18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Salió libre en 2014 por incongruencia en las pruebas, aunque sigue esperando un nuevo juicio que ratifique su inocencia

Iwao Hakamada, un inocente exboxeador japonés que se pasó 46 años en la cárcel acusado de cuádruple asesinato

Iwao Hakamada se pasó 46 años de su vida en el corredor de la muerte por un crimen que nunca cometió
Iwao Hakamada se pasó 46 años de su vida en el corredor de la muerte por un crimen que nunca cometió
En el año 1966 fue acusado de un cuádruple asesinato y dos años después fue sentenciando a morir en la horca, algo que finalmente no se cumplió, ya que en 2014 salió en libertad. Hakamada sigue luchando por limpiar su nombre y en enero de 2019 se conoció que su historia se adaptó a una serie de manga.

Hasta 46 años estuvo esperando a una muerte que nunca llegó. Así es la historia de Iwao Hakamada, un ex boxeador que sigue luchando por limpiar su nombre después de que en el 30 de junio de 1966 fuera acusado de un cuádruple asesinato en Shizuoka, ciudad situada en el centro de Japón, el cual nunca cometió. El 11 de septiembre de 1968, un error judicial hizo que fuera condenado a morir en la horca.

Durante media vida estuvo esperando a una ejecución que nunca llegó a cumplirse y el 27 de marzo de 2014 fue liberado porque algunas de las pruebas eran incongruentes, aunque sigue esperando que se celebre un nuevo juicio por su caso. Ha sido el japonés que se ha pasado más tiempo en el corredor de la muerte y su historia ha compungido al país nipón. En enero de 2019, el dibujante Shigemi Mori anunció la creación de una serie manga en la vida del exboxeador.

“Quiero enseñarle a la gente como de descuidada se realizó la investigación y como ha sido la vida de Hakamada, de la manera más comprensible posible”, dijo Mori en enero durante una conferencia de prensa en Tokio, la capital de Japón. Este creador se enteró del caso del ex púgil cuando era estudiante de secundaria y luego aprendiz en boxeo, y fue entonces cuando comenzó a cuestionar el juicio que llevo a Hakamada a pasar media vida entre rejas.

Iwao_Hakamada_1

Iwao Hakamada en su casa después de salir de la cárcel

Mori decía que creía que Hakamada era inocente. No obstante, también aseguró que no quería “obligar a otras personas a aceptar las opiniones de los seguidores y en transmitir lo que realmente sucedió en torno a Hakamada”. El manga se lanzó en seis episodios bajo el título “Decisión dividida”, cuyo primer fascículo salió el 15 de febrero.

Todo lo posible para seguir demostrar la inocencia de Iwao

Mucho del personal que estuvo detrás de este proyecto tradujeron la serie al inglés y la colgaron en YouTube para que llegase a una audiencia más global. “Me gusta el título”, dijo la hermana mayor de Hakamada, Hideko, presente también en la conferencia de prensa.

Concebida la serie por Mori, el título es el criterio que utilizan en los combates de boxeo después de que dos de los tres jueces del ring eligen un ganador diferente, por lo que la decisión final la toma el tercer juez.

El título también reflejaba las críticas de los partidarios de la “injusta” decisión que llevó al ex boxeador al corredor de la muerte, una mayoría de 2 a 1. Las decisiones de los tribunales se dividieron en pruebas de ADN en ropa manchada con sangre encontrada cerca de las víctimas del asesinato cometido en 1966.

Iwao_Hakamada_3

Iwao Hakamada en la actualidad y en 1966

“Prometí hacer todo lo posible (para demostrar la inocencia de Iwao) y lo hice”, dijo Hideko. Sin embargo, se lamentó en que sus esfuerzos por transmitir su petición no fueran escuchados. “No ayudará nada si cuento su historia, así que la quiero transmitir a través del manga”, expresaba Hideko.

El cuádruple asesinato

Iwao Hakamada trabajaba para una empresa de procesamiento de soja en Shizuoka cuando fue detenido en agosto de 1966 por el robo y el asesinato del director general de la empresa, su esposa y sus dos hijos. La policía encontró sus cuerpos con heridas causadas por un arma de fuego. Hakamada aseguró durante el juicio que era inocente.

En 1968, el Tribunal del Distrito de Shizuoka declaró a Iwao culpable y lo condenó a muerte, una sentencia que fue de nuevo refutada por el Tribunal Supremo en 1980. Desde entonces Hakamada y su familia han intentado de todas las maneras buscar nuevos juicios, pero sin éxito. Su historia cambió en 2014 cuando el tribunal de distrito aceptó que los resultados de ADN realizados hace casi cuarenta años podrían haber sido trastocados a propósito por la policía. Esto hizo salir al púgil de la cárcel.

En junio de 2018, el Tribunal Superior de Tokio revocó el fallo del tribunal inferior que otorgaba el nuevo juicio, cuestionando la credibilidad del método de análisis de ADN, por lo que los abogados de Hakamada siguen planeando apelar esa decisión ante la Corte Suprema.

Iwao_Hakamada_2

Iwao Hakamada en una conferencia de prensa junto a su hermana Hideko

El caso de Iwao ha atraído la atención internacional ya que es el preso que más tiempo ha permanecido en el corredor del corredor de la muerte en la historia mundial. De hecho, el sistema de pena capital de Japón ha sido criticado internacionalmente siendo catalogado como inhumano.

Hideki Nakagawa, director del grupo de defensa de los derechos humanos “Amnistía Internacional de Japón”, quien estuvo presente en la conferencia de prensa, aseguró que el manga debería generar y provocar un debate sobre la pena capital entre el público.

Desde enero, 110 presos esperaban la ejecución y 86 de ellos están buscando juicios, según el Ministerio de Justicia. “El Ministerio de Justicio dice que el sistema de pena de muerte refleja la opinión pública y goza del apoyo del público, pero es engañoso, aseguraba Nakagawa. “Algunas personas ya protestan en su contra y el manga podría ser un estimulante para que afectar a la percepción pública”.

Iwao_Hakamada_4

Detrás de Hideko Hakamada, el cartel de la serie basada en la historia de su hermano Iwao

Hasta el momento, Iwao Hakamada, de 83 años, es un hombre tranquilo que, como cualquier octogenario pasea durante el día hasta que se pone el sol, aunque su caso, no es como el de otro anciano normal, ya que él sigue luchando para demostrar su inocencia.

COMPARTIR: