12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las inversiones del accionista de Glencore se diversifican al mercado inmobiliario tras las continúas caídas en bolsa de la multinacional

Éste es Daniel Maté Badenes: el gran millonario vasco que acaba de comprar el edificio Telefónica de Barcelona

El empresario vasco es la sexta fortuna española
El empresario vasco es la sexta fortuna española
La inestabilidad que han vivido las calles de Barcelona las últimas semanas, no impiden que el mercado inmobiliario siga su marcha. Eso lo sabe Daniel Maté, uno de los principales accionistas de la multinacional de materias primas Glencore. El vasco residenciado en Suiza ha comprado por 100 millones de euros el histórico edificio de Telefónica en la Plaza Cataluña.

El edificio, construido en 1928 y uno de los iconos de la compañía en la ciudad condal continuará con la ocupación actual, ya que el acuerdo incluye la permanencia de las oficinas de la telefónica en régimen de alquiler. Según explica la misma compañía de teléfonos, se está preparando una desinversión en activos para hacer frente a su deuda.

Mientras tanto, el nombre Daniel Maté vuelve a saltar a la prensa. Nacido en San Sebastián y actualmente residenciado en Baar, una pequeña localidad del cantón de Zug, Suiza, donde tiene su sede la multinacional en la que trabaja. Glencore. Maté es el propietario del 3% de la compañía. No se saben muchos datos de su vida, ya que ha trabajado un bajo perfil desde su ingreso en la compañía.

Daniel Maté en una foto de archivo.

La historia de este licenciado en Derecho y Economía saltó en el año 2011, antes nadi sabía de su existencia. Aquel año la empresa multinacional decidió salir a bolsa, entonces todos sus accionistas salieron a la luz, incluyendo a Maté, cuya fortuna de 3.200 millones de euros quedó expuesta. Desde entonces FORBES lo ubica entre los diez españoles más ricos, actualmente en el puesto seis.

Durante su saltó a la luz pública nadie sabía quién era, ni siquiera existían fotos del inversor. No obstante, los datos fueron saliendo progresivamente. Maté se unió a la empresa suiza en 1988 cuando aún se llamaba Marc Rich & Co.  A Comienzos de los 2001 y ante la debacle del fundador, Maté se hizo con la codirección de Zinc y Cobre de la empresa.

Las actividades de su división se centran en la explotación de minas de África. Además inició operaciones con empresas latinoamericanas como Volcán Compañía Minera, la mayor productora de zinc y plata de Perú. Una empresa representada por Glencore entre 2006 y 2009.

El edificio mantendrá las oficinas de telefónica en regimen de alquiler.

Aunque los beneficios de la compañía han tenido buena repercusión entre sus empleados durante la primera parte del siglo, la segunda década no fue tan afortunada. En 2014 se abrieron investigaciones en Estados Unidos por la operación de la empresa en Venezuela, Congo y Nigeria durante el año 2007, ya que se sospecha de una infracción de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero y posible lavado de dinero.

Filtraciones de negocios turbios

El nombre del vasco apareció en varios de los 6,8 millones de archivos que se filtraron de una empresa dedicada a gestionar movimientos “offshore”. En la investigación conocida como Paradise Papers se supo que la empresa era cliente de Appleby con la que gestionaba 107 empresas off shore desde antes de los 2000.

Mina de Glencore en África.

Después de analizar millones de documentos filtrados de empresas offshore en Bermudas y Singapur, se compartió información comprometedora de la multinacional. Entre las informaciones destapadas en ese momento destacan las operaciones en Burkina Faso, donde la multinacional tiene explotaciones de Zinc, en las que burlo las leyes fiscales.

COMPARTIR: