04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se pondrán 90 de tramo, 60 fijos y 120 cabinas, principalmente en carreteras secundarias, con fecha límite 2026

Aumento de las sanciones de Tráfico: Implementarán 270 nuevos radares

Cabina y cartel de radar fijo.
Cabina y cartel de radar fijo.
La DGT invertirá 17,5 millones de euros en 270 nuevos radares de aquí a 2026. El motivo es que "la velocidad es una de las causas de la importante siniestralidad" de las carreteras de nuestro país, según Tráfico. Con el fin de aumentar la seguridad vial ya se redujo en 2019 de 100 a 90 km/h el límite máximo en las carreteras secundarias. Aparte, este año la reforma de la Ley de Tráfico acabó con el margen extra de 20 km/h al adelantar en vías de doble sentido de circulación.

La Dirección General de Tráfico va a invertir de aquí a finales de 2026 17,5 millones de euros en 270 nuevos radares. De ellos, 90 serán radares de tramo, 60 fijos y 120 cabinas. El 80% de estos cinemómetros se destinará a carreteras secundarias. Actualmente existen 780 radares en toda España de los cuales solo 92 son de tramo.

Los radares de tramo miden la velocidad media a la que un coche circula desde un punto de partida a uno de final, teniendo que alcanzar una velocidad media menor a la establecida. Los radares fijos están instalados en puntos concretos y se suele informar sobre su existencia en la propia carretera. En este caso, la sanción ocurre si se sobrepasa la velocidad máxima en ese punto determinado.

La infracción por sobrepasar los límites de velocidad es la más cometida por los conductores. El año pasado hubo 3.056.437 denuncias de esta índole, por lo que dos de cada tres infracciones de tráfico competen a superar el límite de velocidad establecido.

Con el fin de aumentar la seguridad vial se redujo en 2019 de 100 a 90 km/h el límite máximo en las carreteras secundarias, algo que redujo el número de accidentes. Este año, la reforma de la Ley de Tráfico acabó con el margen extra de 20 km/h al adelantar en vías de doble sentido de circulación.

Acorde con el documento del Ministerio del Interior, los nuevos aparatos se han distribuido en dos lotes en función de la zona donde se distribuirán. El primer lote se repartirá en las zonas centro y noroeste-cantábrico. El segundo lote se repartirá en los territorios que controlan los Centros de Gestión de Tráfico Suroeste, Sureste, Levante, Valle del Ebro-Pirineos y Baleares.

Los suministradores contarán con un plazo desde ahora hasta el 12 de septiembre para presentar sus ofertas. Desde ese momento, Tráfico se da un plazo de 42 meses para tener hecho el despliegue completo. Entre las condiciones del contrato se fija que, en el caso de los que vayan dentro de una caseta, esta tiene que ser antivándalos. También, los equipos deben tener alimentación autónoma mediante sistemas fotovoltaicos con una autonomía mínima diaria de seis horas. Pero se darán puntos extras en el concurso para aquellos que ofrezcan más horas de funcionamiento. 

Como justificación de estas nuevas medidas en la memoria del proyecto se explica que "la velocidad es una de las causas de la importante siniestralidad de las carreteras y pequeñas reducciones en aquella conllevan notables disminuciones de la accidentalidad y mortalidad indica. Desde hace diez años, la DGT viene llevando a cabo actuaciones que han permitido una reducción de las velocidades máximas de circulación con la consiguiente mejora de la Seguridad Vial".

Progresión de los puntos del carnet de conducir.

Son muchas las medidas que desde la DGT se implementan para reducir al máximo los accidentes y los fallecimientos en la carretera en la medida de lo posible. Esto conlleva más sanciones y como consecuencia una pérdida de puntos más rápida por parte de quienes infringen las leyes de Seguridad Vial.

Venta de puntos

Las multas por infracciones de tráfico, con su consecuente retirada de puntos de carnet de conducir, han vuelto a sacar a la luz el mercado de venta de puntos por parte de algunos usuarios. Concretamente, la Guardia Civil investigaba recientemente a un hombre armenio por haber asumido las graves infracciones cometidas por, al menos, 91 motoristas. El hombre habría perdido un total de 321 puntos de su permiso de conducción. El número máximo por conductor es de 15.

A pesar de acumular tal débito de puntos —que aparecen en los archivos de la Dirección General de Tráfico (DGT)—, la alarma ha tardado en saltar. La investigación comenzó el año pasado en Mallorca.

Un motorista se saltó un control de alcoholemia a gran velocidad y los agentes encargados de realizarlo comunicaron la incidencia, enviando las denuncias y la matrícula del vehículo a la Jefatura Provincial de Tráfico. El conductor real de la moto hizo al hombre armenio cargar con la infracción.

La investigación posterior descubrió que el varón de origen armenio no solo tenía retirado el permiso de conducción, sino que acumulaba numerosas infracciones graves que conllevaban pérdidas de puntos.

Según las investigaciones, el ciudadano —que reside en Valencia— vendía cada punto de su carnet de conducción por entre 75 y 200 euros a través de redes sociales. Las personas que además quisieran culparle de su infracción tendrían que abonar el importe de la multa.

COMPARTIR: