14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El hacker de Football Leaks, encarcelado en Portugal, reveló también secretos contractuales de los colombianos Falcao y James Rodríguez

Rui Pinto, la pesadilla de Cristiano Ronaldo: provocó su condena fiscal y la acusación por violación a la modelo Kathryn Mayorga

Rui Pinto ha sido la pesadilla de Cristiano Ronaldo.
Rui Pinto ha sido la pesadilla de Cristiano Ronaldo.
Con solo 23 años, el portugués Rui Pinto ha puesto en jaque al mundo del fútbol y ha sido una pesadilla para algunos de sus más destacados personajes, sobre todo los del entorno del famoso intermediario portugués Jorge Mendes, y principalmente de Cristiano Ronaldo, que por culpa de estas filtraciones vio prosperar una condena fiscal en España y la apertura de un proceso por presunta violación en Estados Unidos.

A pesar de su aspecto aniñado, Rui Pinto ha puesto en jaque al fútbol europeo. El pirata informático que desveló los detalles de los contratos de las mejores estrellas de este deporte ha puesto fin a sus andanzas en la red. Hungría, el país donde residía, ha decidido aceptar la orden de extradición para que sea juzgado en Portugal, lugar donde nació hace 27 años y donde ya ha sido encarcelado. Aunque los casos de Football Leaks hayan sido los más notorios, no han sido los únicos, la historia detrás del imberbe Pinto nos desvela que ha estado detrás de algunos importantes ataques informáticos en el viejo continente.

Para irnos a los comienzos de esta historia tenemos que remontarnos a 2016, cuando una serie de periódicos europeos se juntaron para publicar un conjunto de exclusivas que entreveían posibles evasiones fiscales de las principales figuras del mundo del fútbol. A la cabeza de ellos estaba el tabloide alemán Der Spigel, mientras que en España quien se hacía eco de estas informaciones era el diario El Mundo. Estas filtraciones, de las cuales lógicamente se desconocía la fuente, procedían de un portal que venía a imitar las intenciones de los WikiLeaks del defenestrado Julian Assange, cuyo nombre incluso imitaba puesto que se denominaba Football Leaks.

Objetivo Jorge Mendes y CR7

El portal se vio centrado sobre todo en el Real Madrid, en una época donde el representante Jorge Mendes era uno de los magnates que movían los hilos de esta industria con Cristiano Ronaldo como cabeza visible, aunque otros compañeros de profesión fueron víctimas de estos cables. De este portal procedían las pruebas con las cuales el crack de Madeira fue investigado por el fisco el pasado año y cuyas consecuencias le han llevado a pagar 18 millones de multa y aceptar una condena de 2 años de cárcel.

Cristiano Ronaldo, uno de los más perjudicados por Football Leaks. El caso Mayorga, en la foto, se reabrió por las filtraciones de Pinto.

Pero más que revelar acuerdos mercantiles entre clubes y operaciones de empresas tapadera, el culmen de las filtraciones, y probablemente lo que más daño ha podido hacer a CR7, llegó hace más de un año cuando Football Leaks publicó el acuerdo extrajudicial entre Cristiano Ronaldo y la modelo estadounidense Kathryn Mayorga por una posible violación. Esta filtración ha sido el origen para que autoridades americanas empiecen a investigar a la estrella lusa y se abra un proceso que le puede hacer mucho daño.

Tanto es así, que en estos días los medios de comunicación, tal como recientemente hemos sabido por la prensa italiana, han informado de que la Juventus, el actual club de Cristiano, quiere evitar que el de Madeira visite EE.UU. en la próxima pretemporada para evitar ser detenido y ha variado sus planes de pretemporada por esta causa, sustituyendo al parecer al país norteamericano por algunos países asiáticos.

Otra víctima importante de este pirata informático fue el delantero colombiano Radamel Falcao, casualmente también representado por el todopoderoso Jorge Mendes. Football Leaks desveló el entramado financiero para pagar el traspaso del colombiano entre el Manchester United y el Mónaco. Un trato que llevaba implícito el uso de paraísos fiscales para ahorrar dinero por parte de Dmitri Rybolóvlevl, multimillonario ruso dueño del club monegasco.

La información desveló una serie de contratos falsos de patrocinios de sociedades afincadas en las Islas Vírgenes y en Hong Kong. Una operación que Rybolóvlev se vio obligado a parar porque tenía detrás a los sabuesos de la UEFA, y cuyas consecuencias supusieron que el Mónaco empezara a vender a sus figuras para superar el control financiero del máximo organismo del fútbol europeo.

Radamel Falcao García.

Otro compañero de selección, James Rodríguez, también se vio involucrado en este escándalo y también es otro hombre de Jorge Mendes. El jugador ahora en el Bayern de Munich, al que el Real Madrid quería repescar este año tal como informó elcierredigital.com, sufrió las consecuencias de estas filtraciones y antes de llegar al Madrid fue denunciado por solo declarar algo más de un millón de euros en ingresos publicitarios, lo que se supo gracias a los documentos filtrados por Rui Pinto es que una sociedad pantalla emitió facturas falsas para blanquear 12 millones de euros.

La lista de víctimas de este chico no acaba en Jorge Mendes y sus principales figuras, es una lista inmensa donde aparecen desde el joven noruego Martin Odegaard, el luso Fabio Coentrao, el exazulgrana Xavi Hernández e incluso Neymar Junior. 

 

James Rodríguez, otra de las víctimas de las filtraciones de Football Leaks.

 

El enigmático personaje

Pero, ¿cómo es posible que un hacker de tan solo 23 años se haya metido hasta el tuétano de esta industria futbolística? ¿Quién es Rui Pinto? Este enigmático personaje ha sido supuestamente el causante de destapar los mayores escándalos del fútbol europeo. Con tan solo 23 años fue capaz de robar miles de correos electrónicos del Benfica, club afincando en la ciudad de Lisboa, acostumbrado a trabajar casi a diario con Jorge Mendes y en contacto directo con sus empresas.

Para conseguir toda esta información puede parecer que haya de tener una preparación informática muy avanzada, pues es todo lo contrario. Estudió Historia en la Universidad de Oporto y durante sus años en la Facultad de Letras decidió marcharse a Hungría para realizar una beca Erasmus.

Hungría ha sido el lugar donde acabó fijando su residencia habitual, donde finalmente fue detenido hace unos meses y desde donde ahora ha sido extraditado. Este no ha sido el primer ‘trabajo’ de Pinto como pirata informático ya que también se le relaciona en el hackeo de la seguridad del Caledonian Bank en una operación para transferir 3.000 dólares de manera irregular. En dicha maniobra fue pillado, lo que pasó es que la pericia de su abogado y el poco montante del traspaso solo supuso para Rui Pinto una pequeña multa.

Según una entrevista realizada al pirata en 2016 por Der Spigel, utilizando por aquel entonces un nombre falso, él se describía como fiel seguidor del fútbol pero quería destapar “un sistema extremadamente corrupto controlado por tres o cuatro agentes”. Pinto se catalogaba como una especie de Robin Hood sobre el poder que tiene este deporte en la sociedad desvelando documentos que de otra manera nunca verían la luz.

En dicha entrevista, mostraba su intención a fin de enseñar la información robada a las autoridades europeas porque destacaba la nula intención de la Justicia portuguesa para investigar estos asuntos, llegando a “sabotear” según él las pesquisas de otros vecinos europeos como los franceses. No tiene desperdicio nada de lo que dice.

Rui Pinto se encuentra ya en prisión preventiva en Portugal.

Además, lo que ha transcendido en la prensa portuguesa de la vida de Pinto es que es un tipo con extraordinarias capacidades y que sabe cinco idiomas, dos de ellos aprendidos de forma autodidacta.

El último episodio de esta rocambolesca historia ha sido su extradición desde Hungría donde fue detenido en enero. Finalmente el jueves 21 de marzo llegaba a tierras portuguesas acompañado por agentes húngaros, fue llevado en avión comercial y los medios portugueses no perdieron detalle de esta entrega. En concreto el Correio de Manha, uno de los diarios sensacionalistas de nuestros vecinos y que además posee un canal de televisión, ha mostrado las escenas en la que era acompañado por policías magiares hasta Lisboa y como era introducido en las jardineras del aeropuerto de la capital lusa. Posteriormente este viernes ha sido conducido para declarar ante las autoridades en el Tribunal de Instrucción Criminal.

La jueza María Antonia Andrade ha sido inflexible y como se esperaba ha decretado la prisión incondicional para el pirata informático. A Rui Pinto se le atribuyen seis delitos económicos. Habrá que estar atentos a la película porque parece que este no será el último capítulo de este entramado.

 

COMPARTIR: