20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este joven de 39 años domina tanto la presidencia como el parlamento del país centroamericano revolucionando la comunicación política

Nayib Bukele, el triunfo político de las redes sociales: El hombre que controla el poder en El Salvador con el apoyo popular

Nayib Bukele.
Nayib Bukele.
El pasado mes de febrero el partido político de Nayib Bukele, Nuevas Ideas, arrasó en las elecciones legislativas dos años después de controlar la presidencia de El Salvador. El político, a pesar de las críticas exteriores, tiene un gran apoyo en el interior del país y ha destacado en la comunicación política por el uso de las redes sociales, aunque ha tomado decisiones consideradas controvertidas como cuando invitó al Ejército a entrar en el Parlamento al negarse éste a aprobar una Ley.

El Salvador celebró elecciones legislativas el pasado mes de febrero y el hoy presidente Nayib Bukele fue el primero en anunciar su victoria en Twitter, red social que ha sido fundamental para su carrera política, antes de que se terminara el recuento de votos. Es más, sólo se habían contabilizado el 10% de los mismos. El día antes, todas las encuesta daban la mayoría a su partido político Nuevas Ideas.

A pesar de las acusaciones internacionales de poner fin a la separación de poderes en el país hispano, lo cierto es que Bukele, a sus 39 años, ha conseguido un consenso mayoritario entre los habitantes del país. Algo que no ocurría desde hace muchas décadas. Después de la dictadura militar de los años 80 y de la guerra civil de los 90, el país vivió en un bipartidismo entre ARENA, de derechas, y FMNL, de izquierdas. Un equilibrio que ha roto el joven Bukele. 

Revolucionando la comunicación política 

Aunque Bukele militó en el principal partido político salvadoreño de izquierdas, el citado FMLN, pronto se separó de cualquier vínculo con la política tradicional y en las elecciones presidenciales de 2019 se posicionó fuerte en una campaña que algunos calificaron de fenómeno mediático pero que le llevó a la presidencia del país. 

Aunque en un principio se negaba a vincular su partido Nuevas Ideas a ninguna ideología en concreto, en la última campaña se ha definido como centroderecha. Sin embargo, el partido FMLN lo acusa de ser de extrema derecha y filtró que no fue él quien dejó el partido sino que fue expulsado por sus "actitudes polarizantes". Una filtración que no ha dañado a su popularidad. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Nayib Bukele 🇸🇻 (@nayibbukele)

Chaqueta de cuero, gorra de béisbol y un lenguaje cercano, unido a su hábil manejo de las redes sociales han conseguido lo que algunos medios latinoamericanos ya califican como nuevo estilo político. 

Durante el primer año de su presidencia ha usado la red Twitter para criticar al Parlamento, donde no tiene el control, cada vez que no aprobaba uno de sus proyectos de ley. Un uso rápido y populista de la red que ha hecho que algunos le comparen con Donald Trump

Su momento más polémico se  produjo cuando dio al Ejército la orden de ingresar en el Parlamento después de que la cámara se negara a aprobar un crédito para aumentar la financiación de las Fuerzas Armadas. 

Las acusaciones de autoritarismo no se hicieron esperar y la campaña a nivel internacional en su contra, fue enorme. Unas críticas que parecen no tener eco en el interior del país, que ahora ha refrendado el poder de Bukele. 

Tal vez parte del apoyo popular que ha conseguido recabar se deba a su éxito en la lucha contra la criminalidad, uno de los principales problemas del país centroamericano. Por otro lado, su gestión de la crisis del coronavirus también ha ayudado a reforzar su imagen. 

Sin embargo, en el caso de la seguridad existe la duda sobre si Bukele se alió con alguna de las bandas que controlaban la delincuencia en las calles. Algo de lo que no hay pruebas como tal, pero que sí se ha comentado en los medios de comunicación salvadoreños.

Sin embargo, su mayor problema hasta ahora en su trayectoria política ha sido el juicio que le abrió el Tribunal Superior Electoral. Una proceso que aún no ha llegado a su fin y que tendrá que dilucidar la Corte Suprema del país. Máximo órgano de un poder, el judicial, que todavía no domina Bukele. 

La Primera Dama

Uno de los grandes apoyos de Bukele, es Gabriela Rodríguez, su esposa. La Primera Dama salvadoreña, de 35 años, ha formado parte de la campaña de imagen del líder Bukele. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Gabriela de Bukele (@gabydebukele)

Gabriela Rodríguez está doctorada en Psicología Prenatal y ejerció durante años como terapeuta especializada en relaciones entre padres e hijos. Su historia con Nayib Bukele comenzó en 2004 y estuvieron juntos una década hasta que se casaron a finales del año 2014 cuando comenzaba a destacar Bukele a nivel político, haciéndose con la alcaldía de San Salvador en 2015. En enero de 2019, en plena campaña electoral por la presidencia, tuvieron a su primer hijo, una niña a la que llamaron Layla.

COMPARTIR: