01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Los voluntarios de esta ONG acompañan a los inmigrantes a los aeropuertos en sus viajes a la Península y alegan que llegan de la guerra de Mali

Cruz Roja, señalada por su gestión de la crisis migratoria: Incumplimiento de protocolos y polémicos traslados

Cruz Roja Canarias está en el punto de mira.
Cruz Roja Canarias está en el punto de mira.
Elcierredigital.com accede en exclusiva a los testimonios de algunos miembros de la popular organización internacional, dirigida por Antonio Rico en Canarias que consiente la ocupación de cargos directivos entre familias, algo prohibido en la ética de esta ONG. Rico supo de la existencia previa del virus covid-19 hacia las Islas, por lo que los voluntarios de este colectivo recibieron cursos de preparación ante una pandemia, semanas antes del confinamiento.

Según algunos testimonios, Cruz Roja Canarias tuvo conocimiento previo del movimiento migratorio africano con rumbo masivo al archipiélago sin que el presidente autonómico tomara medidas de prevención, careciendo esta ONG de suficientes pulseras identificativas para los migrantes recién llegados.

Lo cierto es que Cruz Roja de Canarias se encuentra en el punto de mira durante estas últimas semanas. Primero fueron los vídeos que se hicieron virales y que mostraban como algunas voluntarias de esta ONG participaban en fiestas privadas en hoteles de cuatro estrellas en Gran Canaria con inmigrantes irregulares magrebíes y subsaharianos, incumpliendo la normativa de esta asociación que “prohíbe relaciones personales entre voluntarios y beneficiarios”, lo que dio lugar a que se abrieran expedientes disciplinarios, según indican algunos miembros de Cruz Roja en declaraciones a elcierredigital.com.

La responsabilidad de todo lo que está sucediendo con esta ONG, recae sobre su presidente autonómico, Antonio Rico, indican voluntarios de Cruz Roja Canarias, que tienen miedo de sufrir represalias por contar “los desmadres que se producen con la gestión de la asistencia a los inmigrantes irregulares llegados en pateras a las Islas”, señalan a este diario.

Recientemente se ha prohibido de forma expresa a los voluntarios que informen sobre “la cuarentena del complejo Vistaflor, en Gran Canaria, -incluido en el programa humanitario del Ministerio de Migraciones-, por existir positivos en covid-19, tanto entre los migrantes africanos como entre los voluntarios de esta organización social”.

Antonio Rico, presidente de Cruz Roja Española en Canarias.

De hecho, el responsable regional de Cruz Roja en el archipiélago, Antonio Rico, fue reprendido por su gestión en una visita realizada durante esta “crisis de pateras” por el presidente nacional de Cruz Roja, Javier Senet, hecho que pone de manifiesto que “este presidente regional ya fue invitado a retirarse de esta asociación en dos ocasiones anteriores”, relatan fuentes consultadas de esta ONG al periódico que añaden que “Rico lleva muchos años vinculado a Cruz Roja y aunque no cobra un sueldo, sí presenta facturas de dietas". Y especulan, "Incluso podría usar este cargo como futuro trampolín a la política, un trampolín muy cercano a los socialistas canarios”. 

Pero aquí no acaban los supuestos escándalos del presidente de Cruz Roja Canarias. Algunos voluntarios sostienen que "en Cruz Roja había información previa a la llegada del covid-19 a España semanas antes de que el gobierno español decretara el Estado de Alarma, pues se impartieron cursos de formación entre enero y febrero de 2020, para el entrenamiento de sus miembros en el uso de Equipos de Protección Individual (EPI), adelantándose al confinamiento”.

                                                                             Fiesta de la Cruz Roja con inmigrantes.

Los voluntarios también alertan del conocimiento previo, por parte de Cruz Roja, de una llegada masiva de inmigrantes irregulares en pateras y cayucos al archipiélago canario a través de miembros de esta ONG destinados en Senegal. Sin embargo, aseguran que “la directiva de Cruz Roja Canarias, no tomó medidas de prevención antes de que se desencadenara esta avalancha migratoria”, lo que supondría un error en la gestión de Rico.

Además, en algunas reuniones sobre la crisis migratoria entre directivos de Cruz Roja con el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, “el presidente autonómico de la ONG restaba importancia a la necesidad de materiales para dar asistencia a los migrantes cuando el presidente Morales, sí estaba dispuesto a colaborar, incluso Rico, llegó a expresar que los migrantes llegados en pateras, podían aguantar unas horas sin agua, cuando la provisión de agua es fundamental en todas las acciones de esta ONG”, explican de manera crítica, fuentes consultadas por este medio.

Duplicidad en identificación de inmigrantes

Una de las consecuencias directas de los errores de Cruz Roja se ha manifestado en las reseñas de identificación de los inmigrantes irregulares por parte de esta entidad, al carecer esta ONG de fichas y pulseras suficientes, aclaran voluntarios.

“Las hojas de identificación se acababan y por tanto, se entregaban pulseras verdes vinculadas a un estado saludable o, pulseras de otros colores cuando los migrantes daban positivo en covid-19 u otras enfermedades, repitiendo idénticos números de asignación para distintos migrantes, es decir, varias personas portan pulseras con el mismo número identificativo, por lo que se duplican perfiles”, explican estas fuentes.

Una voluntaria de Cruz Roja de fiesta con imigrantes.

Otro error que le atribuyen es el desmantelamiento, semanas previas al comienzo de esta migración masiva, del campamento instalado en el municipio de Agüimes, muy cercano al puerto estatal de Arinaga. Desmantelamiento que consideran incomprensible pues estas instalaciones contaban con materiales nuevos y baños preparados para esta contingencia, “pero nadie entiende esta decisión”, critican fuentes de Cruz Roja, que concretan que “se han comprado 400 carpas para alojar inmigrantes, a la espera de que algunas sean designadas para Canarias”. Aún así, estos voluntarios de la ONG responsabilizan a la directiva de la mala gestión.  

Esta organización, asegura que no se está cumpliendo el plan del Ministerio de Migraciones, pues los migrantes, son trasladados en barco de Gran Canaria a Tenerife diariamente sin apenas ejecutar expulsiones a sus países de origen, lo que parece contradecir el anuncio de los ministros de Interior y Migraciones. Por otra parte, los migrantes están siendo desplazados de nuevo del Campamento Barranco Seco a hoteles, cuando parecía que la política de la isla se encaminaba a que los hoteleros recuperasen su actividad turística a partir del 1 de enero de 2021. Se teme que esto pueda generar un conflicto social que podría llevar a desalojar a los inmigrantes irregulares de las instalaciones hoteleras, según anuncian fuentes policiales consultadas.

La ética de Cruz Roja

Esta organización humanitaria tiene prohibido en su código ético el enriquecimiento económico de sus miembros, así como el nombramiento directo de familiares para ocupar cargos directivos, pero en Gran Canaria, esta ONG ha incumplido esta norma, según explican los voluntarios denunciantes de esta situación.

“La directiva de Cruz Roja de San Bartolomé de Tirajana, es un claro ejemplo del 'enchufismo' de familiares de algunos cargos directivos. Una de las cuñadas de un miembro de la cúpula de la ONG, es la abastecedora de los miles de bocadillos repartidos a diario a los inmigrantes irregulares alojados en el Muelle de Arguineguín”, cuentan a elcierredigital.com.

 Migrantes atendidos por Cruz Roja a su llegada a Canarias.

“El menú diario de los migrantes refugiados en las carpas de este puerto era de un bocadillo con un zumo,  comida que se les entregaba tres veces al día, con un coste, al parecer de 6 euros el menú. Solamente, en un reparto de desayuno, mediodía o cena, la cuñada, repartía alrededor de 1.000 bocadillos, contabilizando un total de unos 4.000 menús a diario, por tanto, esta señora se ha embolsado miles de euros todos los días”, subrayan con indignación.

Por otra parte, los voluntarios de Cruz Roja recibían el mismo menú que los migrantes, aunque no tienen claro sí eran también sufragados por la ONG o por la Delegación de Gobierno.

“Otro de los directivos de Cruz Roja en San Bartolomé de Tirajana tiene a su esposa trabajando en uno de los comités comarcales; un hijo de otro directivo en esta ONG, es el responsable del equipo de respuesta inmediata en emergencias de ayuda humanitaria, pero a su vez, su pareja, es la gestora del complejo hotelero denominado Puerto Rico”, afirman, apuntando también que “Cruz Roja tiene mucho dinero para sus actividades y cuando lo gastan, acaban pidiendo fondos a comités locales más pequeños, con la negativa a veces de algunos miembros a firmar ciertas facturas”.

Los voluntarios recuerdan que el expresidente de Cruz Roja, Juan Manuel Suárez del Toro, absuelto finalmente por la Audiencia Nacional por la salida a Bolsa de Bankia, también fue presidente de la Caja Insular de Ahorros de Canarias, pero “entendemos que un cargo de esta ONG, debería tener otro tipo de perfil, ya que esta institución se creó con fines benéficos, no para que fuera presidida por banqueros”, opinan.

Aunque los presidentes de Cruz Roja no ganan un salario, pueden presentar gastos de representación, dietas o movilidad, mientras que los directivos comarcales u otros trabajadores, pueden tener una nómina cuyo montante ascendería a una cantidad de entre 2.000 a 3.000 euros mensuales, explican voluntarios.

Además, se quejan de que algunos miembros tienen relación o afiliación con partidos políticos, imágenes públicas en campañas electorales, y aseguran que esta es otra cuestión totalmente prohibida en Cruz Roja. 

Migrantes sospechosos de yihadismo

Para algunos de estos voluntarios y según sus testimonios tras llevar a cabo una observación del comportamiento de los migrantes, han podido apreciar “señales” que les “conduce a la sospecha de una presunta vinculación con el yihadismo”, por lo que han dado cuenta inmediatamente a la Policía Nacional, que ha abierto las investigaciones pertinentes. 

Aseguran que algunos de estos migrantes presentan cicatrices por heridas de guerra o por el uso de armas en conflictos bélicos, como la inflamación de los pómulos de la cara o callosidades en las manos. También declaran que es habitual realizarse tatuajes cuando se hace el servicio militar marroquí o se ha pertenecido al ejército en los países africanos. Señales que algunos de los llegados muestran en su piel. 

Perfiles de migrantes llegados

Los marroquíes suelen mostrar más radicalización con los temas religiosos mientras que los subsaharianos, llegados en pateras, suelen señalar como su motivación principal la oportunidad de comenzar una vida nueva tras huir de conflictos bélicos, explican desde la ONG.

La información que según estas fuentes disconformes manejan los voluntarios de Cruz Roja sobre los perfiles de migrantes procedentes de Marruecos, es que estas personas llegan a las costas canarias con algunas enfermedades físicas o patologías mentales. 

En algunas ocasiones, los migrantes que se trasladan desde Senegal hacia Mauritania, para embarcar con destino a Canarias, suelen pagar unos 400 euros al cambio con la moneda local, lo que para ellos supone una elevada cifra económica.

 

Incumplimientos humanitarios

El Proyecto Esfera, es un postulado de principios básicos fundamentales para la cooperación del que participa Cruz Roja, pero ante esta situación han faltado mantas, ropa y agua. A cada diez beneficiarios les debe corresponder un baño sin embargo, en algunos centros de Gran Canaria donde se han acogido inmigrantes, se han dado situaciones en las que 20 duchas eran compartidas por 200 personas. Y sin la adecuada distancia de seguridad en las habitaciones a pesar del covid-19, indican.

Los inmigrantes irregulares tienen derecho a asistencia jurídica cuando llegan pero este servicio no se estaba aplicando, ni se habían procurado traductores para recoger los testimonios de los migrantes hasta que la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, junto a algunos voluntarios, “insistimos en estos derechos y el Colegio de Abogados de Las Palmas de Gran Canaria, estableció una carpa en el Puerto de Arguineguín, para prestar esta asistencia”, exponen.

COMPARTIR: