24 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se trata de Fundación Consul Democratic donde el ejecutivo de Manuela Carmena quería introducirse en una supuesta trama municipal en los Países Bajos

El Ayuntamiento de Madrid retira precipitadamente una propuesta sobre su incursión en una fundación holandesa tras la publicación de los datos en elcierredigital.com

Manuela Carmena y Pablo Soto.
Manuela Carmena y Pablo Soto.
El Ayuntamiento de Madrid decidió este martes, en el último momento y sin explicaciones, retirar del pleno la propuesta de adhesión del consistorio a la Fundación Consul Democratic radicada en Holanda, una decisión que se había aprobado en la comisión de Transparencia. Nuestra publicación sobre la plataforma informática de participación ciudadana Consul, que está bajo la sombra de la sospecha por malversación de caudales públicos madrileños, ha sido el desencadenante.

El Ayuntamiento de Madrid decidió este martes, en el último momento y sin explicaciones, retirar del pleno la propuesta de adhesión del consistorio madrileño como órgano consultivo a la Fundación Consul Democratic, radicada en Holanda. Una decisión que fue aprobada en la comisión de Transparencia del Ayuntamineto  la semana pasada.

Esta Fundación está domiciliada en Holanda y en los próximos días elcierredigital.com contará todos los datos sobre esta supuesta trama municipal con ramificaciones en los Países Bajos. Nuestra publicación sobre la plataforma informática de participación ciudadana Consul, que está bajo la sombra de la sospecha por malversación de caudales públicos madrileños, ha sido el desencadenante. Nadie del Ayuntamiento de Manuela Carmena ha explicado todavía por qué, tras la publicación de esta información el martes por nuestro periódico, la propuesta fue retirada del pleno apuradamente y a primera hora.

Según publicó elcierredigital.com, la web de participación ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, Decide Madrid, donde los ciudadanos pueden proponer, apoyar y crear propuestas, así como decidir en qué gasta el Ayuntamiento parte de su presupuesto público, es uno de los desarrollos estrella de estos cuatro años de Gobierno de Ahora Madrid, o al menos de los que más promoción se ha hecho.

Esta herramienta denominada CONSUL ya se ha comenzado a utilizar casualmente en otros consistorios, la mayoría de ellos de los denominados “del cambio”, es decir, gobernados por confluencias de Unidos Podemos con otras formaciones de izquierda. Pero lo curioso es que este éxito no se refleja en ningún beneficio para el Ayuntamiento de Madrid, que sin embargo sí asume cuantiosos gastos.

El equipo de la candidata de Ciudadanos al Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha pedido ya explicaciones a Manuela Carmena por la plataforma informática CONSUL, ligada a la formación morada de Podemos y con la que se desarrolló Decide Madrid, el portal de participación ciudadana, y que se ha “vendido” a otros Ayuntamientos sin que sus beneficios regresen a las arcas públicas, sino que se quedan aparentemente en manos privadas de personajes del entorno de Unidos Podemos, la fuerza gobernante en el consistorio madrileño a través de Ahora Madrid.

Detrás de CONSUL

Aparentemente detrás de este software están tres importantes cargos del Ayuntamiento de Madrid o, al menos, son su cara visible entre los que están Enrique Muguerza Judez, jefe de la Unidad Extensión Institucional y Gregorio Planchuelo Sainz, otro Director General. Ellos son los encargados de visitar los diferentes ayuntamientos y “vender” las bondades de CONSUL, así como del modelo de participación ciudadana creado por Ahora Madrid. Es decir, tres altos cargos del consistorio madrileño de Manuela Carmena son los "comerciales" de la herramienta, pero ¿y los beneficios?

Por lo que ha podido saber elcierredigital.com, la web de Decide Madrid es una copia de la página de participación de Podemos, denominada “Plaza Podemos” y que fue creada principalmente por dos personas: Yago Bermejo y Miguel Arana. Ambos diseñaron esta página para que los simpatizantes de la formación morada pudieran participar en las decisiones del partido. Además, tanto Yago Bermejo como Miguel Arana, ambos de Podemos, eran junto al concejal Pablo Soto, los responsables de la Participación en el partido de Pablo Iglesias. Una vez que Pablo Soto, delegado de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid, llegó al Ayuntamiento, contrató inmediatamente a sus dos “compañeros” para realizar el proyecto Decide Madrid.

El delegado de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid, Pablo Soto.

De hecho, Miguel Arana entró como mano derecha de Pablo Soto en el Ayuntamiento, y se convirtió en la persona encargada de montar, organizar y dirigir toda la estructura de la herramienta de participación. Para desarrollar esta herramienta montó un equipo con cuatro hackers, que entraron como personal eventual y como teóricos asesores. Según la norma, lo único que pueden hacer es asesorar al concejal, sin embargo, su tarea no fue ésta sino desarrollar la aplicación CONSUL y la web madrid.decide. Estas cuatro personas contratadas fueron Josep Raimón García Gimenez (el jefe del equipo), Alberto García Cabeza, María Jesús Checa Morales y Alberto Calderón Queimadelos.

Lo más llamativo es que estos cuatro expertos informáticos son los que a su vez ofrecen el servicio de ayuda a aquellas localidades donde se está instalando el software CONSUL e, incluso, se ha habilitado un número de teléfono, el 915883084, y el mail extensión.institucional@madrid.es , que pertenecen al Ayuntamiento de Madrid desde donde se da servicio al resto de localidades mediante el personal eventual.

Los beneficios de la aplicación

Si el sistema se ha desarrollado desde el Ayuntamiento de Madrid, por personal pagado por el erario público y hasta el soporte se realiza a un teléfono y un e-mail del Ayuntamiento de Madrid, los beneficios deberían acabar allí, pero la realidad es muy distinta.

Cada Ayuntamiento que se ha unido a CONSUL está obligado a contratar a una empresa para que realice la adaptación de este software libre y de este modo que así se pueda montar el portal de participación. Lo más curioso es que algunas de estas empresas que se llevan las adjudicaciones de adaptación tienen vínculos con Unidos Podemos.

Por ejemplo, Enreda Sociedad Cooperativa, que tiene adjudicado el servicio en los Ayuntamientos de Cádiz, Arcos de la Frontera, Oviedo y Santiago de Compostela, está supuestamente vinculada a Izquierda Unida. Unos de sus miembros fue responsable Federal de las Campañas de Juventud del partido y trabajó en el Ayuntamiento de Málaga dentro del grupo de IU.

Otra de las empresas es POPULATE SL, que tiene adjudicado el servicio de la Diputación de Valencia, Barcelona y Getafe, tiene una relación al menos sospechosa con estas fuerzas políticas de izquierda. Los administradores de esta empresa son Álvaro Ortiz Travado y Fernando Blat Peris. Álvaro Ortiz tiene varios contratos a través de su empresa con el Ayuntamiento de Madrid. Esta empresa se constituyó ya estando Ahora Madrid gobernando, exactamente, el 27 de julio de 2015.

Mientras particulares obtienen contratos y beneficios, el Ayuntamiento de Madrid de Manuela Carmena solo asume los gastos, además de hacer el trabajo de vender la herramienta CONSUL. Según expertos consultados en propiedad intelectual, no debería ser así. Si el desarrollo se ha realizado en el Ayuntamiento de Madrid, "todo o parte del beneficio debería quedarse en las arcas municipales. Así, por ejemplo, en los proyectos que se realizan en Universidades y centros de investigación se repercute un mínimo del 20% de los beneficios que consigan a estas instituciones", señalan estos expertos a elcierredigital.com

La Ley 21/2014 de Propiedad Intelectual (LPI) de 4 de noviembre deja abierto el reparto de los derechos de autor correspondientes a las obras creadas en el seno de la administración pública, pero la práctica normal es al menos que se recuperen los gastos que se incurren y no se regale los beneficios a unos pocos y sospechosos privilegiados.

Se trata de descubrir que se esconde detrás de esta plataforma y que hay detrás de la ingeniería creada en torno a ella y a sus beneficios, que lleva hasta una Fundación radicada en Holanda, en los Países Bajos, y donde el consistorio madrileño quiere adherirse curiosamente como "órgano consultivo".

Este es el tema que se llevaba el martes la comisión de Transparencia al pleno municipal pero fue retirado precipitadamente, aunque en próximas entregas elcierredigital.com desvelará todo sobre esta trama holandesa.

COMPARTIR: