27 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En la actualidad tres trabajadores del centro se encuentren de baja debido a lesiones provocadas en sus intervenciones

Los funcionarios de prisiones denuncian el aumento de la conflictividad en Alcalá-Meco

Prisión de Alcalá-Meco.
Prisión de Alcalá-Meco.
El sindicato de ACAIP-UGT ha lanzado un comunicado denunciando el aumento de la conflictividad en el centro penitenciario de Alcalá-Meco, lo cual ha provocado que en la actualidad tres trabajadores del centro se encuentren de baja debido a lesiones provocadas en sus intervenciones. Según el comunicado, la conflictividad está provocada por la tipología de los internos que alberga la prisión, plagado de internos jóvenes, con edad comprendidas entre 18 y 21 años, provenientes de centros de menores.

La sección sindical de ACAIP ha realizado un comunicado en que se informa “de la deriva que se está produciendo en el centro penitenciario de Madrid 2, que en los últimos tiempos se está produciendo y cuyo origen se encuentra en el alarmante aumento de la conflictividad entre la población reclusa, lo que está derivando en una progresiva degradación de la convivencia entre internos”

En la nota se explica que en Alcalá-Meco “se está convirtiendo prácticamente en habitual que se produzcan incidentes, como lo acontecido, a modo de ejemplo y debido a la extensión del mismo, en el día de ayer, cuando 12 internos pertenecientes a los módulos 1, 2, 3 y 4 tuvieron que ser trasladados al módulo de aislamiento a consecuencia de los incidentes regimentales provocados a lo largo de la jornada”.

Además, ACAIP-UGT señala que la mayor parte de la conflictividad está provocada por la tipología de los internos que alberga la prisión, ya que, desde hace tiempo, Alcalá-Meco es centro de destino de internos jóvenes, con edad comprendidas entre 18 y 21 años, parte de los cuales proceden de centros de menores y este sindicato ya ha denunciado en ocasionas la falta de idoneidad del centro para albergar este tipo de población reclusa (antigüedad de la prisión, disposición arquitectónica, carencia de medios personales, etc.) que requiere de una intervención más especializada tal y como contempla la normativa penitenciaria

Además, el sindicato que defiende los intereses de los funcionarios penitenciarios denuncia que “en la actualidad hay tres trabajadores del centro de baja debido a las lesiones que presentan a consecuencia de actuaciones realizadas a este tipo de internos, ya sea por agresión directa, bien al intentar reducirlos debido al estado de agresividad en el que se encontraban”.

Jesús, interno en la prisión de Alcalá Meco:

Prisión de Alcalá-Meco.

“A todo ello debemos agregar la situación de continuo estrés que genera este tipo de situaciones que se vienen repitiendo un y otra vez entre la plantilla del centro, especialmente entre los compañeros que continuamente prestan servicio en los módulos más conflictivos y máxime si tenemos en cuenta el déficit de funcionarios que venimos arrastrando desde hace ya demasiado tiempo y la sensación de dejadez que se transmite a los trabajadores penitenciarios por parte de quien debe poner solución a estos problemas y parece mirar hacia otro lado” alegan en el comunicado.

Por último, ACAIP-UGT expresa que “en el momento presente, el centro penitenciario de Madrid 2 se encuentra dividido en dos zonas, tradicionalmente denominadas cumplimiento y preventivos, siendo esta última zona en la que se concentran el mayor número de incidentes, debido a las características de los módulos que alberga”.

“Si a ello sumamos la ausencia de rotación de puestos en el centro y que hay compañeros que ya llevan demasiados años soportando sobre sus hombros este tipo de situaciones, las perspectivas a corto plazo no parecen las mejores, por lo que demandamos la adopción de medidas por parte de los responsables de que hayamos llegado a esta situación y que, así no tengamos que lamentar alguna situación más grave en el centro que, lógicamente, todos queremos evitar” terminan denunciando.

COMPARTIR: