22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Grupos Antifascistas apoyan a los menores tutelados y condenan las acciones de los habitantes del popular distrito madrileño

Menas de San Blas: Los vecinos, hartos de agresiones, piden que se vayan los menores del barrio

Concentración en San Blas contra los menas.
Concentración en San Blas contra los menas.
Los vecinos del distrito madrileño de San Blas, hartos del aumento de robos y agresiones por parte de los menas, según apuntan estos, se concentraron para pedir la expulsión del barrio de estos menores tutelados no acompañados. Ante los hechos grupos antifascistas, como "San Blas Canillejas en Lucha", han emitido un comunicado para defender a los menores y condenar las actuaciones de los residentes. Las cuales las califican de 'racistas'. En agosto Casa de Campo ya tenía problemas con los menas.

El pasado miércoles las calles del distrito madrileño de San Blas se llenaron de un millar de personas, mayoritariamente jóvenes, para pedir la expulsión de los menas del barrio .

El conflicto de los vecinos con los menores tutelados por la Comunidad de Madrid se origina después de que los residentes del distrito madrileño llevan soportando durante semanas un incremento de los casos de robo desde que estos menores llegaron al barrio, según han alegado los vecinos.

La Policía confirmó que en las últimas semanas han aumentado los datos de robos en la zona, sobre todo los asaltos a personas que llevan un teléfono móvil.

El último incidente, que provocó la manifestación, fue la agresión de varios menas a dos chicos que portaban palos con clavos y correas para robarles. Los hechos sucedieron cerca de la medianoche del martes en el madrileño barrio de Las Rosas, concretamente en la calle Fráncfort.

Vídeo de la agresión al joven

Por causas que ahora se investigan, se inició un enfrentamiento entre varios jóvenes y cuatro de ellos la emprendieron a palos contra otros dos, que corrían por la calle dirección al Paseo de Ginebra. Uno de los heridos se encuentra en estado muy grave, según fuentes médicas.

Tras lo acontecido, la Policía Nacional inició una búsqueda por la zona y ya ha identificado a dos personas, por lo que esperan prontas detenciones y la investigación continúa abierta

Gritos contra los menas

Cuando llegaron al barrio estos menores, tutelados por el gobierno madrileño de la región, se alojaron en dos pisos, uno de ellos en la avenida de Guadalajara. Por este motivo, la concentración acabó protestando frente a un bloque donde hay dos pisos en los que residen menores magrebíes.

Los manifestantes, todos con mascarillas y respetando la normativa de seguridad sanitaria, aportaban dos pancartas donde se podía leer el siguiente texto: "Contra nosotros no hay quien pueda: menas no". Estos vecinos se han paseado por las calles gritando su rechazo a los menas.

Muchedumbre pidiendo la expulsión de los mena.

Fue necesaria la colaboración de la Policía Nacional para que se evitara cualquier tipo de problemática y que la situación, ya crispada, fuera a mayores.

Asociaciones antifascistas denuncian racismo

Al ver la repercusión mediática de la concentración y ante los mensajes que se manifestaron del tipo: “Ni un puto mena en San Blas”, la organización sin ánimo de lucro SOS Racismo Madrid ha calificado los hechos de racismo y han condenado lo sucedido.

Además la asociación pide a la policía que investigue a los manifestantes por “incitación al odio” como mínimo, por “violar las medidas de confinamiento”.

Manifestantes insultando a menas.

A esta petición también se ha sumado otra organización “San Blas Canillejas en Lucha” que ha emitido un comunicado donde muestran su apoyo a los menores. A los cuales los califica de “menores en situación de desamparo”. Asimismo, San Blas Canillejas en Lucha condena firmemente las agresiones a los menas.

Por su parte el Ayuntamiento de Madrid a través de su portavoz, Inmaculada Sanz, ha querido manifestar su postura sobre el tema. “Nos consta la tensión existente en el barrio por el incremento de algunos delitos. Lo que va a hacer el Consistorio es aumentar la presencia de policía municipal en las calles para dar respuesta a las peticiones de los vecinos”.

Una disputa que viene de lejos

El problema con los menas en la ciudad de Madrid no es novedoso. Ya hace tiempo que los madrileños están en un conflicto con los menores tutelados no acompañados.

Sin ir más lejos, los residentes del distrito de Casa de Campo el pasado verano denunciaban que se sentían inseguros tras el auge de casos de robos producidos en la zona, a los que achacaban los vecinos a estos menores.

Una de las últimas agresiones que fueron cometidas supuestamente por estos menores, de la que tuvo notificación la Asociación de Vecinos de Casa de Campo, fue el caso de una señora de 72 años, la cual la sorprendieron en las cercanías de su casa, en la Avenida Padre Piquer, entre estaciones de metro de Campamento y Empalme.

La víctima presentó denuncia en la comisaría, acompañada de una amiga al estar muy afectada por el sucesos, solamente pudo identificar a dos de los ladrones como “dos jóvenes marroquíes”, por su aspecto aunque no supo identificar bien la edad de los supuestos delincuentes. Así lo recogió el diario La Razón.

La incidencia de delincuencia en esta zona ya era elevada a comienzos del verano. Según informó el Sindicato Unificado de Policía (SUP) a un diario, tres de cada cuatro menores detenidos en Madrid son extranjeros no acompañados. El sindicato emitió una nota con estos datos. En ella se explicaba que varios de estos jóvenes han producido atracos y asaltos violentos a vecinos, “generando alarma social entre los ciudadanos sobre la situación de estos menores”.

El SUP Madrid quiso dejar claro que éste no es " un problema de racismo" y que la Policía Nacional “hace su trabajo”. Y añadieron que no todos los menas que están en nuestro país comenten delitos", ha indicado el sindicato, que ha cifrado entre un 15% y un 20% el que delinque de una forma reiterada.

Los datos estadísticos citados provienen del Grupo de Menores (GRUME) de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Madrid, que se encarga de la tramitación de atestados con menores detenidos, independientemente de su nacionalidad.

Según ha informado el sindicato, los delitos que más cometen son robos con violencia e intimidación (tirones, la técnica de 'mata león' o robos con arma blanca, entre otros) y, en menor medida, robos en interiores de vehículos, lesiones entre ellos y agresiones a los educadores.

El cansancio de los vecinos

Los vecinos de estas zonas están muy cansados de los continuos problemas, que según ellos, ocasionan la presencia de los menores en estos distritos. Y reclaman más presencia policial. "Hemos ido a la comisaría y nos han dicho que los detienen pero que no pueden hacer nada, ya que no se toman medidas contra ellos", ha indicado uno de los vecinos que se manifestó en San Blas.

No había calles del barrio donde no se escucharan gritos de :"Estamos hartos, hartos y hartos". El hastío llega a tal grado que desencadena una profunda desesperación, ante una situación a la que no llega una solución.

"Hay dos casas tuteladas en este barrio pero no sabemos donde está los responsables de esta gente", mostraba su reacción indignada otra de las personas que acudió a la concentración.

 

COMPARTIR: