20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una vez que agotadas todas las vías judiciales en España, todavía existe la opción de reclamar ante la Justicia Europea

Qué hacer para demandar ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Una vez que han sido agotadas todas las vías judiciales ante los tribunales españoles, los ciudadanos todavía tienen la posibilidad de reclamar ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, uno de los mecanismos de protección más desarrollados del mundo. Para prosperar con la demanda, contar con el asesoramiento de abogados especializados conocedores de los procedimientos internacionales, los tratados que se aplican, así como la jurisprudencia que los interpreta, es fundamental.

Hay justicia más allá del Tribunal Supremo. Una realidad que en España parece no contemplarse a pesar de que, una vez que han sido agotadas todas las vías judiciales ante los tribunales españoles, todavía existe la opción de reclamar ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Sin embargo, los españoles no miramos hacia Europa en este sentido, en parte, por la falta de cultura política y jurídica con respecto a la jurisprudencia europea. Por ello, contar con el asesoramiento de abogados especialistas en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, es el primer paso para revertir esta situación y contribuir a la construcción de un sistema legal y judicial español que se caracterice por el absoluto respeto por los derechos fundamentales de los ciudadanos.

De hecho, en España no acostumbramos a acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos como sí ocurre en otros países de nuestro entorno. Como Francia, que desde la creación de este tribunal en 1959 y hasta el año 2017, ha presentado un total de 31.652 demandas. Otros países como Alemania han presentado 29.620, o Italia, donde el número de reclamaciones se dispara hasta las 37,882. España, sin embargo, ha presentado tan solo 11.729, de las cuales 157 han sido aceptadas y llevadas a juicio.

Pocos españoles recurren a la Justicia europea. 

No debemos olvidar que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos es uno de los mecanismos de protección de los derechos humanos más desarrollado del mundo, y no solo sirve como último recurso para muchos ciudadanos europeos que buscan justicia, sino también como fundamento para defender esos derechos. 

Recordemos el caso Valenzuela Contreras, que obligó a España a introducir cambios legislativos en nuestra legislación penal, pues se evidenció que los jueces españoles se hallaban interviniendo comunicaciones telefónicas, sin que existiera un marco legal que lo habilitase. Y es que la Justicia europea crea jurisprudencia a través de sus órganos judiciales, permitiendo a los ciudadanos buscar lo que consideran que es justo.

Aunque no se trata de un procedimiento complicado para el demandante; debido al gran porcentaje de casos que son inadmitidos por motivos procesales, sí es aconsejable rodearse de los mejores abogados en España a la hora de defender el caso, quienes deben ser expertos en la materia, contar con una alta cualificación y un amplio estudio de convenios y reglamentos. Unas aptitudes que RINBER Abogados representa con creces. Con más de 20 años de experiencia profesional, sus especialistas conocen todos los trámites relacionados con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, los procedimientos internacionales, los tratados que se aplican, así como la jurisprudencia que los interpreta. Además, dominan los procedimientos adecuados para la preparación de demandas, de modo que sean aceptadas ante el Tribunal, y no se queden en la mera presentación.

De hecho, es el primer despacho de abogados especializado en la defensa de este tipo de situaciones, cuya singularidad hace indispensable contactar con nuestros abogados especializados en la materia.

Para acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, deben haberse agotado todas las vías. Es decir, una vez que el Tribunal Constitucional diga la última palabra, un ciudadano español podrá acudir a la Justicia europea para hacer valer sus derechos y condenar a España por aquellas resoluciones judiciales dictadas desde la vulneración de los derechos fundamentales de las personas.

COMPARTIR: