19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La empresaria argentina de 77 años quiere lograr la mayor participación posible antes de su jubilación para un reparto equitativo entre sus 4 hijos

Luces y sombras de Helena Revoredo en Prosegur: De sus deudas a conseguir el control del 73 por ciento de la compañía

El Cierre Digital en
/ Helena Revoredo
La empresaria argentina Helena Revoredo ha ampliado su poderío interno en Prosegur, que va camino de cumplir medio siglo de vida tras dejar atrás algunas polémicas. La compañía española fundada por el argentino Herberto Gut tiene una deuda superior a 1.200 millones de euros y ahora su viuda, antes de su posible jubilación, se ha hecho con un 13,23 por ciento extra del accionariado pese a pretender el 15 por ciento.

Helena Revoredo se queda sin contestación interna en Prosegur tras hacerse con el 73 por ciento del capital de la compañía después de acometer una OPA voluntaria que le ha llevado a elevarse un 13,23 por ciento del accionariado (en vez del 15 por ciento que había anunciado). Eso sí, ya había dejado claro que su interés en 'agigantarse' en la compañía no tenía la intención oculta de sacar a la empresa del parqué

Sus planes pasaban por comprometer 155 millones y finalmente ha podido hacerlo 'solo' en 132. Eso sí, Revoredo lo hace sin desembolsar un solo céntimo, ya que ha advertido que era buen momento para comprar pero quizá malo para rascarse el bolsillo. 

Y es por ello que ha firmado un pacto con 6 entidades de crédito (Citi, Santander, BBVA, Bankinter, Commerzbank y Deutsche Bank) que le adelantan la inversión a cambio de su parte de los dividendos futuros de la empresa. 

La empresaria argentino-española quería reinvertir sus beneficios futuros en su propia compañía, quizá viendo su jubilación en un horizonte temprano. Y lo hace en un buen momento para Prosegur, que obtuvo un beneficio neto consolidado de 66 millones de euros durante el año 2023 (lo que supuso un 1,3 por ciento más con respecto al mismo periodo del año anterior). 

La compañía ha reportado unas ventas de 4.310 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,3 por ciento. Más de la mitad las genera Prosegur Security, el negocio de vigilancia y tecnología, que ha procurado un crecimiento en ventas del 8 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, alcanzando los 2.178 millones de euros

Prosegur Cash, la filial de logística de gestión de efectivo que tanto trabajo obtiene de los bancos y negocios privados, ha tenido unas ventas de 1.861 millones de euros. Más pequeñas siguen siendo las mediáticas Prosegur Alarms y Movistar Prosegur Alarmas, que superan ya las 870.000 conexiones a cierre del año 2023 pero apenas suman 166 millones de euros de facturación. 

Revoredo (77 años) quiere tenerlo atado de cara a una posible jubilación y a un reparto equitativo entre sus 4 hijos, siendo el segundo por fecha de nacimiento, Cristian, el que dirige la compañía de servicios de seguridad que tanta caja les supone a los magazines matinales televisivos que hablan de la okupación. Y su hija Bárbara controla la empresa patrimonial familia Gubel, primer accionista de Prosegur

Las dos inquietudes económicas para Revoredo siguen siendo la gran deuda de la empresa (1.200 millones de euros) y la gran depreciación que sufren las acciones que la familia tiene en Telefónica, que se las cedió para lanzar el comentado negocio Movistar Prosegur Alarmas. 

Una deuda asfixiante 

La deuda de 1.200 millones sigue asfixiando a este gigante de las alarmas (4.000 millones de euros de facturación, 150.000 trabajadores y presencia en una treintena de países) que fue fundada en 1976 por el rosarino Heriberto Gut, que dejó su Argentina natal junto a su mujer, Helena Revoredo, con el fin de explorar posibilidades de negocio en España. 

Helena Revoredo. 

Gut, enviado por la familia Juncadella, creyó en el proyecto y alumbró Prosegur en 1976, que saltó a Bolsa en 1987 y acabó controlando a partir de 1995 tras hacerse con el paquete de sus antiguos jefes y entonces socios. En 1997 un accidente de tráfico en la madrileña localidad de Buitrago de Lozoya acabó con su vida, dejando viuda a Revoredo y huérfanos a sus 4 hijos.

Revoredo, que preside Prosegur, fue consejera de Telecinco y ejerce el mismo cargo en Movistar Plus tras haber dejado atrás el mundo de la banca, donde ejerció como consejera del extinto Banco Popular en el que su marido era accionista (a la vez que invertía en la Antena 3 en los tiempos de Antonio Asensio)

La milmillonaria Revoredo, a sus 77 años, no descuida sus aficiones, una de ellas, la caza en los alrededores del castillo conquense del siglo XIII que se compró en Torrefuerte en Salvacañete (Cuenca). También la practica en su finca de la pedanía de El Villar, cercana al municipio de Puertollano (Ciudad Real) y célebre por el accidente mortal que en 2014 le costó la vida a un trabajador (conocido con la jerga de 'perrero') que participaba en una montería de jabalíes. 

Revoredo y su hijo Cristian quieren que Prosegur siga creciendo y para ello hace unos meses removieron toda su cúpula: Fernando Abós se convirtió en CEO de Prosegur Security, con el interés de lograr la expansión la compañía en Estados Unidos; el influyente Javier Cabrerizo se convirtió en CEO de Prosegur Alarms, dedicada al negocio de las alarmas, y en presidente de Movistar Prosegur Alarmas; y Javier Ron cambia la dirección de Estrategia para convertirse en CEO de la nueva división Prosegur Tech, con la que quieren acelerar el desarrollo y crecimiento de los negocios tecnológicos. 

Telefónica le hace un roto de 80 millones de euros

La experta en alarmas vendió el 50% de su negocio hace casi cuatro años a Telefónica, que le cedió acciones en febrero de 2020 por valor de 305 millones de euros que hoy, tras la incapacidad de los gestores de la teleco para mantener su valor, se han depreciado en 130 millones (en realidad la pérdida ronda los 80, ya que durante este tiempo han obtenido 51 en dividendos). 

El resultante de este pacto, la compañía Movistar Prosegur, acaba de cerrar alianza para vender seguros con Línea Directa, que dice que esta "es la primera alianza que alcanzamos y en el futuro, en función de los resultados y de las sinergias, se podría pensar en más iniciativas conjuntas que beneficien a los clientes de ambas sociedades". 

COMPARTIR: