16 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Pzifer, Moderna, AstraZeneca. Sputnik y la vacuna china han llegado o llegarán en los próximos meses

Todas las vacunas contra el coronavirus: Éstas son y así funciona su distribución en el resto del mundo

El año 2021 será conocido como el de las vacunas. Las grandes empresas farmacéuticas ya han comenzado a vender las dosis de sus vacunas contra el coronavirus a aquellos estados que con capaces de pagar el precio de las mismas. El nuevo año trae consigo la carrera de la vacunación en la que Europa, Estados Unidos, China y Rusia ya tienen un pie en la salida, al comercializar sus propias fórmulas. A España llegarán todas, antes o después.

El pasado 6 de enero de 2021 la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorizó el uso comercial en toda la Unión Europea de la vacuna de Moderna contra la COVID-19 y 160 millones de dosis del medicamento serán distribuidas por toda Europa, que se sumarán a las ya adquiridas. En la carrera por la vacunación no todos los estados del mundo cuentan con los medios necesarios para poder inmunizar masivamente a su población. Con el mensaje de “vacunas para todos”, el Papa Francisco defendió la gratuidad de las vacunas en su discurso de Navidad. Unas vacunas afectadas por el mercado, la política y las relaciones internacionales, que hacen que no sean distribuidas de manera igualitaria entre la población de la Tierra.

Europa

Reino Unido se ha convertido en el primer país de Europa en alcanzar el millón de habitantes vacunados. El país inició su campaña de vacunación el pasado 8 de diciembre de 2020 con la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca. El objetivo del ministro de salud, Matt Hancock es “hacer del 2021 el año de la renovación y la recuperación” y para ello pretende suministrar las dosis durante el primer trimestre del año. El Reino Unido tiene aseguradas 100 millones de dosis de la vacuna de Oxford, lo necesario para vacunar a 50 millones de personas.

Un plan de vacunación rápido y fabricado en casa para uno de los países más azotados por la pandemia en la actualidad. A principios de año, Reino Unido registró 57.000 casos nuevos y cerca de mil fallecidos diarios. Además, la amenaza de la nueva cepa del virus es cada vez más preocupante en el país de habla inglesa. En total, desde que empezó la pandemia, el Reino Unido ha notificado casi 75.000 muertos y más de 2 millones y medio de casos de coronavirus.

Italia, el primer país de Europa en ser atacado por el virus apostó por la vacuna de Pfizer-Biontech. 9.700 dosis llegaron desde Bélgica a Roma y desde allí serán distribuidas al resto de regiones del país. Siguiendo un plan de vacunación, primero serán inmunizados los sanitarios y habitantes de riesgo, y en segundo lugar, la distribución masiva de la vacuna en una segunda fase. En Italia, el gobierno se encuentra preocupado por la mafia. Interpol, a principios de diciembre de 2020, envió a todos sus socios una alerta avisando que “la pandemia ha puesto en pie una actividad criminal predatoria y oportunista sin precedentes”.

El 27 de diciembre Mauricette fue la primera persona vacunada contra la COVID-19 en Francia. El país galo vacunará hasta un millón de personas hasta febrero, durante la primera fase de su plan de vacunación. Posteriormente, en primavera, se vacunará a la población mayor de 65 años y al personal médico mayor de 50 años vulnerable. Más tarde, tendrá lugar la fase masiva, abierta a todo el público. Sin embargo, el retraso en la vacunación alerta a la población, ya que solamente han sido vacunados 500 franceses a principios de año. Las críticas al gobierno aumentan y califican el retraso de “escándalo de estado”, mientras que este argumenta que el retraso se debe a la burocracia y que “la campaña de vacunación cobrará pronto impulso”.

Mauricette, la primera francesa vacunada contra el coronavirus

Los alemanes también se quejan de la lentitud con la que avanza el proceso de vacunación. Hasta ahora, se han entregado 1,3 millones de dosis de vacunas a las autoridades sanitarias del país, pero poco más de 238.000 personas la han recibido. Los críticos aseguran que, si el ritmo se mantiene como hasta ahora, no será hasta 2028 cuando sean vacunados todos los alemanes. En la actualidad, el gobierno alemán distribuye las vacunas de Pfizer y Biontech, pero la vacuna de Moderna entrará pronto en los hospitales del país. Mientras tanto, el coronavirus sigue sumando víctimas en el país germano. El 30 de diciembre se registró el récord de muertos, con 1.129, y el 18 de diciembre, el máximo de contagios diarios, con 33.777 nuevos casos.

Otra vacuna compite en Europa, la Sputnik V, la principal vacuna rusa contra el coronavirus está llamada a ser líder mundial. Fue la primera vacuna autorizada para su uso en emergencias en agosto, pero todavía no se ha confirmado que la vacuna sea realmente segura. El país está vacunando a su población con ella y ya ha sido ofrecida a médicos, maestros y trabajadores sociales.

América

Estados Unidos, uno de los países más afectados por la pandemia debido a sus altas cifras de contagios y fallecidos, tiene problemas para administras las vacunas. Ayer, 5 de enero de 2021, el jefe del programa de vacunas del gobierno anunció que su equipo se está planteando la idea de administrar la mitad de la dosis reglada de la vacuna de Moderna para acelerar el proceso de vacunación. Esta iniciativa sería aplicada para las personas de entre 18 y 55 años asegurando que “es igual de efectivo”. La propuesta no ha sido aceptada por Antony Fauci, asesor sanitario de la Casa Blanca, que afirma que el problema no está en el número de vacunas, sino en la gestión de las mismas. A fecha de 2 de enero, se habían vacunado en Estados Unidos solamente 4,2 millones de personas del objetivo de 20 millones para fin de año.

Canadá dio luz verde a la vacuna de Pfizer el pasado 9 de diciembre de 2020 y a la de Moderna el 23 de diciembre. Durante ese mes, el país recibió hasta 249.000 dosis de vacunas de Pfizer y estas “continuarán llegando en 2021, con millones de dosis pendientes”, afirmó el primer ministro Justin Trudeau.

De acuerdo con las Naciones Unidas, los países latinos que paguen las vacunas recibirán un reembolso de la tercera parte del total. "América Latina tiene múltiples fuentes potenciales de vacunas, pero urge un mayor compromiso de los países de ingresos altos para financiar y compartir las que ya reservaron", argumentó para EFE Anthony D. So, investigador de la Universidad Johns Hopkins y coautor de un estudio que revela que una quinta parte de la población mundial no tendrá acceso a las vacunas hasta 2022, tras el acopio hecho por naciones ricas.

Dosis adquiridas de vacunas por países en Latinoamérica. /El País

En América Latina, a mediados de diciembre, Brasil y Chile eran los países con más dosis adquiridas. El gobierno de Sebastián Piñera pretende comenzar con la vacunación masiva durante el primer semestre de 2021 para 5,8 millones de personas. Sin embargo, a finales de diciembre, la desigualdad económica entre los países de América Latina y el resto del mundo era evidente.

En Brasil, la vacuna viene asegurada por la sentencia de la Corte Suprema. El pasado 18 de diciembre de 2020 el órgano judicial sentenció la vacunación obligatoria, lo cual fue un revés para el presidente Jair Bolsonaro, que señalaba que él no se vacunaría contra el virus. A principios de enero de 2021, el país adquirió 30 millones de jeringuillas y agujas (que aumentarán a lo largo de enero) para abastecer la demanda de vacunas.

En México, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha aprobado ya dos vacunas, la de Pfizer en diciembre y la de AstraZeneca. El país será uno de los encargados en América Latina para la producción y envase de la vacuna de Oxford. El objetivo, hasta 250 millones de vacunas para marzo, que estarán disponibles para toda la región. El país sufre una fuerte ola de coronavirus, desde el último trimestre de 2020 la curva de contagios asciende y el 85% de las camas para enfermos graves están ocupadas. Destaca la gravedad en la capital y el estado de México.

El gobierno de Argentina optó por las vacunas rusas para comenzar su campaña de vacunación a principio de 2021. Sin embargo, la Sputnik V ha tenido como consecuencia 317 casos adversos. El ministro de salud, Ginés González García aseguró que las informaciones publicadas en redes sociales eran “falsas”. Dos días después, el 5 de enero de 2020, cuatrocientas dosis han sido descartadas tras ser interrumpida la cadena de frío.

También suministrará la Sputnik V el gobierno de Venezuela. "Hemos firmado para vacunar a 10 millones de personas y bueno, estamos ya en programación en esta primera fase, que debemos también resaltar que Venezuela está aportando a Rusia sobre su vacuna, mediante la realización de la fase 3 del ensayo clínico", afirmó la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Oriente Medio

En Oriente Medio, Israel se convirtió a principios de año en el líder mundial de vacunación contra el virus. El pasado viernes 1 de enero, las autoridades informaron que se había logrado vacunar a 1 millón de personas solamente dos semanas después del inicio de la campaña de vacunación. De esta manera, el país ha logrado vacunar al 10% de la población.

Las monarquías del Golfo ya han comenzado también con su campaña de vacunación. El 24 de diciembre de 2020, el príncipe de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, recibió la primera vacuna del país contra el coronavirus, de la farmacéutica Pfizer y BioNTech. En Emiratos Árabes Unidos, Dubái comenzó con la campaña de vacunación gratuita a finales de diciembre de 2020. El país se convirtió así en el primer país árabe en iniciar la vacunación a nivel nacional.

El príncipe de Arabia Saudí vacunándose del coronavirus

Por el contrario, Irán denunció el pasado 28 de diciembre que las sanciones económicas de Estados Unidos eran la causa por la que no podía adquirir vacunas. Mientras, el país comenzó el día anterior la fase de prueba en humanos de su propia vacuna contra la COVID-19. En Siria, el jefe de Médicos Sin Fronteras España para el país, Francisco Otero, advirtió a finales de diciembre de 2020 del peligro que corren de quedarse sin dosis de vacunas aquellas regiones del mundo “sin estado”, como es el caso de Idlib en Siria.

África

En Marruecos, el rey Mohammed VI aprobó el proceso de vacunación frente al coronavirus a principios de diciembre de 2020 e iba a ser uno de los primeros países a los que iba a llegar la vacuna. Sin embargo, a principios de año, todavía no se ha procedido a vacunar a la población. Las autoridades no han dado ninguna explicación al respecto y los marroquíes esperan ansiosos.

En el resto de África, las dificultades que tienen los estados para hacerse con dosis de vacunas son más que evidentes. La dependencia de ayuda humanitaria, los numerosos estados fallidos del continente y la presencia de grupos armados dificultan que los gobiernos puedan comprar vacunas para inmunizar a su población. Pfizer y BioNTech se han ofrecido a suministrar al continente 50 millones de dosis para los trabajadores de la salud entre marzo y finales de año, pero Moderna y AstraZeneca no lo harán y el coronavirus sigue azotando fuertemente al continente. Ruanda se convirtió en el primer país en pedir públicamente que España comparta las vacunas que le sobren. Estas vacunas servirán para cumplir con los “compromisos de solidaridad” de la Unión Europea.

Asia

China, el país en el que se inició el coronavirus, ha autorizado los ensayos para su nueva vacuna basada en la tecnología ARNm; el mismo tipo de tecnología que utilizan las de Pfizer y Moderna.  Hasta ahora, solamente ha sido autorizada la comercialización de la vacuna Sinopharm en el país. El gobierno chino tiene un objetivo: llegar a los 50 millones de personas vacunadas para el inicio del Año Nuevo Lunar (12 de febrero). Para cumplirlo, está vacunando a miles de personas al día.

Vacunación contra el coronavirus en China

En Japón, la inmunidad colectiva no se está logrando tan rápido. A principios de diciembre de 2020, el gobierno anunció que tenía acuerdos para comprar un total de 290 millones de vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca, y que a principio del año 2021 serían suministradas 120 millones de las mismas. Sin embargo, el pasado 4 de enero, el gobierno japonés anunció que estaba barajando la posibilidad de declarar el estado de emergencia en el área metropolitana de Tokio para el próximo lunes 11 de enero.

El gobierno de Corea del Norte no ha reportado hasta la fecha ningún caso de coronavirus. En el conocido como “el país más hermético del mundo” se ha optado por la vacuna rusa para inmunizar a su población. Sin embargo, a pesar de los datos esperanzadores que lanza el régimen de Kim Jong Un, un medio surcoreano afirmó a principios de diciembre de 2020, que más de 50.000 personas habían fallecido en instalaciones de Pyongyang a causa de la COVID-19.

Covaxin, la vacuna “made in India” fue aprobada en el subcontinente asiático para su “uso de emergencia”. La vacuna del laboratorio Bhrat Biotech ha sido desarrollada en colaboración con el Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR) y, a pesar de haberse tachado su uso de “precipitado”, el laboratorio ha defendido la seguridad de su propia vacuna para casos excepcionales ya que todavía no ha finalizado la fase 3 de pruebas.

Oceanía

Nueva Zelanda, uno de los primeros países del mundo libre de coronavirus, prevé vacunar a su población durante el segundo trimestre de 2021.  El país acordó en diciembre la compra de 750 mil dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech y cinco millones de la de Janssen. Además, reveló un plan de ayuda financiera para aquellos países del Pacífico que no tuvieran acceso a las vacunas.

Por el contrario, en Australia los casos aumentan diariamente. El primer ministro, Scott Morrison, se muestra reticente a la vacunación masiva de la población alegando que “no se van a correr riesgos inútiles”, mientras que la oposición aumenta las presiones para que comience la campaña de vacunación.

COMPARTIR: