el empresario argentino al que José Luis Moreno quitó más de 30 millones

Alejandro Roemmers.
Alejandro Roemmers.
Las aventuras de José Luis Moreno siguen sorprendiendo conforme se va conociendo información del sumario del caso. Una figura sorprendente en todo el entramado del productor es el empresario argentino Alejandro Roemmers al que, supuestamente y según el sumario del caso, quitó más de treinta millones de euros para producir una serie sobre Francisco de Asís. La relación entre Moreno y Roemmers se estableció a través de Luis María Anson y el objetivo del millonario era conseguir el Premio Nobel.

La aparición del sumario del 'Caso Titella' ha puesto de manifiesto hasta qué punto José Luis Moreno vivía con cierta impunidad y estaba dispuesto a protagonizar una huida hacía adelante, o más en concreto, a Los Ángeles o Londres, donde quería instalarse gracias a una fortuna que la investigación cifra entre 400 y 900 euros y que tendría repartida en el extranjero. 

El último objetivo del productor fue engañar al empresario argentino Alejandro Roemmers. Casi 40 millones de euros consiguió del millonario con la pretensión de convertirlo en una referencia en el mercado audiovisual gracias a un supuestas superproducción sobre la vida de Francisco de Asís

Para llevar a cabo el proyecto, en 2018 se creó en España la productora  Dreamlight International Productions SL, que contaba con 45 trabajadores y en la que participaban tanto el famoso ventrílocuo como Roemmers. Un breve vistazo a las cuentas de esta sociedad esclarecería el porqué, a pesar de que los primeros capítulos de la serie tendrían que haber visto la luz en el mes de marzo, a día de hoy no se tenga constancia de un solo episodio. 

De hecho, las conversaciones recogidas en el sumario dan cuenta de cómo el empresario argentino empezó a enfadarse con José Luis Moreno ante la falta de resultados tras haber 'invertido' más de 30 millones de euros, y aseguraba estar “dispuesto a todo si me siento engañado”. 

Alejandro Roemmers pertenece a una poderosa familia argentina creadora de los Laboratorios Roemmers que tienen intereses en varios países del Cono Sur. Sin embargo, su gran pasión siempre ha sido la literatura y, aunque ha recibido algunos galardones, nunca ha conseguido que sus obras sean populares ni entre la crítica ni entre el público. Algunas de sus obras son El regreso del Joven Príncipe o El poema al Papa Francisco

José Luis Moreno. 

Esta pasión por convertirse en alguien influyente a nivel literario es lo que unió a José Luis Moreno con este empresario. El enlace entre ellos fue Luis María Anson, periodista y miembro de la Real Academia Española de Lengua. 

Una relación que empezó por la literatura 

A José Luis Moreno y a Alejandro Roemmers los presentó el periodista Luis María Anson, con quien el productor hablaba a diario. El argentino anhelaba convertirse en un escritor y poeta de éxito y Ansón le convenció de que Moreno podía ayudarle a ganar hasta el Premio Nobel de Literatura.

Fue entonces cuando Roemmers y Moreno entablaron una amistad en la que la fascinación del empresario argentino por el fundador de la Orden Franciscana  desembocaría en el musical Franciscus, centrado en la vida del santo católico. 

José Luis Moreno

Para el estreno, y para obtener la confianza del empresario, José Luis Moreno urdió una estrategia similar a las llevadas a cabo para obtener los créditos de sus sociedades pantalla. El productor montó una rueda de prensa falsa para su nuevo socio, fletó un autobús, trasladó a 54 trabajadores de sus empresas hasta la capital vizcaína para que se hicieran pasar por periodistas e invitó a decenas de conocidos para que llenaran las primeras sesiones del musical.

El inversor, convencido por el engaño, puso doce millones de euros en Dreamlight para costear Resplandor y tinieblas que, según José Luis Moreno, contaría con un presupuesto astronómico de 270 millones de euros, seis por capítulo. 

José Luis Moreno empezó a grabar. Cuando se terminaba el dinero pedía más. El inversor argentino entregaba otra remesa y volvía a sonar la claqueta. Hasta que volvía a acabarse el presupuesto y Moreno pedía más. La dinámica siguió hasta que Roemmers soltó casi 50 millones de euros. 

Una hemeroteca en el '¡Hola!'

Se dice que una de las ilusiones de Roemmers era salir en la revista ¡Hola!, un sueño que sí se habría cumplido gracias a la intermediación de Pilar Rubines

Una búsqueda en la hemeroteca de la célebre publicación basta para hallar algunos titulares sobre el empresario argentino, reconvertido en escritor. Desde la presentación de su libro 'Sonetos de Amor de Eterno' en el Teatro Real hasta la recomendación de una antología titulada 'España en mí y otros poemas'.

COMPARTIR: