14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Pedro Sánchez autorizó una inversión de 2.100 millones de euros en julio de 2019 para la fabricación de 348 vehículos de combate

El Gobierno concedió un contrato a la empresa de Jokin Aperribay cuando ya estaba siendo investigado por Estados Unidos

Jokin Aperribay, presidente de la Real Sociedad.
Jokin Aperribay, presidente de la Real Sociedad.
El Consejo de Ministros concedió en julio de este año un contrato millonario a un consorcio de tres empresas del que formaba parte SAPA, la empresa de Jokin Aperribay, presidente de la Real Sociedad y en agosto de este mismo año el Gobierno de Estados Unidos abrió un proceso criminal contra Aperribay en una corte de Virginia por la supuesta venta de armas a Irán por parte de Aperribay, que estaba siendo investigado por la CIA estadounidense desde hacía diez años.

El gobierno de Pedro Sánchez adjudicó un contrato de 2.100 millones de euros a un consorcio de empresas de la que forma parte Sapa Placencia de las Armas, la empresa de Jokin Aperribay, presidente de la Real Sociedad, investigada por el gobierno de Estados Unidos por la venta de armas a Irán.

El Consejo de Ministros autorizó en julio de 2019 la celebración de un contrato para la fabricación por valor de 2.100 millones de euros de 348 vehículos de combate sobre ruedas 8x9, parte de los cuales se construyen en la empresa de Aperribay, situada en la localidad guipuzcoana de Andoain.

Uno de los viejos blindados usados por el ejército español.

Según el contrato, los licitadores del primer tramo de producción de VCR 8X8, en sus 13 diferentes configuraciones, son el consorcio integrado por Santa Bárbara Sistemas, Indra y SAPA. El objeto del contrato es "renovar la flota de vehículos de combate de distintos modelos y tipos existentes en el Ejército de Tierra con un único modelo de vehículo basado en una arquitectura abierta y modular".

El Ministerio de Defensa invirtió 2.100 millones de euros hasta el año 2030 en el desarrollo y construcción de estos nuevos vehículos blindados sobre ruedas, conocido como "Dragón". La inversión autorizada entonces por el Consejo de Ministros permitirá incorporar 348 de estos nuevos vehículos que se irán entregando progresivamente hasta el año 2025.

El desarrollo de este programa incidirá en las economías de Andoain (Guipúzcoa), Alcalá de Guadaira (Sevilla), Trubia, (Asturias) y Aranjuez (Madrid), ya que en estas poblaciones están las plantas de producción de las empresas que participan en el proyecto. En total, se calcula que la producción del nuevo vehículo blindado generará unos 650 puestos de trabajo directos, y otros 1.000 indirectos.

La oposición en el Congreso a Pedro Sánchez se pregunta ahora si el Consejo de Ministros sabía que Jokin Aperribay estaba siendo investigado por las autoridades estadounidenses, tal y como ya publicó elcierredigital.com.

COMPARTIR: